La desescalada de El Corte Inglés: reincorporación del 100 por cien del ERTE y “reciclaje” de trabajadores

Madrid – Tras haber emprendido esta misma semana en sus centros comerciales la apertura de los primeros espacios más allá de las áreas de alimentación, El Corte Inglés avanza en sus planes de desescalada y de paulatino regreso a su actividad comercial. Un programa de medidas sobre el que la compañía acelerará de manera significativa a partir del próximo lunes 25 de mayo, fecha para la que se estima que gran parte del territorio nacional pase a la conocida como Fase 2 del plan de desescalada diseñado por el Ejecutivo, en virtud de lo cual la compañía de grandes almacenes comenzará a reincorporar al 100 por cien de la plantilla de aquellos centros que puedan empezar a reabrir sus puertas.

“Aquellos centros que pasen a fase 2, y por lo tanto, puedan reabrir sus puertas el día 25 de mayo, van a incorporar al 100 por cien de la plantilla”, informan desde la Comisión Sindical de El Corte Inglés, en relación a aquellos trabajadores afectados por el ERTE anunciado por la compañía el pasado 25 de marzo , y que empezarán a ser convocados por parte de la empresa a lo largo de esta misma semana. “Llamarán a los trabajadores que están en ERTE durante esta semana para que, durante los próximos días, se vayan incorporando con el objetivo final de estar el 100 por cien de la plantilla cuando su centro se encuentre en fase 2, en este caso, el lunes 25”, destacan.

La incorporación de los trabajadores se realizará así de manera “progresiva”, asegura la Comisión Sindical de la empresa, pudiendo “ser distinta en función de cada centro de trabajo”. Mientras que de manera adicional, y ante los retos que se plantean frente a este periodo de desescalada y la crisis surgida como consecuencia del brote de coronavirus, la empresa y los representantes sindicales de sus empleados han venido trabajando de manera conjunta para la elaboración de distintas propuestas que ayuden y “mejoren la conciliación” y faciliten “la incorporación” de los trabajadores.

Reciclaje de trabajadores, jornadas continuas y la pérdida de 2,5 días de vacaciones por mes

Como resultado de esas negociaciones entre la empresa y su Comisión Sindical, compuesta por los sindicatos más representativos entre sus trabajadores, se han acordado diferentes medidas para poder asegurar la conservación de los puestos de trabajo, el poder adquisitivo y la seguridad de los empleados de la compañía. Iniciativas que vinculadas tanto a su movilidad dentro de la empresa, como a medidas de conciliación y periodos de vacaciones.

Entre las más destacadas, la Comisión Sindical señala que “se está trabajando en la posibilidad de que se desempeñen funciones nuevas o de carácter distinto a las habituales, debido a la nueva realidad de sistemas de organización y venta (como, por ejemplo, el picking) en otra área o centro de trabajo distinto”. Para lo que los trabajadores contarían con “una formación previa, si fuera necesario, para reforzar aquellas zonas donde haya más actividad”. Teniendo para ello en cuenta parámetros vinculados a “criterios equitativos, para que no se produzcan diferencias entre personas de una misma área”; limitando “esa movilidad a un porcentaje máximo de movilidad sobre la jornada laboral anual”; garantizando la búsqueda de un “equilibrio entre la tarea y la compensación de incentivos, si dicha movilidad se produce de un área de venta a una de no venta; y limitando igualmente esta “movilidad funcional” entre centros a los mismos parámetros ya señalados, además de “establecer especiales garantías adicionales para el trabajador”.

Respecto a las jornadas laborales, “se pondrá especial interés para que el personal que no haya estado en ERTE, debido a su esfuerzo durante la pandemia, no deban recuperar el defecto de jornada que se haya podido producir desde el 16 de marzo hasta la apertura total del centro (fase 2)”. Del mismo modo, “se priorizan jornadas continuadas frente a turnos partidos, así como la no planificación de horarios ampliados de lunes a sábados”, con el objetivo de “evitar la presencia de un mayor número de trabajadores/as en los centros, así como vincular grupos de trabajo más estables en base a los parámetros del Ministerio de Comercio y el departamento de salud laboral de El Corte Inglés”. Mientras que “si se produjese defecto de jornada al no tener horarios ampliados”, esta “podrá recuperarse hasta el 31 de marzo del 2021”.

En cuanto a los pedidos vacacionales, empresa y Comisión Sindical han llegado ala cueros de mantener los turnos de vacaciones actuales. Que en el caso de los trabajadores afectados por el ERTE, se “reajustarán” descontándose “2,5 días por mes, tal y como marca la ley, al haber estado suspendido el contrato durante el ERTE”.

Con la intención de mejorar la conciliación entre los empleados y sus obligaciones familiares durante esta complicada fase de desescalada, se han establecido diferentes herramientas. Entre ellas, licencias no retribuidas a las que “podrá acogerse aquel personal que tenga hijos menores de 15 años y, por un periodo de hasta tres meses, puede ir unido a vacaciones, puentes, otras licencias y disfrutarse durante la venta especial”. Así como excedencias para el cuidado de un menor, que se amplían “hasta hijos menores de 15 años, durante un periodo mínimo de 4 meses, y con incorporación en las mismas condiciones laborales”. Mientras que en el caso del personal sin hijos menores pero con las mismas necesidad de conciliar, estos podrán igualmente “acogerse a la licencia no retribuida y a la excedencia” anteriormente descritas.

Mientras tanto, para los turnos de noche se ha establecido que estos sean de “adscripción voluntaria” con “dos días consecutivos de libranza semanales mínimos”, siendo estos “de manera general en sábados y domingos en centros de apertura no generalizada”, y estableciéndose “sistemas de descanso y retribución especiales” en el caso de que sí lo sean. Igualmente, se contará con un “pago de nocturnidad o complemento” adicional al salario. También con la posibilidad de contar con “turnos de una semana de trabajo y otra de libranza o de 4 días de trabajo semanal”, dependiendo de los horarios ofertados por la Empresa. Así como parking gratuito en el centro, en aquellos que dispongan de aparcamiento propio.

Para el seguimiento de todas estas iniciativas, desde El Corte Inglés se habrían comprometido de igual modo a impulsar la creación de un observatorio que se encargará de velar por el cumplimiento y la adaptación de este acuerdo entablado con la Comisión Sindical de la empresa. Integrada por los sindicatos mayoritarios entre sus empleados, CC.OO., Fasga, Fetico y UGT.

El Corte Inglés frente al coronavirus

A lo largo de esta pandemia por coronavirus, el grupo de grandes almacenes El Corte Inglés se ha situado como una de las comparáis españolas más activas frente al virus, especialmente durante sus jornadas de mayor virulencia.

Así, tras las primeras decisiones del grupo dirigidas a reforzar sus áreas de alimentación, en un momento que empezaba a cundir la alarma entre la población ante la posibilidad —irreal— del desabastecimiento, le seguían distintas iniciativas como la de crear de una línea de asistencia prioritaria para personas mayores y sanitarios; el lanzamiento de una App con la que agilizar las compras con tarjeta a través del teléfono móvil; su decisión de donar material y ropa de cama destinada a los pacientes del Hospital de Campaña de IFEMA; o la de reconvertir sus talleres de costura de la madrileña calle de Tomás Bretón a la fabricación de mascarillas.

Photo Credits: El Corte Inglés.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO