El Corte Inglés “arrima el hombro”: prioriza asistencia y alimentación frente al coronavirus

Madrid – Fuentes cercanas a El Corte Inglés transmiten a FashionUnited que ahora mismo no hay ningún ERTE planteado y que todos los esfuerzos del grupo no están ahí, sino que están dirigidos a reforzar su área de alimentación y a la puesta en funcionamiento de distintas iniciativas con las que responder ante esta epidemia por coronavirus. Medidas para las que desde la compañía se está priorizando en atender a los colectivos más vulnerables, entendidos estos como las compuestos por las personas de avanzada edad y los propios contagiados por el COVID-19.

Ya hacia finales de la pasada semana, cuando el Ejecutivo todavía se encontraba ultimando la declaración del “estado de alarma”, El Corte Inglés emitía un primer comunicado en el que anunciaba el cierre de sus centros de Madrid y País Vasco. Así como la puesta en funcionamiento de diferentes líneas de atención, tanto online como telefónicas, dirigidas a reforzar su área de alimentación. A esa primera comunicación le seguiría el lunes 16, una vez aprobadas por parte del Gobierno las limitaciones a la actividad económica y a la libre circulación, una segunda mediante la que el grupo anunciaba la adopción de “medidas especiales con el fin de proteger al máximo a nuestros clientes y empleados”. Entre las que establecía que todas sus “áreas de alimentación y productos de primera necesidad” permanecerían abiertas “durante el tiempo que se mantenga esta situación”. Recomendando a sus clientes “las distancias mínimas de seguridad” aconsejadas por las autoridades y el que “eviten la compra compulsiva y la acumulación de artículos innecesarios”, “ya que el abastecimientos de de productos de alimentación y de primera necesidad está garantizado”.

Con la firme intención de ofrecer el mejor trato y las garantías de salud necesarias para la población, la compañía ha reforzado, y recomienda, su servicio “Click&Car”. Iniciativa mediante la que permite la compra online, o telefónica, y la posterior recogida del pedido en el aparcamiento del centro comercial que estime el cliente, evitando con ello el contacto físico. Para aquellos que no dispongan de acceso internet, o busquen o necesiten de una atención personalizada —como las personas de más edad—, la compañía volvía a recomendar el uso de sus líneas de atención telefónica. Habilitadas con los números 901 930 930 para el área de supermercado y el 900 533 433 para otro tipo de productos.

Asistencia prioritaria a personas mayores en sus áreas de alimentación

Una vez que sus áreas de alimentación comenzaban a funcionar bajo estas circunstancias de excepcionalidad, desde el Grupo se estimó que era necesario una batería de medidas adicionales con las que proteger a las personas mayores, colectivo especialmente vulnerable ante el coronavirus.

Con ese fin anunciaba, ya durante la jornada del martes 17, que a partir del día siguiente habilitaría “en sus supermercados y áreas de alimentación líneas de caja especiales para personas mayores de 65 años”. A las que “se les dará prioridad en el momento de realizar la compra con el fin de agilizar sus gestiones y que puedan permanecer fuera de sus hogares el menor tiempo posible”. Del mismo modo que también “tendrán acceso preferente” durante las primera hora de apertura de sus centros. De 10:00h a 11:00h en los de El Corte Inglés e Hipercor, y de 09:00h a 10:00h en los supermercados Supercor.

Un hotel medicalizado para contagiados por COVID-19

De igual manera, en el día de ayer fuentes de la compañía nos confirmaban que ya habían comenzado a entrar los primeros enfermos de coronavirus en las instalaciones del Ayre Gran Hotel Colón de Madrid, propiedad en un 50/50 del grupo Palladium y del grupo de grandes almacenes. Espacio que se convertía así en el primer establecimiento hotelero mediacalizado de la capital en comenzar a atender pacientes, en un intento por apoyar la difícil situación en la que se encuentran los centros hospitalarios Gregorio Marañón, el Hospital Universitario Infanta Leonor y el Hospital Universitario de la Princesa.

En este caso era el grupo Palladium desde el que, a través de un comunicado, decidían mostrar en nombre tanto suyo como en el de El Corte Inglés “nuestro apoyo a todas las personas afectadas y nuestro agradecimiento a todos los que están trabajando incansablemente para que esta situación mejore”. El director ejecutivo de Palladium, Jesús M, Sobrino Fernández, explicaba de la misma forma a través de un comunicado que la compañía no descarta que esta decisión de poner “a disposición de la Comunidad de Madrid nuestro establecimiento […] para su inminente medicalización” pueda “ser extrapolada a otros hoteles y destinos, en caso de que las circunstancias lo precisen”.

Cruce de malentendidos

Con esta publicación desde FashinUnited intentamos responder a cómo es la situación en la que se encuentra volcada el grupo de grandes almacenes a día de hoy. Todo ello después de que comenzasen a trascender diferentes informaciones en relación a la posibilidad de un posible ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), surgidas a raíz de lo que apuntaba ser un comunicado interno de FASGA (Federación de Asociaciones Sindicales), el sindicato mayoritario entre la plantilla de la compañía.

Una vez trascendidas las primeras informaciones, era la propia organización sindical la que, a través de un comunicado, indicaba el pasado martes día 16 que “ante la información publicada en el día de hoy por el periódico El Confidencial, y a los efectos de aclarar el malentendido que dicha noticia haya podido generar entre los trabajadores de la empresa El Corte Inglés y afiliados de nuestro sindicato que no se hayan leído los comunicados que hemos publicado al respecto”, puntualizaba que “ningún redactor de este periódico se ha puesto en contacto con nosotros para contrastar la información”; “que la compañía no nos ha comunicado a ningún sindicato la decisión que va a tomar respecto a la crisis que ha generado el coronavirus”; “que este periódico está dando por hecho unos supuestos que, en ningún caso, la empresa ha puesto en nuestro conocimiento”; y que “la única intención que tuvo FASGA con el comunicado mencionado en esta información, era explicar que el ERTE era una de las posibles medidas a las que se podía acoger la Empresa para hacer frente a esta situación”. Terminando su misiva incidiendo en el hecho de que “estamos viviendo momentos de gran incertidumbre entre la población y, en concreto, entre los 80.000 trabajadores de El Corte Inglés”, por lo que “agradeceríamos a cualquier medio de comunicación […] que se ponga en contacto con nosotros con carácter previo”.

Photo Credits: El Corte Inglés.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO