El indispensable papel de la tecnología RFID a medida que aumenta la omnicanalidad

Hace mucho tiempo que en todo el mundo se ha puesto en marcha la fusión del comercio físico y el comercio digital. Sin embargo, la pandemia provocada por la COVID-19 ha llevado a los minoristas a dar un paso más hacia una oferta omnicanal completa, ya que han visto nuevas oportunidades de generar ventas online y de seguir trabajando a pesar del cierre de las tiendas físicas.

Antes de esta pandemia, los comercios ya sentían la necesidad de adaptarse a un mundo cada vez más digital. Pero esta tendencia ha crecido de un modo exponencial, ya que los estudios revelan que las ventas del comercio electrónico se han disparado durante la pandemia: un 40 % de los consumidores «han aumentado» o «han aumentado considerablemente» sus compras online, una cifra que alcanza el 48 % en el caso de hogares con niños y millennials. Sin embargo, aunque muchos países han abandonado el confinamiento decretado por sus gobiernos, los consumidores exigen contar con la posibilidad de realizar sus compras online o en la tienda, y desean disponer de diferentes opciones para ver, comprar, recibir y devolver sus artículos.

La importancia de la estrategia omnicanal

Los retailers que han sabido convertir estos desafíos en algo positivo conservaron y reforzaron la confianza de sus clientes. La mayoría lo consiguió pasando de las tiendas físicas a una oferta omnicanal, ya que el comercio electrónico fue la clave del éxito. Este es el motivo de por qué muchas marcas siguen revisando su estrategia omnicanal y buscando tecnologías innovadoras que les permitan hacer frente a los nuevos problemas operativos y de gestión del inventario.

El comportamiento de los consumidores en las últimas semanas viene a confirmar la importancia de una estrategia omnicanal. El gasto online ha aumentado considerablemente en muchos países de Europa debido a los confinamientos de la población, que han empujado a los consumidores a realizar sus compras a través de internet. Sin embargo, para los responsables de tiendas físicas y online, esto ha supuesto un nuevo problema a la hora de gestionar el inventario.

Un futuro omnicanal

Para optimizar el omnicanal, los comerciantes necesitan mejor información, sobre todo a la hora de gestionar su stock. Y es aquí en donde las soluciones RFID cobran tanta importancia para quienes desean recuperarse y mejorar sus ventas. ¿Por qué? Porque los productos con etiquetas RFID se puede rastrear e identificar a lo largo de la cadena de suministro. Esto permite que los comercios puedan ver en tiempo real cuánto stock está disponible para las ventas online, y cuándo tienen en la tienda. Y, en última instancia, les ayuda a mejorar la atención al cliente, ya que tanto los compradores a través de internet como los empleados de las tiendas pueden saber con solo pulsar un botón si un producto concreto todavía se encuentra en stock.

Las marcas con visión de futuro ya están implementando esta tecnología, y están viendo crecer sus ventas sin necesidad de aumentar el capital circulante. Muchas seguirán mejorando sus ventas online y omnicanal, porque los clientes podrán disfrutar de una mayor comodidad a la hora de realizar sus compras y tendrán a su disposición más productos.

Además de todo ello, la comodidad y tranquilidad que aporta la tecnología RFID permite ampliar la oferta a través del comercio electrónico. De este modo, las tiendas se pueden convertir en puntos de recogida sin necesidad de preocuparse por el stock de reserva o el porcentaje de cancelación de pedidos, las cuales pueden afectar negativamente a la satisfacción de los clientes.

De la omnicanalidad a la economía de los 1,5 metros

Al tiempo que revisan sus estrategias omnicanal, los comercios también han de hacer frente a problemas sin precedentes a la hora de gestionar los requisitos de distanciamiento social en la tienda.

Para garantizar la seguridad, muchos de ellos en Europa han impuesto límites al número de personas que pueden permanecer en las tiendas. Para ello, algunos obligan a utilizar los carritos de la compra, y reducen la cantidad de productos expuestos. Sin embargo, una vez más la tecnología puede ayudarles a gestionar los niveles de ocupación de un modo eficiente y en tiempo real.

Es el caso, por ejemplo, de SmartOccupancy: una solución totalmente novedosa de Checkpoint Systems que permite controlar automáticamente el aforo de la tienda en tiempo real para garantizar la seguridad de los consumidores y de los propios empleados. En Europa, son más de mil los establecimientos que utilizan ya estas soluciones, entre las que se encuentran, FNAC en España, Edeka en Alemania, Consum en España, un importante retailer en Alemania, una gran compañía ferroviaria en Italia y muchos más!

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO