• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Corte Inglés creará una filial logística para competir con Amazon

Empresas

El Corte Inglés creará una filial logística para competir con Amazon

Por Jaime Martinez

30 dic. 2020

Madrid – Decidida a dar la batalla frente a un gigante como Amazon y a no perder el distinguido papel que la compañía ha logrado atesorar como una uno de los principales estandartes del comercio minorista nacional, el Grupo de grandes almacenes El Corte Inglés habría decidido reforzar su estructura empresarial con la creación de una nueva filial independiente dedicada a la logística. Una nueva empresa a la que quedarían vinculados todos sus centros logísticos y unas infraestructuras y activos que la compañía emplea en la actualidad para sus fines propios, y que a través de la nueva filial pasaría a poner a disposición de terceros como parte de una nueva estrategia empresarial que estima pudiera llevarla a triplicar su volumen de negocio, hasta alcanzar una facturación cercana a los 1.200 millones de euros.

Las intenciones de la compañía pasarían así, según fuentes de la empresa consultadas por El País, en aprovechar su actual estructura logística para crear esta nueva filial con la que de manera independiente, o incluso mediante acuerdos con otras compañías especializadas del sector, ofrecer a terceros unos servicios logísticos y de transporte “de principio a fin”. Trabajos con los que trataría de capitalizar el creciente auge del comercio y de los pedidos online, encargándose de realizar unos servicios de envío integrales que abarcarían desde la recogida de los productos en las propias fábricas y plantas de producción, hasta la última milla y la entrega de los paquetes en el propio domicilio de los clientes.

Una nueva filial independiente desde la que ofrecer servicios logísticos adaptados a las necesidades de terceras empresas

Con tal ambicioso objetivo, bajo el paraguas de la nueva filial logística de El Corte Inglés la compañía pasaría a depositar su actual estructura logística. Una red valorada en unos 400 millones de euros, según las fuentes conocedoras del proyecto consultadas por el citado medio, e integrada por sus cerca de 50 almacenes centrales y regionales, con los que logra sumar unos 1,2 millones de metros cuadrados de superficies, así como por los almacenes de sus distintos puntos de venta repartidos por España y Portugal. Espacios todos ellos parte de una división en la que actualmente emplea a cerca de unos 5.000 trabajadores, y unida por los millares de tráileres y camiones que diariamente se encargan de transportar las mercancías y artículos destinados a la venta en sus centros comerciales y supermercados.

Con la creación de esta nueva filial, el Grupo intentaría replicar éxitos empresariales como fueron la creación de Viajes El Corte Inglés o Seguros El Corte Inglés. Dos divisiones creadas para finalidades internas de la propia compañía, que finalmente se abrían a dar servicios a terceros lograron con ello disparar su facturación, hasta el punto de adquirir y consolidarse como empresas independientes dentro del Grupo. Una catalogación como compañías independientes que desde El Corte Inglés esperan que su nueva filial logística pudiera alcanzar en un año.

“Si a los clientes internos se incorporasen otros ajenos, el volumen de negocio logístico de El Corte Inglés se podría multiplicar por tres, hasta los 1.200 millones”, se encargaban de señalar a El País fuentes cercanas al proyecto, en el que desde El Corte Inglés llevarían trabajando cerca de dos años junto a las consultora Kearney y con el apoyo del grupo de inversiones estadounidense Goldman Sachs. Junto a quienes habría acabado por perfilar un plan que contemplaría el duplicar su actual plantilla destinada a logística, así como la construcción de hasta cinco plataformas logísticas de alimentación con distintas zonas térmicas.

Para liderar el proyecto, que se encontraría en estos momentos en su fase piloto a la espera de los resultados que se logren registrar durante este próximo periodo de Navidades y Rebajas que finalizará el 28 de febrero, la compañía habría recurrido a la figura de Francisco Bernal, con una larga trayectoria junto a compañías especializadas como DHL, Prosegur y SEUR. Directivo que habría colocado al frente de este proyecto con el que el Grupo tendría la intención de ofrecer a terceros unos servicios de logística “omnicanal adaptada a sus necesidades”, en los que incluiría desde el transporte hasta la instalación de productos, la entrega en tiendas de El Corte Inglés, servicios de transporte aéreo internacional, transporte de bienes y artículos de lujo y la entrega en el propio domicilio del cliente. Contemplando para tales fines, según las citadas fuentes, su asociación con “empresas no competidoras” o incluso la adquisición de alguna de ellas.

La creación de la nueva filial logística del Grupo vendría a sí mismo a entenderse como una de las mayores consecuencias generadas a partir del ambicioso plan de modernización y digitalización en el que se encuentra embarcada la compañía desde hace años. Proceso encaminado a mejorar su posicionamiento entre las nuevas generaciones de clientes, adaptando sus estructuras a sus nuevos modos y modalidades de compra. Objetivos que se materializaban recientemente con iniciativas como la creación de una renovada tienda online, el lanzamiento de un nuevo servicio “premium” con tarifa plana y entregas “en el día”, o con la incorporación de Bizum entre los métodos de pago para la formalización de las compras de sus clientes.

Photo Credits: El Corte Inglés.