España en “estado de alarma” por coronavirus

Madrid – Primera jornada laboral de una España en “estado de alarma” por coronavirus. Así amanece hoy un país en el que muchas cosas han cambiado en solamente una semana. Cambios que van a afectar tanto a sus ciudadanos, como a empresas y trabajadores. Quienes no tendrán más remedio que asistir, a partir de hoy mismo, a la instauración de una incierta nueva rutina que sabemos bien cuándo empieza, pero de la que todavía desconocemos por cuánto se alargará, ni los perjudiciales efectos que terminará ocasionando a la economía del país, ni la manera en la que terminará modificará sus estructuras productivas y económicas en el medio y largo plazo.

Respecto al corto, tal y como ha dispuesto el Gobierno de la Nación, de boca del presidente del gobierno y como medida ya reflejada en el Boletín Oficial del Estado a fecha de 14 de marzo de 2020, y a tenor de la “declaración de estado de alarma” que “afecta a todo el territorio nacional”, “se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, a excepción de los establecimientos minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquería —centros que finalmente también serán cerrados—, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías”. Así como “cualquier otra actividad o establecimiento que a juicio de la autoridad competente pueda suponer un riesgo de contagio”.

Unas medidas de gran excepcionalidad, nunca vividas en España durante la época democrática, por la que quedan suspendidas gran parte de las prácticas comerciales del país; y que vienen acompañadas del cierre de todos los “museos, archivos, bibliotecas, monumentos” y, en definitiva, de todo espacio de pública concurrencia y/o abiertos al público. Limitándose así mismo la asistencia a los lugares de culto, condicionada a “la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas”.

Limitación de circulación de toda la población

El Gobierno de la Nación decidió aprobar este primer paquete de iniciativas como medida con la que “afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19”, declarando “el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria” que su propagación está ocasionando a lo largo y ancho de todo el país.

Además del cierre de la práctica totalidad del comercio, las disposiciones también contemplan una importante limitación de la libertad de circulación de toda la población. Que durante la vigencia del “estado de alarma”, aprobado por un plazo inicial de 15 días —todo hace indicar que será ampliado—, únicamente podrán circular por la vía pública para realizar uno de estos 8 supuestos:

1.- La adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

2.- Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

3.- Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

4.- Retorno al lugar de residencia habitual.

5.- Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

6.- Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

7.- Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

8.- Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

Permitiéndose de igual modo la circulación de vehículos particulares por las vías públicas para realizar las actividades referidas, así como para el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio.

Tiendas cerradas

Tras los diferentes anuncios que vinieron solapándose durante la tarde del viernes por par parte de compañías como Tendam, Inditex, H&M, Desigual o Mango, todos los establecimientos físicos de estas y otras compañías quedan cerrados en la totalidad del territorio nacional.

En cuanto a los centros comerciales de El Corte Inglés, si el grupo anunciaba en un primer momento la clausura de sus centros en Madrid y País Vasco; a raíz de la declaración del “estado de alarma” todos los establecimientos del grupo en España pasarán a estar cerrados, a excepción de sus áreas de alimentación y de productos de primera necesidad. Que mantendrá abiertas “ante la situación de alerta sanitaria que vive el país y que ha supuesto el cierre de comercios en todo el territorio nacional declarado por las autoridades competentes”. “Esto supone tener operativos alrededor de 300 establecimientos comerciales que incluyen todos los supermercados Supercor, los hipermercados Hipercor, y las áreas de alimentación y gran consumo de los centros de El Corte Inglés”. Que se atenderán abiertos en horario de 10:00h a 20:00h de lunes a sábado, y de 11:00h a 20:00h los domingos y festivos establecidos con anterioridad.

Como ya recogiese a lo largo de su anterior comunicado, la compañía ha procedido a reforzar los servicios online y de telefonía, disponiendo de un sistema de recogida de mercancía en el aparcamiento de los centros comerciales. Medida que desde la compañía han complementado ampliando sus líneas telefónicas y habilitando el número 901 930 930 para “aquellas personas que no disponen de acceso a internet o que desean una atención personalizada y a distancia”. Confiando en que “este tipo de medidas contribuyan a mejorar la situación de alerta social que se vive actualmente en nuestro país”.

Yo me quedo en casa

Siguiendo con las indicaciones lanzadas desde las propias Administraciones Públicas, así como a través de las distintas campañas de concienciación emprendidas por firmas de moda, personajes conocidos, empresas de toda índole y, seguro, por familiares y amigos cercanos de cada uno de nosotros, desde FashionUnited hacemos de igual modo un llamamiento a la responsabilidad individual de las personas. A las que invitamos a sumarse a movimientos como “Yo me quedo en casa” y “Este virus lo paramos unidos”, desechando la idea de realizar cualquier desplazamiento innecesario fuera de sus hogares, así como el de planificar y realizar el menor número posible de ellos. Única manera de poner freno a la rápida propagación del brote de coronavirus entre la población.

Photo Credits: Pool Moncloa, Borja Puig de la Bellacasa.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO