• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Los sindicatos encaran las últimas jornadas de negociaciones con H&M con nuevas protestas e invitando a la compañía a desistir de su “ERE salvaje”

Los sindicatos encaran las últimas jornadas de negociaciones con H&M con nuevas protestas e invitando a la compañía a desistir de su “ERE salvaje”

Por Jaime Martinez

17 may. 2021

Empresas

Comisiones Obreras.

Madrid – Semana decisiva esta en la que entramos para la tramitación de las bases del Expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a los trabajadores del Grupo sueco H&M en España, estando previsto que el próximo domingo 23 de mayo finalice la fase de consultas, primera etapa para la tramitación de un ERE a la que seguirán su fase de autorización y de resolución, siempre y cuando así lo considere la autoridad laboral. Una fecha para la que en cualquier caso desde las centrales sindicales de Comisiones Obreras y UGT, haciendo uso de sus condiciones como sindicatos mayoritarios, han decidido continuar con el calendario de movilizaciones previsto organizando dos huelgas de 24 horas para los días de los próximos miércoles y viernes, 16 y 21 de mayo respectivamente de este 2021. Unos paros que vendrán a servir de colofón a las protestas que se han venido sucediendo, con gran seguimiento por parte de los trabajadores de la multinacional en nuestro país, a lo largo de estas últimas semanas.

Como principal motivación que encontraríamos tras toda esta sucesión de protestas y de jornadas reivindicativas, estaría el desacuerdo y el total rechazo mostrado por las centrales sindicales al plan de ajustes anunciado por la dirección del Grupo de moda sueco, hacia comienzos del pasado mes de abril, sobre sus estructuras en España. Un plan de optimización, defienden desde la multinacional, mediante el cual la compañía de la moda sueca, presente en nuestro país a través de un total de 166 establecimientos de sus cadenas H&M (153 tiendas), Cos (10), &Other Stories (2) y de una tienda de su cadena Weekday, pretende llevar a cabo una reducción de plantilla en el rango de los 1.066 trabajadores, al tiempo que acomete el cierre de un total de 30 de sus establecimientos. Ajustes en ambos casos que únicamente afectarán a las estructuras de sus cadenas H&M y Cos, y frente a los que los sindicatos no han dudado en responder con manifestaciones, paros parciales y, en las próximas semanas, dos jornadas de huelga de 24 horas. Una serie de acciones con las que buscan forzar a la dirección del Grupo a que aparte sus máximas pretensiones de la mesa de negociación, y a que desista de intentar sacar adelante un ajuste que no dudan, nuevamente, en calificar de “salvaje”.

Comisiones Obreras.
Comisiones Obreras.

Así pues, y tras unas últimas protestas “de paros parciales de dos horas por turno en H&M” que contaron con un “seguimiento masivo por parte de sus 5.000 personas trabajadoras, en su gran mayoría mujeres”, que “protagonizaron un ejemplo de lucha con su participación en los paros y su implicación en las concentraciones realizadas en toda España”, desde Comisiones Obreras estiman que “se ha dado una muestra clara de capacidad de movilización y se ha mandado un mensaje claro a la Dirección de H&M: No vamos a admitir un ERE salvaje con más de 1.000 despidos”, subrayan desde el sindicato a través de un comunicado. Misiva de la que hacen igualmente uso para exigir “a la multinacional sueca que rectifique de forma clara sus planteamientos y asuma las propuestas sindicales”, ante una semana clave en la que se dará fin al periodo de consultas con dos “huelgas de 24 horas convocadas para los días 19 y 21”.

Del mismo modo, y tal y como adelantábamos, desde el mismo sindicato esperan que el nivel de seguimiento y la intensidad de estas propuestas previas hagan que desde la dirección de H&M se “tome buena nota del mensaje que el conjunto de la plantilla ha dado”. Decidiéndose como resultado a abordar estas últimas jornadas de negociaciones “con intención real de alcanzar un acuerdo”, y en consecuencia “tirando al cajón su planteamiento inicial de 1.066 despidos y buscando soluciones negociadas basadas en la voluntariedad, y no en utilizar la digitalización como coartada para destruir empleo”.

Comisiones Obreras.

Objetivos sindicales: reducir el número de afectados y garantizar la voluntariedad y la reubicación de los miembros de la plantilla

Como alternativa a los planteamientos de máximos planteados desde la dirección de la multinacional sueca, desde la mesa de negociación del ERE, compuesta en su mayoría por representantes de Comisiones Obreras y UGT, habrían nuevamente incidido en que para llegar a un principio de entendimiento la compañía debe de acceder a establecer bases como las del principio de voluntariedad, así como a reducir tanto el número de trabajadores afectados por el expediente, como el número de tiendas que tiene previsto cerrar en nuestro país. Unos cierres que por otro lado la compañía ya habría empezado a ejecutar.

“Los planteamientos de la parte social en la mesa de negociación, compuesta muy mayoritariamente por CCOO y UGT”, detallan desde Comisiones Obreras, “se centran en una reducción muy significativa tanto del número de cierres como de posibles extinciones, que éstas se basen en la voluntariedad, ofertando a toda la plantilla un periodo de adscripción con condiciones económicas incentivadas, además de articular mecanismos para reubicar a la plantilla que se vea afectadas por el cierre de su tienda y no quiera extinguir su relación laboral”.

Comisiones Obreras.
Comisiones Obreras.

Un ajuste “salvaje” y dispar

De manera conjunta a estas bases que demandan los representantes de los trabajadores como principios para alcanzar un acuerdo, desde los mismo sindicatos vuelven a subrayar el que el ajuste que buscaría llevar a cabo el Grupo H&M en España se situaría muy por encima del que la misma compañía ha planteado sobre sus estructuras a escala global. Una disparidad de criterios que bien podría responder a la pérdida de peso que ha experimentado España dentro de los principales mercados de la compañía por volumen de negocio, consecuencia directa de la pandemia y de las restricciones aplicadas como consecuencia de la misma sobre la actividad comercial en regiones muy concretas de nuestro país, claves para la multinacional, como puede ser Cataluña.

Desde Comisiones Obreras de este modo denuncian el que H&M “pretende ejecutar un cierre de tiendas con mucha mayor dureza en España que en el resto del mundo”. Como demostraría el que “mientras a nivel global se pretende cerrar un 7 por ciento del total de tiendas, en nuestro país se plantea el cierre de un 18 por ciento y el despido del 20 por ciento de la plantilla”. Un ERE que el sindicato no duda en calificar como “salvaje”, y ante el que ha buscado responder “con una escalada de movilizaciones”, entre las que encontramos unas asambleas, concentraciones y unos paros parciales que han contado con un “seguimiento masivo”, y que culminarán con “las jornadas de huelga de 24 horas convocadas los días 19 y 21, si H&M no rectifica”.

Comisiones Obreras.