• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Los hurtos durante la pandemia mundial

Los hurtos durante la pandemia mundial

MENSAJE PATROCINADO
Por Sponsor

15 dic. 2020

Empresas

Esta pandemia mundial ha afectado profundamente a los comercios. Tras meses de confinamiento, distancia social y nuevas normas de trabajo, muchas tiendas y marcas siguen luchando para adaptarse a la «nueva normalidad». Diferentes estudios han pronosticado que los efectos de la COVID-19 en el sector llegarán a ser peores que los de la crisis global de 2008 a medida que los países de todo el mundo entren en recesión. De hecho, son muchas los retailers que ya han sentido las consecuencias de la desaceleración económica.

En Estados Unidos, Macy's, JC Penney, Victoria's Secret y Forever 21 han cerrado cientos de tiendas y despedido a miles de empleados. En el Reino Unido, firmas de toda la vida, como Debenhams, John Lewis and M&S, también han eliminado miles de puestos de trabajo y cerrado tiendas. En Alemania, la mayor economía de Europa, un tercio de las 400 empresas encuestadas respondieron que consideraban que su continuidad se encontraba en entredicho, según un estudio de la Federación Alemana de Minoristas, lo que pone de relieve los problemas a los que han de hacer frente muchos minoristas en todo el mundo. Y, en parte, estos problemas se deben a un importante descenso del número de visitantes. Según Ernst & Young, un 40 % de los consumidores acuden con menos frecuencia a las tiendas en Francia, Dinamarca, Alemania, Finlandia, Noruega, Suecia y el Reino Unido, y solo un 20-35 % realiza más pedidos a través de internet, lo cual no es suficiente para compensar el déficit. La debilidad de la situación actual no solo deja entrever los problemas a los que ha de hacer frente el sector, sino también los retos que plantean las próximas navidades.

Los hurtos aumentan antes de Navidad

La COVID-19 sigue afectando a las condiciones del mercado mundial en el periodo previo al «trimestre dorado», una temporada clave para las ventas. Los nuevos brotes han traído consigo restricciones regionales o nacionales que interrumpen las cadenas de suministro y ponen en peligro la afluencia de público, por lo que resulta más difícil que nunca prever cómo van a ser las condiciones comerciales durante la Navidad. Ahora que muchas tiendas dependen de la temporada alta de ventas para mejorar sus beneficios, las circunstancias actuales traen consigo para el retail nuevas preocupaciones. Además de las normas de distanciamiento social, las medidas de higiene y las normas de seguridad, que disuaden a los consumidores de comprar presencialmente, los últimos datos también indican que los hurtos se encuentran de nuevo al alza.

Los hurtos disminuyeron drásticamente tras las primeras semanas de confinamiento, según un estudio del Centro Nacional de Información Biotecnológica, pero esto se debió al cierre de la mayoría de las tiendas (no de comestibles), que redujo en gran medida las oportunidades para los amigos de lo ajeno. Sin embargo, a medida que reabrían sus puertas en junio, muchas probablemente hayan sufrido un repunte de los hurtos, favorecido por el inicio de la recesión. El hurto sigue siendo uno de los principales delitos contra la propiedad, ya que afecta a una de cada once personas en Estados Unidos. Por término medio, se producen unos 550 000 incidentes al día, y se hurtan más de 13 000 millones de dólares al año, según datos de la Asociación Nacional para la Prevención de los Hurtos.

Las nuevas tecnologías facilitan los hurtos

Las nuevas tecnologías también han contribuido al aumento de estos incidentes al facilitar nuevas maneras de robar y cometer fraude. En Estados Unidos, las pérdidas se elevaron a 61 700 millones de dólares en 2019, y el sector informó de un aumento en el número de hurtos, delitos organizados y robos por parte de los empleados, según una encuesta de la Federación Nacional del Comercio Minorista. Los cinco artículos más hurtados en las tiendas de este país fueron prendas de vestir, sobre todo pantalones vaqueros, calzado y ropa y bolsos de diseño. En Europa, los hurtos superaron los 49 000 millones de euros ese mismo año, según TD Insights.

Con la disminución de las ventas en Europa como consecuencia de las medidas adoptadas para combatir la segunda ola, los minoristas sufrirán todavía más el aumento de los hurtos y de la delincuencia organizada. En el Reino Unido, un estudio reciente ha demostrado que el sector soporta unos mil hurtos al día como mínimo, y que más de la mitad de ellos quedan impunes. Un análisis de los datos policiales llevado a cabo por Checkpoint Systems en 2019 reveló que las tiendas de ese país habían registrado 359 156 hurtos. Sin embargo, es probable el que número real de casos sea quince o veinte veces mayor, ya que los rateros no siempre son descubiertos o denunciados a la policía. Enfrentarse a las personas que cometen hurtos, la restricción de las ventas por edad y la adopción de normas de distanciamiento social y de otras medidas de seguridad frente a la COVID-19 son los motivos más comunes de violencia e insultos contra los empleados de las tiendas.

La tecnología RFID puede ayudar a las minoristas a evitar los hurtos

Las tiendas pueden combatir los hurtos durante el «trimestre dorado» invirtiendo en una solución RFID fiable. Gracias a los campos electromagnéticos que permiten identificar y trazar las etiquetas que se adhieren a los artículos en la propia fábrica, estas soluciones RFID mejoran la visibilidad de la mercancía y la precisión del inventario, lo cual ayuda a conocer la cantidad y la ubicación del stock en la tienda. Esta tecnología permite, pues, saber qué productos salen de la tienda y a través de qué puerta. Y se puede aplicar a todo, ya sea ropa, calzado o relojes, de modo que es posible rastrear las existencias, conocer el movimiento de los artículos, identificar los productos y prevenir los hurtos.

Pero las soluciones RFID también se pueden utilizar para monitorizar los productos en la propia tienda. Por ejemplo, si se retira de una estantería una cantidad sospechosamente alta de productos, esta actividad puede ser detectada por un lector RFID que alertará inmediatamente a los empleados. Y se pueden activar las cámaras de seguridad de esa zona para vigilar y registrar el suceso, lo cual podrá las cosas más difíciles a los rateros que pretendan salirse con la suya. Estas soluciones se están convirtiendo en las herramientas más utilizadas para mitigar los riesgos, evitar los hurtos y conocer el stock existente, y el sector textil se encuentra entre los que más confían en esta tecnología. Las principales tiendas de moda, desde Nike hasta Inditex, utilizan también la tecnología RFID para planificar el inventario y mejorar la visibilidad y la movilidad de sus artículos.

La tecnología RFID y las soluciones antihurto son complementarias

Además de las soluciones RFID, las soluciones antihurto resultan también de gran importancia para protegerse contra los amigos de lo ajeno. Sin embargo, muchos sistemas antihurto tradicionales pueden parecer antiguos e incluso entorpecer las compras. Para asegurarse de que los consumidores disfrutan de cada visita a la tienda, muchos comercios están optando por invertir en soluciones antihurto que formen parte del propio concepto de la tienda, e incluso de su diseño.

«Cada vez más, se puede observar que los productos antirrobo forman parte del diseño y de la propia experiencia que muchas marcas de moda desean ofrecer», afirma XXX, XXX de Checkpoint Systems. «Vemos antenas con forma de barra de labios en tiendas de belleza, o imitando el último modelo de zapatillas en tiendas de artículos de deporte. Con estas antenas personalizadas, las tiendas publicitan diferentes productos cada temporada, y promocionan sus marcas. Así pues, además de prácticos, estos dispositivos se convierten en auténticos reclamos. Se trata de lograr un equilibrio adecuado entre el diseño, el concepto y por último, aunque no por ello menos importante, la propia función del producto».

Checkpoint Systems ofrece innovadoras soluciones de seguridad que han sido especialmente diseñadas para prevenir los hurtos, maximizar la disponibilidad de la mercancía y aumentar la rentabilidad de la inversión. Alpha, por ejemplo, brinda permite añadir niveles de seguridad cada vez mayores a determinados artículos o tipos de mercancía, de modo que se puedan implementar las medidas de seguridad cuando sea necesario. Esto brinda total libertad a las tiendas para añadir más seguridad a los artículos de elevado valor, como las cazadoras de cuero, las joyas o los cosméticos, lo que dificultaría aún más el trabajo a los ladrones. Pero, a la vez, estas soluciones antihurto no interfieren en el diseño general de la tienda, sino que se suman a él para ofrecer la experiencia única que demandan los consumidores.

Acerca de Checkpoint Systems, Inc.

Checkpoint Systems es líder mundial en prevención de hurtos en las tiendas, y ofrece soluciones inteligentes que garantizan la sencillez y la eficiencia en todo momento y lugar. Estas soluciones son el resultado de cincuenta años de experiencia en tecnologías de radiofrecuencia, sistemas de prevención de hurtos, software, hardware RFID y soluciones integrales de etiquetado para identificar, asegurar y rastrear los artículos desde la fábrica hasta la tienda.

www.checkpointsystems.com