• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Corte Inglés pone a la venta sus centros de Puerta del Sol y Portal de l'Àngel

El Corte Inglés pone a la venta sus centros de Puerta del Sol y Portal de l'Àngel

Por Jaime Martinez

1 oct 2021

Empresas

Photo Credits: Centro comercial de El Corte Inglés en el número 10 de la Puerta del Sol, Madrid. El Corte Inglés, fotografía de archivo.

El Grupo español de grandes almacenes El Corte Inglés, una de las compañías de distribución de mayor volumen y significado de todo el país, sigue adelante en su ambicioso plan de optimización y reestructuración de su red comercial, y en particular a lo que atañe a su nueva política dirigida a reducir su huella en el ámbito comercial. Acción que en esta ocasión la compañía busca llevar a cabo mediante la puesta a la venta de dos de joyas inmobiliarias, ubicadas no sino en las zonas más prime de las dos principales ciudades comerciales de todo el país: Madrid y Barcelona.

La decisión a este respecto del Grupo pasaría en estos momentos por la total puesta a la venta, con su consecuente salida, de los centro comerciales que actualmente mantiene operativos en el número 10 de la madrileña Puerta del Sol, uno de los rincones más icónicos de la capital de España, así como en el número 19 de la barcelonesa Portal de l’Àngel, considerada como la vía comercial más cara de todo el país. Operaciones para las que habría ya contratado los servicios de la consultora JLL y por las que, según adelantan desde el medio generalista El Confidencial, el Grupo esperaría llegar a recaudar cerca de unos 400 millones de euros en total.

Photo Credits: Centro comercial de El Corte Inglés en la Avda. del Portal de l'Àngel, 19-21, Barcelona. El Corte Inglés, fotografía de archivo.

Con la vista en llegar a recaudar unos cerca de 400 millones de euros

Según las fuentes cercanas a las negociaciones a las que habría tenido acceso el citado medio, en estos momentos Javier Catena, responsable inmobiliario del Grupo español, ya contaría con distintas ofertas encima de la mesa para ambos centros comerciales, de las cuales no todas se ajustarían a las demandas del Grupo. Que se habría encontrado incluso con ofertas por un valor de compra superior a la valoración de los centros, pero bajo la condición de que la compañía permaneciera en ellos bajo el régimen de alquiler. Una opción de “sale&laseback” que El Corte Inglés rechaza por entero, estando en su objetivo el firmar la venta de los inmuebles y abandonarlos en su totalidad, siguiendo así con el ejemplo de la operación de venta que llevó a cabo sobre su centro barcelonés de Frances Macià, por 150 millones de euros, el pasado julio de 2019.

En lo que respecta al centro comercial de la Puerta del Sol, actualmente la compañía lo destina a albergar en exclusividad su departamento de deportes, mostrando unas dimensiones y, sobre todo una rentabilidad, que no se ajustarían a los nuevos baremos que ha establecido la compañía como bases de su nueva estrategia sobre la actividad del retail. Contemplando para el caso concreto del inmueble su venta por unos 170 millones de euros, que podría realizarse de manera conjunta con la del inmueble contiguo. Un número 9 de la Puerta del Sol en propiedad del fondo de inversión estadounidense Kennedy Wilson desde mayo de 2015, para el que ambas compañías se habrían puesto en contacto para impulsar una venta conjunta de ambos activos por cerca de un total de 300 millones de euros.

Mientras tanto, en lo que ataña al centro del Portal de l’Àngel, sería en este caso el inmueble por el que desde El Corte Inglés habría comenzado a recibir esas ofertas de compra bajo la modalidad “sale&laseback”. Al igual que el espacio de la Puerta del Sol, el centro barcelonés también está destinado a albergar una oferta en moda deportiva, que la compañía termina de completar con moda, artículos audiovisuales y complementos, en lo que responde a una oferta especialmente dirigida hacia las generaciones más jóvenes. Un modelo de centro similar al que la compañía mantiene en su centro del número 1 de la valenciana calle Colón, con el que, al igual que en Sol, tampoco estaría generando la rentabilidad deseada. Razón por la que la compañía busca desprenderse de un activo que ha sido tasado en unos 200 millones de euros, y que forma parte de las estructuras del Grupo desde su adquisición en 1995, tras la compra llevada a cabo por parte de El Corte Inglés de su principal competidora Galerías Preciados, después de que esta entrase en suspensión de pagos y terminase cerrando las puertas de todos sus centro el 3 de julio de 1995.

Photo Credits: Centro comercial de El Corte Inglés en el número 10 de la Puerta del Sol, Madrid. El Corte Inglés, fotografía de archivo.

Avanzando hacia un nuevo modelo “experiencial”

La determinación de la compañía presidida por Marta Álvarez pasaría en estos momentos, en lo que al canal minorista físico se refiere, por tanto reformular la oferta como por desprenderse de todos aquellos centros comerciales que no cuenten ni con los metros ni con la rentabilidad suficiente como para alcanzar los baremos marcados por la compañía. Cuya nueva estrategia a este respecto pasaría por aumentar el valor de sus puntos de venta, impulsando su transformación en espacios de una mayor interacción que se perciban, ya no solamente como puntos de venta desde los que comercializar productos, sino también ofrecer servicios de alto valor añadido.

A este giro “experiencial” sobre su modelo de compras, la compañía la habría denominado “Experiencia El Corte Inglés”. Siendo el resultado de esa suma de artículos y oferta de servicios que el Grupo ya no solamente buscaría imprimir sobre la experiencia de compra de sus principales centros comerciales, sino sobre todo lo que forme parte y se ubique bajo el paraguas de la marca “El Corte Inglés”. Afectando así igualmente a los nuevos centros outlet, igualmente experienciales, en que la compañía se ha decidido a transformar un buen número de activos como sus centros El Corte Inglés de Arapiles, en Madrid; el de Marineda City, en La Coruña; el de Ferial Plaza, en Guadalajara; El Corte Inglés Costa Mijas, en la localidad costera y turística de Mijas; o el de Sevilla Este.

De manera paralela a estos ajustes sobre su cartera de activos inmobiliarios, como parte de esa misma diversificación en busca de mayores servicios que ofrecer a sus clientes, la compañía a lo largo de estos últimos meses no ha cesado a ampliar su modelo de negocio, adentrándose y profundizando en ámbitos relacionados con sectores tan diversos de la economía como los de la logística, las telecomunicaciones y la energía, la gestión de espacios de oficina, el sector turístico, alimentación la, finanzas o el sector hotelero. Industria esta en la que el Grupo ha permanecido operando a través de sus negocios junto a la familia Matutes en las cadenas “Only You” y “Ayre” —en este caso cuyos hoteles ambas partes decidían vender en su totalidad el pasado mayo de 2021—, y en la que ahora el Corte Inglés planea empezar a volar en solitario, con la reforma de los inmuebles con los que cuenta en las madrileñas calle de Goya, número 89, y Conde de Peñalver, número 3, que transformará en el que no será sino el primer hotel El Corte Inglés. Trabajos que ya han recibido el visto bueno por parte del Ayuntamiento de Madrid, y a los que la compañía de Marta Álvarez destinará una inversión de 6,8 millones de euros.

BARCELONA
CENTROS COMERCIALES
CIERRES
EL CORTE INGLES
MADRID