• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Primark se refugia en España ante el avance del coronavirus

Primark se refugia en España ante el avance del coronavirus

Por Jaime Martinez

18 ene. 2021

Empresas

Madrid – El holding empresarial británico-irlandés Associated British Foods (ABF), matriz entre otras de la cadena de modas Primark, ofrecía a finales de la pasada semana una última actualización comercial en relación a los efectos del coronavirus sobre sus cuentas durante las últimas 16 semanas, hasta el pasado 2 de enero de 2021. Una información que seguía a la ofrecida por la multinacional el día 4 de diciembre de 2020 y el día 31 de diciembre de 2020, en la que dejaba de manifiesto los duros estragos que la pandemia ha provocado sobre su área de comercio al por menor, capitaneada por Primark. Cuyas ventas cayeron un -30 por ciento durante este periodo, principalmente como consecuencia de las restricciones a su actividad comercial en algunos de sus principales mercados, generando unas pérdidas durante estas 16 semanas por valor de 540 millones de libras, unos 606,61 millones de euros.

Analizando el valor, la cifra se sitúa por encima de los 430 millones de libras estimados por la multinacional el pasado 4 de diciembre, aunque todavía por debajo de los 650 millones de libras que llegaba a estimar que recogería al final del primer semestre de este ejercicio de 2021, según lo anunciado a fecha del 31 de diciembre de 2020. Una estimación que no obstante ahora adelanta que, de mantenerse las circunstancias actuales, podría elevarse de los 650 hasta los 1.050 millones de libras en pérdidas para el mismo periodo. Una caída a la que habría que sumar los 2 mil millones de libras en ventas y 650 millones en beneficios que, según las estimaciones de la propia ABF, la cadena perdió como consecuencia del Covid-19 durante el ejercicio ya completado de 2020.

“Las ventas de Primark fueron un -30 por ciento más bajas que el año pasado a moneda constante y un -28 por ciento más bajas a tasas de cambio reales”, explicaban desde ABF a través de su comunicado. “Este periodo”, añadían, “se ha caracterizado por el impacto en nuestras actividades comerciales de las distintas restricciones al movimiento de las personas decretadas por los gobiernos del Reino Unido y de Europa para limitar la propagación del Covid-19. Unas medidas que han variado, contemplando desde horarios comerciales restringidos hasta el cierre completo de tiendas”. Siendo “nuestra estimación que las pérdidas en ventas en los periodos de cierre durante estas 16 semanas es de 540 millones de libras esterlinas”.

Caídas limitadas al -14 por ciento en los establecimientos abiertos

Dejando a un lado los establecimientos que no pudieron llevar a cabo su actividad con normalidad, desde la compañía apuntan a que esa caída del -30 por ciento en ventas se redujo hasta la cifra del -14 por ciento en aquellas tiendas que permanecieron abiertas. Una bajada de la facturación fruto de un rendimiento comercial que ha variado en función de la ubicación de cada establecimiento, siendo sus principales causas, apuntan desde ABF, el auge del trabajo en remoto, los menores desplazamientos de la población y la caída del turismo.

Así, en las tiendas ubicadas en parques comerciales que continuaron con su actividad, las ventas se dispararon por encima de las generadas durante el mismo periodo del pasado año. Mientras que en las tiendas ubicadas en centros comerciales y en las vías urbanas las ventas cayeron por debajo de las recogidas el ejercicio anterior, al igual que lo hacían en las flagship stores, cuya facturación dependen en gran medida de la afluencia de turistas y visitantes.

“Con las tiendas abiertas, y excluyendo nuestras 16 mayores tiendas urbanas, la actividad comercial se mostró sólida con una caída de un -10 por ciento en términos comparables”. Todo ello al tiempo que, “excluyendo Boston, nuestro desempeño en Estados Unidos continuó siendo sólido con unas ventas en línea con las generadas el pasado año”.

Mil millones de libras en pérdidas para el primer semestre

Tras empezar este 2021 con 253 de sus tiendas cerradas, un 64 por ciento de su superficie de venta, a fecha de la publicación de su última actualización esas cifras se han elevado hasta las 305 tiendas y un 76 por ciento de la superficie de venta de la cadena. Unos indicadores que en el caso de mantenerse elevarían hasta por encima de los mil millones de libras las pérdidas en ventas generadas durante el primer semestre de su actual ejercicio fiscal. Todo ello acompañado de un beneficio operativo que se situaría, según las mismas estimaciones, en los 441 millones de libras.

“La incertidumbre sobre los periodos de cierre de las tiendas a corto plazo ha aumentado”, y “suponiendo que todas las tiendas actualmente cerradas permanezcan cerradas hasta el final del semestre financiero, el próximo 27 de febrero de 2021, las pérdidas en ventas causadas por los cierres temporales de las tiendas alcanzarían unos 1.050 millones de libras”, unos 1.179 millones de euros. “Este valor es superior a nuestras estimaciones anteriores” de esos “650 millones de libras esterlinas comunicadas el 31 de diciembre”. Caída que “esperamos poder mitigar parcialmente” manteniendo “las medidas implementadas para generar un ahorro de alrededor del 25 por ciento sobre los costes operativos de las tiendas que permanezcan cerradas”.

A estas previsiones desde ABF añaden que, “en el escenario de un cierre total inminente” que se mantuviera “hasta finales de marzo”, “esperaríamos durante el periodo de los tres próximos meses unas pérdidas adicionales en ventas de Primark de aproximadamente 0,8 mil millones de libras, así como una consiguiente reducción en los beneficios de alrededor 300 millones de libras”.

España, un refugio para Primark

A pesar de estas incertidumbres sobre las que la compañía continuará manejándose a lo largo de todo este ejercicio, tanto desde ABF como desde Primark mantendrán su estrategia encaminada a impulsar el crecimiento internacional de la cadena con la incorporación de más superficie comercial y nuevos puntos de venta. Unos objetivos dentro de los cuales España no hará sino que reforzar su papel como uno de los mercados estratégicos para el crecimiento de la multinacional textil, desde donde desvelaban que de las 15 aperturas que planean realizar a lo largo del ejercicio, 5 lo estarán en España.

Desde que cerrase su anterior ejercicio el pasado 12 de septiembre de 2020, y hasta la fecha del 2 de enero de 2021, la superficie comercial de Primark se ha incrementado en 0,2 millones de pies cuadrados tras la apertura de 5 nuevas tiendas, entre ellas las de Sant Cugat del Vallés, en Barcelona, y la del centro comercial Espacio León. Contando a día de hoy con 389 tiendas y una superficie de venta de 16,5 millones de pies cuadrados (1,53 millones de metros cuadrados), frente a los 15,8 (1,46 millones de metros cuadrados) con los que contaba hace solamente un año. Unos valores que la cadena planea seguir aumentando a lo largo de lo que resta de ejercicio. Un periodo durante el cual acometerá la apertura de 15 nuevas tiendas, de las cuales 5 lo estarán en España, 3 en Estados Unidos, 2 en Italia y una, respectivamente, en Reino Unido, Francia, los Países Bajos, Polonia y la República Checa, donde llevará a cabo la apertura de su primera tienda en su capital, Praga.

De manera paralela a estas aperturas, desde Primark continuarán trabajando de manera activa con el fin de avanzar en el plan estratégico de internacionalización de la cadena. Para lo cual ya se han firmado nuevos contratos de arrendamiento para futuras tiendas, con fechas de aperturas todavía no programadas, entre los que destacan los de Jamaica Avenue, en Queens (Nueva York), los de los locales comerciales en Katowice (Polonia) y Brno (República Checa), así como otros 6 contratos de arrendamiento en Italia y 3 en Francia. Una muestra más, a pesar de los retos que está suponiendo, del firme compromiso de ABF por el modelo comercial de Primark.

Photo Credits: Primark, fotografía de archivo.