• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Inditex se repliega en China: cierra todas las tiendas de sus cadenas Bershka, Pull&Bear y Stradivarius

Empresas

Inditex se repliega en China: cierra todas las tiendas de sus cadenas Bershka, Pull&Bear y Stradivarius

Por Jaime Martinez

8 ene. 2021

Madrid – La multinacional española Inditex acelera en su plan estratégico de optimización de su red comercial, y acometerá el cierre todas sus tiendas físicas en China de las cadenas Bershka, Pull&Bear y Stradivarius. Una serie de clausuras que la compañía habría venido realizando a lo largo de los últimos meses, precisamente como parte de dicho plan estratégico, y que la multinacional tendría pensado culminar durante este primer mes de enero de 2021 que debiera finalizar con la desaparición de todos los puntos de venta físicos de las tres cadenas en el país asiático. Uno de los principales mercados de la multinacional, y en el que tanto Bershka como Pull&Bear y Stradivarius pasarán ahora a operar únicamente a través del canal online.

En estos momentos, y tras los cierres que se han venido acometiendo a lo largo de los últimos meses, Inditex cuenta en la China Continental con un total de 467 tiendas, de las cuales corresponden a su cadena de moda Zara 163, a Massimo Dutti 83, Oysho 80, Zara Home 47, Pull&Bear 37, Bershka 34, Stradivarius 22 y Uterqüe 1 única tienda. Una extensa red comercial que, tras los cierres que se acometerán a lo largo de este mes de enero, quedará reducida a un total de 374 establecimientos. Una cifra que contrasta frente a las cerca de 570 tiendas que el Grupo contaba en la misma región a fecha del 31 de enero de 2020, y a las que habría que sumar las 30 tiendas adicionales con las que contaba en la zona económica de Hong Kong durante las mismas fechas. Un número que por su parte se ha reducido a unas 26 tiendas, cifra que con los nuevos cierres, según las informaciones adelantadas por el medio estadounidense wwd, quedará reducida a apenas unas 18 tiendas. Dejando ya como resultado global la estructura de la multinacional para la Región de China, incluyendo Hong Kong, en un total de 392 puntos de venta, frente a los 600 que contaba a finales de enero del pasado año, en lo que supone una contracción que asciende hasta un -34,67 por ciento de su red comercial.

Un plan de optimización y digitalización que entraña el cierre de entre 1.000 y 1.200 puntos de venta

Era a comienzos del pasado mes de junio de 2020 cuando la multinacional española presentaba su plan estratégico “Horizonte 2020”. Una medida encaminada a acelerar la optimización y digitalización de su red comercial, objetivos sobre los que la compañía había venido trabajando, pero que ahora se decidía a acelerar como consecuencia de los efectos de la pandemia por coronavirus.

Entre sus principales medidas, entre las que se encontraban la implementación de nuevas estrategias de compra como su conocido “modo tienda”, o el desarrollo de una plataforma tecnológica propia como base del sistema operativo online de las operaciones digitales del Grupo, Inditex adelantaba la “absorción”, o cierre, de entre 1.000 y 1.200 de sus tiendas de menor tamaño. Una reducción de puntos de venta mediante la que estimaba pasar a contar con entre 6.700 y 6.900 tiendas, tras la apertura de cerca de 450 tiendas, frente al total de 7.469 establecimientos con los que contaba a fecha del 31 de enero de 2020.

China y España, principales mercados afectados por la reducción de la red comercial de Inditex

Como mercados principalmente afectados por la implementación de su plan estratégico “Horizonte 2022”, se encontrarían así tanto China como Japón y España, mercado nativo de la multinacional y en el que mantiene su central operativa.

En lo que concierne al mercado nipón, en el que en la actualidad la multinacional cuenta con 141 tiendas de sus cadenas Zara (92), Bershka (22), Stradivarius (8) y Zara Home (19), frente a las 145 que contaba al cierre del pasado ejercicio, falta por ver de que manera termina afectándole la aplicación de esta nueva política de cierres, y si finalmente se ve replicada sobre su red la medida adoptada por la multinacional ahora en China. Pudiéndose plantear su réplica en Japón, siguiendo con las intenciones anunciadas desde Inditex ya durante el pasado junio. Cuando incluía al país nipón junto a China como mercados en los que buscaría impulsar “definitivamente” las ventas online de Bershka, Pull&Bear y Stradivarius.

Mientras tanto en lo relativo a España, Inditex planteaba como parte de su plan estratégico la reducción de su red comercian en entre 300 y 350 puntos de venta. Unos cierres que la han llevado a pasar de los 1.580 establecimientos que contaba al cierre de 2019 hasta unos actuales 1.494 puntos de venta, sobre una estructura que continuará reduciéndose con los cerca de 79 cierres que la compañía planea realizar en España, 14 de ellos en Cataluña, hasta el próximo 30 de abril de 2021. Una nueva oleada de cierres que afectarán a cerca de unos 800 trabajadores, que por su parte podrán beneficiarse, al igual que el resto de trabajadores afectados por cualquiera de los cierres de la compañía en España, del acuerdo para el mantenimiento y la conservación del empleo al que llegaba finalmente Inditex con las centrales sindicales a mediados del pasado mes de diciembre.

“Por regiones”, destacaban desde Inditex el pasado mes de junio de 2020, “el plan permitirá que en China y Japón cadenas como Bershka, Pull&Bear y Stradivarius impulsen definitivamente la venta online”, así como que “en España continúe el proceso de los tres últimos años con la apertura de tiendas más relevantes” y la “absorción de tiendas pequeñas”, como “se ha visto en Bilbao o Pamplona”, mientras “que en América y resto de países europeos consolidará la estrategia de plena integración entre el mundo físico y digital”.

Photo Credits: Flagship store de Pull&Bear en Shanghái. Inditex, fotografía de archivo.