Mango reabre sus tiendas en Europa

Madrid – La firma española Mango comienza su vuelta a la normalidad en Europa, región en la que ya ha comenzado a reabrir algunas de sus tiendas en diferentes mercados de relevancia. Un regreso a su actividad comercial que contrasta con la que la multinacional vive en su mercado natal, España. Donde el Gobierno de la Nación apunta a que las medidas de confinamiento y de paralización de su tejido económico “no esencial” se podrían prolongar hasta el próximo 10 de mayo.

Mientras tanto, la conocida compañía española confirma que la paralización de su actividad comercial ha llegado a “un punto de inflexión” en esta presente crisis del coronavirus COVID-19, con la reapertura de su parque de tiendas en Europa. Una desescalada que está comenzando por Austria y Holanda, donde las autoridades ya han permitido la apertura de 4 y 16 de sus tiendas respectivamente. Establecimientos a los que se espera que esta misma semana se sumen las otras 16 tiendas con las que Mango cuenta en Holanda, así como otras 42 tiendas en Alemania y cerca de unos 27 establecimientos en la República Checa, Letonia, Georgia, Chipre y Ucrania. Países cuyas autoridades ya han comenzado a reducir las restricciones a la actividad comercial “no esencial”.

“La prioridad de Mango es la salud de sus empleados y clientes”, subrayan desde la compañía a través de un comunicado. Por ello, y “en cumplimiento de las legislaciones locales”, la multinacional ha decidido adoptar ante estas reaperturas “medidas de seguridad y limpieza extraordinarias” en todos sus puntos de venta. Encontrándose entre ellas la de pasar a contar con un control del aforo de sus tiendas, una limpieza contínua de las mismas, la limitación de su horario comercial o la provisión de equipos de protección para empleados y clientes.

621 tienes abiertas para el mes de abril

Actualmente Mango cuenta ya con 135 puntos de venta abiertos al público en diferentes regiones del mundo. Cifra que espera elevar en aproximadamente 483 tiendas a lo largo de este mismo mes de abril, hasta alcanzar el número de los 621 establecimientos abiertos.

Esas 135 tiendas, actualmente ya operativas, corresponden a las reaperturas de las 4 de Austria, las 16 de Holanda y las 62 tiendas que Mango ha mantenido abiertas durante toda esta pandemia por coronavirus. Establecimientos que cuenta repartidos por 17 países en los que el brote ha tenido una menor incidencia, haciendo por tanto innecesarias las medidas extraordinarias de paralización de su economía. Destacándose entre ellos países como Finlandia, Noruega, Suecia, Corea del Sur, Indonesia o Bielorrussia.

Completa el número de estos establecimientos de Mango que ya han vuelto a abrir sus puertas, los cerca de 53 puntos de venta con los que cuenta la compañía en otros países como China. Donde parece que, “oficialmente”, la situación comienza a normalizarse y reabrían a lo largo de estas últimas semanas.

Mango frente al coronavirus: ventas online y acciones solidarias

Durante el tiempo que está durando toda esta presente pandemia por coronavirus, la multinacional textil española ha mantenido activa en todo momento su plataforma de ventas online. Canal con el que logró generar casi el 24 por ciento de su facturación en 2019, y que no ha dudado en apartar a la actual situación introduciendo medidas como, por ejemplo, plazos más extensos de devoluciones o la posibilidad de recoger los pedidos en tienda una vez que reabran. Y ello a pesar de que “la distribución no se ha visto alterada y se han seguido realizando entregas”, destacan desde Mango, a excepción “de algunas zonas con restricciones” y siempre con las “medidas necesarias” de seguridad para sus empleados y clientes.

Ante esta situación de emergencia sanitaria y de excepcionalidad, además de potenciar su canal de ventas online la compañía se ha mostrado de manera especialmente activa en su apoyo a la lucha contra el coronavirus en España. País particularmente afectado por el virus a nivel global, y en cuya ayuda Mango ha realizado millonarias donaciones de material sanitario. Medida que completaba con diferentes iniciativas, como los conciertos en directo a través de las redes sociales con los que intentaba “aliviar” la cuarentena de su público; su participación en la Subasta Solidaria organizada por su embajadora de marca, Sofia Sanchez de Betak; o con su decisión de readaptar su línea de producción para comenzar con la fabricación de 13.000 batas protectoras destinadas a equipos sanitarios.

Como medidas de ajuste como consecuencia de esta “crisis” del coronavirus, hacia finales del pasado mes de marzo Mango ponía en funcionamiento un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) “por causa de fuerza mayor” sobre 4.767 de sus empleados, principalmente de su red comercial en España. Medida que llegaba acompañada de su compromiso por complementar el salario de sus empleados, así como de la decisión de su Dirección de ajustar “significativamente su retribución mientras dure esta situación de excepcionalidad”. Extremo que empezaba por adoptar, sirviendo de ejemplo, su propio consejero delegado Toni Ruiz, quien decidía renunciar a cualquier tipo de retribución durante este periodo.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO