• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • H&M se pronuncia sobre China: “Queremos colaborar para ser parte de la solución”

Moda

H&M se pronuncia sobre China: “Queremos colaborar para ser parte de la solución”

Por Jaime Martinez

31 mar. 2021

Madrid – Aprovechando esta misma jornada en la que ha hecho públicas sus cuentas relativas al primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2021, el Grupo de moda sueco H&M ha decidido finalmente salir al paso de los acontecimientos y pronunciarse sobre los sucesos a los que ha debido de hacer frente en China a lo largo de estas últimas jornadas.

Tal y como venimos recogiendo desde FashionUnited, el Grupo H&M, y en concreto su principal cadena comercial homónima, se convertía a comienzos de la pasada semana en el principal objetivo del férreo y duro boicot, de una magnitud sin precedentes, que comenzaban a ejercer contra la cadena una amplia mayoría de organizaciones, personajes públicos y consumidores chinos. Una acción, todo hace sospechar que orquestada desde el propio régimen de Pekín, que ya ha salpicado a un buen número de compañías internacionales —incluida la española Inditex—, y que provocaba que la compañía sueca tuviera que asistir asombrada a ver como sus productos eran retirados de las principales páginas de comercio online del país, o a como incluso la localización de sus tiendas era bloqueada como destinos para los clientes de Didi, la versión china de Uber. Una serie de medidas a la que incluso se habría sumado, según las últimas noticias que nos llegaban desde el país asiático, la decisión adoptada por diferentes propietarios de echar el cierre definitivamente a distintas tiendas de H&M en el país, como respuesta a “la falta de respeto”, habrían alegado, mostrada por la compañía hacia China. Razón que justificarían en la decisión de H&M, adoptada hace ya largo tiempo al igual que por otro gran número de grupos internacionales, de no incluir como materia prima de sus colecciones ningún tipo de tejido confeccionado a partir del algodón recolectado en la región china de Xinjiang. Una postura que la compañía adoptaba ante las firmes sospechas de la posible vulneración que el régimen de Pekín estaría llevando a cabo de los derechos humanos de los uigures. Minoría a la que, supuestamente, estaría obligando a trabajar de manera forzosa en los campos de recolección de algodón de esta región del noroeste del país.

En el trasfondo de toda esta serie de acontecimientos, estaría de este modo el objetivo estratégico del régimen chino de acelerar una pronta revalorización de la imagen de su “algodón nacional”, así como el forzar a las compañías internacionales a que ejerzan presión sobre sus respectivos Gobiernos para frenar las crecientes prohibiciones a la importación de los productos y todas las fibras textiles hechas a partir de este algodón de Xinjiang. Unas restricciones que imponían desde Estados Unidos a mediados del pasado mes de enero de 2021, y que ahora amenazan ya con replicarse por Europa tras el texto aprobado, a principios de este mismo mes de marzo, por el Parlamento Europeo. Desde donde se daba luz verde a una resolución que buscará obligar a las empresas con presencia comercial en Europa a que garanticen las buenas prácticas dentro de sus cadenas de suministros. Un texto del que casualmente el Grupo H&M figura entre las organizaciones que han contribuido a su desarrollo, y en el que de manera expresa entre sus observaciones se solicita que “la Comisión examine pormenorizadamente a las empresas con sede en Xinjiang que exportan productos a la Unión, a fin de detectar posibles violaciones de los derechos humanos, en especial los relacionadas con la represión de los uigures”.

Intereses enfrentados: “Queremos ser unos compradores responsables”

Pronunciándose en este sentido sobre esta serie de acontecimientos, esta misma mañana desde el Grupo H&M emitían una breve declaración oficial en la que han querido dejar clara su postura en lo relativo a lo que les afecta como compañía activa en el mercado chino. Una posición que podríamos resumir tanto de firme defensa de sus valores éticos como de compromiso hacia sus millones de clientes en China, que a día de hoy resulta en un cruce de intereses enfrentados que habrá que esperar a comprobar si la multinacional es capaz o no de compatibilizar. Objetivo para el que aseguran que buscarán ser “parte de la solución”, respecto de una problemática con la que desde el régimen de Pekín parecen estar forzando a las multinacionales a tener que elegir entre sus valores éticos y sus intereses económicos.

“Estamos trabajando junto a nuestros socios comerciales en China para hacer todo lo posible para controlar los desafíos actuales y encontrar una vía para superarlos”, explican desde el Grupo H&M en el arranque de la declaración emitida esta misma mañana. “China es un mercado muy importante para nosotros y nuestro compromiso a largo plazo con el país sigue siendo fuerte. Tras haber permanecido presentes allí durante más de 30 años, hemos sido testigos de un notable progreso de la industria textil china. Situada a la vanguardia en cuestiones de innovación y tecnología, China claramente seguirá desempeñando un papel importante en el futuro desarrollo de toda la industria. Estamos orgullosos de que nuestros proveedores sean parte de ese desarrollo, y queremos seguir contribuyendo a impulsar ese progresos junto con nuestros socios comerciales en el país. Queremos ser unos compradores responsables, en China y en el resto de lugares, y ahora estamos construyendo estrategias en ese sentido con la mirada puesta en el futuro, así como trabajando activamente en los próximos pasos a adoptar respecto al abastecimiento de nuestras materias primas. Junto con todas las partes interesadas, queremos colaborar para ser parte de la solución y contribuir a construir de manera conjunta una industria de la moda más sostenible”.

“Como empresa global”, prosiguen desde H&M en su comunicado, “cumplimos con las leyes y los marcos regulatorios locales en todos los mercados en los que operamos. Los valores de nuestra empresa se basan en la confianza, el respeto, la integridad y el diálogo. Deseamos enfocarnos en el corazón de nuestro negocio y en lo que mejor sabemos hacer: llevar diseño y moda a nuestros clientes de todo el mundo”.

“Estamos dedicados a recuperar la confianza de nuestros clientes, colegas y socios comerciales en China”, concluyen en su misiva desde la multinacional sueca. Desde donde confían en que “trabajando junto con las partes interesadas y nuestros socios, creemos que podremos adoptar los pasos y las medidas necesarias para conjuntamente contribuir al desarrollo de la industria de la moda, al tiempo que dar servicio a nuestros clientes y actuar de una manera respetuosa”.

Photo Credits: H&M.