• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Uniqlo rechaza cesar sus operaciones en Rusia

Uniqlo rechaza cesar sus operaciones en Rusia

Por Jaime Martinez

8 mar 2022

Empresas

Photo Credits: Uniqlo, fotografía de archivo.

Mientras la práctica totalidad de las grandes compañías de la moda internacional, de H&M a Inditex, pasando por Mango o Tendam (Cortefiel), han decidido paralizar —temporalmente— todas sus operaciones y cerrar todas las tiendas con las que venían operando hasta ahora en la Federación Rusa, una decisión justificada en dificultades operativas pero que a nadie escapa que se sostiene sobre un claro posicionamiento frente a la guerra de invasión abierta contra Ucrania, el gigante de la moda japonesa Fast Retailing, propietario de la popular cadena de modas Uniqlo, ha confirmado que seguirá operativo y vendiendo sus prendas de moda en el mercado ruso.

Era el propio Tadashi Yanai, fundador y actual presidente y director ejecutivo de Fast Retailing, compañía que está considerada como la minorista de moda más grande de toda Asia, el que se encargaba de anunciar hacia finales de la pasada semana, al periódico de noticias japonés Nihon Keizai Shimbun, más conocido como Nikkei, la posición que seguirá la multinacional, por ahora. Una decisión que ayer lunes, y confirmando lo expresado ya por adelantado por su presidente y director ejecutivo al citado medio japonés, se encargaba de reafirmar un portavoz de la propia Fast Retailing en declaraciones a la agencia de noticias francesa AFP. Medio frente al que sostenía el que desde la multinacional “seguimos analizando la situación en Rusia, pero actualmente no planeamos suspender nuestras operaciones” en el País.

Con esta última ratificación, siguen así pues plenamente en vigor las palabras que Yanai dedicaba al periódico financiero Nikkei, a través de las cuales no dudaba en manifestar su profunda convicción de que “nunca debería de haber una guerra”, y que “todo el mundo debería de oponerse a ella”. “En esta ocasión, toda Europa claramente se opone a la guerra y ha demostrado su apoyo a Ucrania”, destacaba el máximo ejecutivo de la multinacional de la moda japonesa. “Cualquier intento de dividir el mundo, por el contrario, servirá para fortalecerlo”, sentenciaba, al tiempo que, contraviniendo precisamente el espíritu de sus mismas palabras, añadía el que “la ropa es una necesidad para la vida” y que “el pueblo de Rusia tiene el mismo derecho a vivir que nosotros”. Palabras con las que trataba de justificar su decisión de que Fast Retailing, y sus distintas marcas comerciales, continue operando en suelo de la Federación Rusa tal y como lo ha venido haciendo hasta ahora.

Photo Credits: Uniqlo, fotografía de archivo.

Rusia, un mercado estratégico para Uniqlo

En términos de negocio, a fecha del 13 de enero de este año de 2022, Fast Retailing contaba con un total de 3.568 establecimientos, con la amplia mayoría de ellos, exactamente 2.358 puntos de venta, operando bajo la etiqueta de Uniqlo; mientras que 443 lo hacían bajo el de GU, la segunda principal marca del Grupo japonés; y 767 bajo el de alguna de sus “Global Brands”, cartera entre la que se incluyen las operaciones de sus marcas comerciales Theory, PLST, Comptoir des Cotonniers, Princesse Tam.Tam y J Brand.

De entre esta red global de tiendas, actualmente, en cifras actualizadas al día de hoy, son un total de 52 las tiendas de la cadena Uniqlo con las que la multinacional japonesa viene operando en la Federación Rusa, incluida entre ellas la próxima apertura de su nueva tienda de Moscú, establecimiento que se sumará a las dos nuevas recientes aperturas que la cadena ha llevado a cabo en la capital rusa. Ciudad en la que reúne, incluida esa próxima apertura, un total de 22 de esos 52 puntos de venta, concentrando así pues en ella el principal número de una red de establecimientos, que continúa expandiéndose por otras regiones del país, como las ciudades de San Petersburgo o de Ekaterimburgo. Entre ellas, una “Uniqlo Moscow” en el interior del centro comercial Europeisky de Moscú, que abría sus puertas el pasado mes de diciembre de 2021, y que se posiciona, con sus 4.200 metros cuadrados de superficie comercial, como la mayor tienda de Uniqlo más grande de toda Rusia y de Europa.

Atendiendo a las cifras que la compañía manejaba al 13 de enero de 2022, a pesar de mostrarse como un mercado menor para Fast Retailing, no cabe duda alguna sobre el papel de Rusia como uno de los principales mercados estratégicos para la multinacional japonesa fuera de Asia. Situándose, en términos de huella comercial, con sus 52 tiendas Uniqlo muy por debajo de las que la cadena cuenta en Japón (811 tiendas), en China (864 tiendas) o Korea (134 tiendas), principales mercados de la compañía japonesa, pero ya en línea de las que cuenta en Filipinas (63 tiendas), Tailandia (55 tiendas) o Indonesia (45), y muy por encima de las que dispone en la práctica totalidad de mercados europeos como los de Francia (26 tiendas), Reino Unido (15 tiendas), Alemania (10 tiendas) o España (5 tiendas).

Una exposición sensiblemente superior así pues con respecto a la que cuenta en el resto de los principales mercados europeos, motivo tras el que quizás podamos ver la razón de la decisión de la multinacional japonesa por ponerse de perfil frente al conflicto. Adoptando en cualquier caso una actitud contraria a la mostrada tanto por un buen número de sus principales competidoras en la categoría del “fast fashion”, como de la práctica totalidad de esas multinacionales del lujo, como Richemont, Hermès, Kering, Chanel o LVMH, que, prácticamente al unísono, han decidido en las últimas horas paralizar temporalmente todas sus operaciones en Rusia.

Photo Credits: Uniqlo, fotografía de archivo.

Ropa, prendas de abrigo y una donación de 10 millones de dólares al fondo para los refugiados de ACNUR

En línea con las iniciativas de corte ético y humanitario que desde la dirección de Fast Retailing llevan a cabo de manera permanente, la multinacional no obstante si ha decidido mostrarse consciente de las problemáticas de esta guerra, comprometiendo una donación de 10 millones de dólares al fondo de emergencia para los refugiados de ACNUR, el Alto Comisionado para los Refugiados de las Naciones Unidas.

Una medida que se encargarán de complementar desde la multinacional japonesa, con la donación adicional de 100.000 prendas de ropa de Uniqlo y otra serie de artículos, como mantas, ropa interior y mascarillas, así como con la otras 100.000 prendas de abrigo, obtenidas a través tanto de las tiendas de Uniqlo en Japón como procedentes del programa de reciclaje de la compañía. Artículos todos ellos que, atendiendo a las necesidades manifestadas por ACNUR, se distribuirán a los refugiados ucranianos que han comenzado a llegar a través de la frontera del país con Polonia y otros países vecinos.

“Según estimaciones de la ONU, el número total de desplazados internos en Ucrania podría llegar a más de siete millones, y el número de refugiados que huyen de Ucrania podría llegar a más de cuatro millones de personas”, explican desde Fast Retailing. “Debido a esta situación cada vez de mayor urgencia, el 1 de marzo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, hizo un llamamiento a los gobiernos, las corporaciones y las personas del mundo, para que apoyasen las crecientes necesidades de los refugiados”. Unas ayudas para las que ACNUR estimaba llegar a necesitar “urgentemente 270 millones de dólares para su primera respuesta de tres meses, y 240 millones de dólares para su apoyo regional a los refugiados durante seis meses”, y a las que desde la japonesa se han decidido a contribuir con esta donación de 10 millones de dólares. Una contribución que anunciaban el pasado viernes 4 de marzo, en línea con la confirmada, durante precisamente esa misma jornada, de 3 millones de euros comprometida por la española Inditex. Medida que en su caso la propietaria de cadenas como Zara se encargaba de completar, a penas 24 horas después, con su decisión de paralizar todas sus operaciones y cerrar las 502 tiendas con las que venía operando hasta ahora en Rusia.

También te puede interesar:
FAST RETAILING
GUERRA
RUSIA
UCRANIA
UNIQLO