Innovaciones en las tiendas: ¿Qué tecnología para tiendas tiene sentido hoy en día desde el punto de vista comercial?

¿Y si consideráramos el confinamiento por el coronavirus como un período para la «puesta al día» del comercio minorista, para acelerar el proceso de cambio que el "nuevo comercio minorista" y las empresas omnicanal llevan tiempo prometiendo, pero que han sido lentos en implantar?

Expertos del sector minorista de todo el mundo coinciden en que nada volverá a ser lo mismo. Sin embargo, todos están de acuerdo en que el futuro del comercio minorista después de la COVID-19, sobre todo la venta al por menor en establecimientos físicos, dependerá aún más del uso de datos para la planificación estratégica. Los datos serán esenciales para ayudar a los minoristas a diseñar la toma de decisiones, ser más ágiles y capaces de adaptarse, y evitar costosos errores.

Los datos son sus aliados

En el corazón de la "nueva normalidad" del comercio minorista estarán los datos de tráfico, que pueden arrojar luz sobre la pregunta más importante de hoy en día: ¿cuál será el comportamiento de los compradores de ahora en adelante? Los minoristas necesitan reavivar el interés de los compradores y fidelizarlos más que nunca, lo que hace imprescindible analizar su comportamiento. También hay presiones para proteger a los empleados y a los clientes mediante la satisfacción de una serie de requisitos en materia de cumplimiento normativo, lo que constituye un marco operativo completamente nuevo al que los datos de tráfico pueden dar soporte.

Así pues, a medida que el papel del comercio minorista físico sigue evolucionando, ¿cómo pueden los minoristas cerciorarse de que su inversión en la tecnología elegida para la tienda sea rentable?

Planificación para el futuro del comercio minorista

En nuestro nuevo informe, El futuro del retail, abordamos precisamente esa cuestión, y ofrecemos una guía paso a paso sobre cómo crear una oportunidad de negocio para las actualizaciones más adecuadas y rentables dentro de la tienda. Tenemos en cuenta la importancia de colaborar entre departamentos a la hora de planificar la digitalización y la transformación de las tiendas. De esta manera, el marketing, la informática, las finanzas, la cadena de suministro, las ventas y la mercadotecnia se alinean y trabajan al unísono para lograr los mismos objetivos estratégicos. En el informe se explora también la importancia de seleccionar sólo las tecnologías que realmente satisfagan las necesidades de los clientes y que, por lo tanto, proporcionen sólidas ganancias comerciales. Para entender esas necesidades de los clientes, los minoristas están recurriendo, acertadamente, a sus propios datos y a los de terceros con el fin de hacerse una idea más clara de cómo se están utilizando sus espacios físicos.

Innovaciones en las tiendas: ¿Qué tecnología para tiendas tiene sentido hoy en día desde el punto de vista comercial?

La experiencia del cliente en tienda

Las tecnologías digitales emergentes habían ido ganando protagonismo en las tiendas ya desde antes de que surgiera la pandemia de COVID-19. Las nuevas expectativas de los clientes llevaban algún tiempo impulsando a los minoristas a crear una mayor sofisticación en la oferta de su tienda física. El enfoque de los minoristas consistía en mejorar la funcionalidad, la comodidad y la experiencia del cliente. Las novedades podían incluir opciones de pago sin contacto, balizas para marketing de proximidad, realización de pedidos en terminales de autoservicio, Internet de las cosas (IoT) para una mejor gestión del inventario y mejoras en la experiencia del cliente, tales como espejos de realidad virtual y señalización interactiva.

Ahora que empezamos un capítulo completamente nuevo para nuestro sector aumenta todavía más la presión por emplear datos para decidir qué tecnología mejorará realmente la tienda y hará las delicias de los compradores. Las tiendas deben continuar involucrándose y cumpliendo las expectativas de unos consumidores que empiezan a regresar tras el confinamiento, pero debe haber un control aún más estrecho de los costes mientras las empresas se recuperan del grave revés en los ingresos.

Entender el recorrido del comprador

Los datos de tráfico son la llave que permite acceder a una gran cantidad de información sobre los recorridos que eligen los compradores. Mediante la realización de un mapa de estos recorridos, con ayuda de la tecnología de recuento de personas, las tiendas pueden descubrir de qué forma usan los compradores el espacio, a qué hora del día o de la semana es más probable que haya conversiones, y dónde y cuándo se pierden oportunidades.

Puede que en ciertos momentos se registre un tráfico alto pero que la tasa de conversión sea baja, en cuyo caso es posible que la tecnología en tienda pueda utilizarse para realizar conversiones más rápidamente, y que las mejoras se midan con el tiempo. Si se introducen terminales de pago móviles o de autoservicio para hacer pedidos en línea, ¿cómo cambia el comportamiento de los compradores? ¿Cómo inciden estos elementos en el tiempo de permanencia, las ventas por comprador y el valor medio de las transacciones? Las respuestas las ofrece el análisis de los datos de tráfico.

El objetivo es proporcionar el máximo servicio al menor coste, en relación con las oportunidades de venta, por lo que en esta labor analítica deben tenerse en cuenta los beneficios de las nuevas tecnologías. Si los minoristas desean ver una imagen completa de cómo se comportan los compradores en sus tiendas, es esencial que dispongan de una herramienta de análisis de tráfico.

Ante la incertidumbre con la que se encuentran las tiendas de todo el mundo a medida que reabren sus puertas, es tranquilizador saber que los datos pueden iluminar el camino de la recuperación. Descargue hoy mismo nuestro informe:

El futuro del retail: Creación de una oportunidad de negocio con tecnología en la tienda

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO