Inditex: los sindicatos presionan y le instan a que paralice los cierres

Madrid – Tras los últimos cierres anunciados por la multinacional española Inditex, matriz de las marcas comerciales Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe, que afectan a su red comercial en España, los representantes sindicales de los trabajadores del grupo han alzado la voz. Instando a la dirección del grupo a paralizar los cierres anunciados, y futuros, hasta que logre sellarse un acuerdo global entre la empresa y las centrales sindicales que garantice la protección del empleo y las condiciones laborales de los trabajadores que se verán afectados, invitando para ello a su dirección a iniciar un diálogo orientado a la creación de los distintos protocolos necesarios encargados de regular el proceso de absorción, y de cierres, que la multinacional plantea acometer como parte de su plan “Horizonte 2022”. Iniciativa estratégica anunciada por la compañía el pasado mes de junio, y en cuyo programa se enmarcarían ya estos primeros ajustes que ha empezando a realizar sobre su red comercial en nuestro país. Donde prevé que se vean afectadas unas 300 tiendas de entre los 1.000 y 1.200 establecimientos de menor tamaño que contempla llegar a cerrar, u “absorber”, a escala global. Unos ajustes que la multinacional está decidida a llevar a cabo con el objetivo de modernizar su modelo de negocio, haciéndolo avanzar en digitalización y en el terreno del comercio online.

“Desde CCOO reclamamos a la Dirección de Grupo Inditex que dé las instrucciones para paralizar estos cierres”, apuntaban de manera rotunda desde la central de CCOO a través de un comunicado emitido en el día de ayer. Misiva en la que igualmente invitaban a la dirección de la multinacional textil a asentar las bases y establecer las fechas para dar inicio a un “diálogo constructivo basado en la responsabilidad y compromisos mutuos”, que tendrá como principal finalidad el “alcanzar marcos de acuerdo basados en el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales, con medidas de flexibilidad interna, protocolos que regulen los procesos de absorción de tiendas y una apuesta estratégica por la formación y recualificación de las plantillas”.

Paralización de los procesos de cierres

Las demandas lanzadas por los representantes de los trabajadores hacia la multinacional, no responderían sino al compromiso al que habrían llegado ambas partes en el momento en el que se les comunicó esta serie de ajustes. Un compromiso que sin embargo todavía no se habría concretado en una mesa de negociación, mientras que la compañía habría comenzado ya a implementar los ajustes. Razón esta por la que desde la central sindical instan a la compañía a que los paralice.

“En la presentación de resultados del primer trimestre de 2020”, añaden desde CCOO, “el Grupo Inditex anunció una actualización de su estrategia 2020-2022, acelerando el cambio de su modelo de negocio” y en la integración de la “venta presencial y online”, “lo que implica el cierre y absorción de entre 1.000 y 1.200 tiendas de perfil más pequeño a nivel mundial”. “Posteriormente, en la reunión del Comité de Empresa Europeo”, apunta el sindicato, “la Dirección del Grupo Inditex se comprometió a que esta importante reestructuración se efectuaría priorizando la estabilidad en el empleo de las plantillas, ofreciendo puestos de trabajo para cubrir las necesidades generadas por el nuevo modelo a las personas que trabajan en las tiendas que se cierren, así como abordando las implicaciones laborales de esta reestructuración con la participación de la representación sindical en cada país. Un compromiso que desde CCOO valoramos muy positivamente, al igual que lo hemos hecho con la garantía del 100 por cien de retribuciones durante el estado de alarma” y con los demás acuerdos alcanzados para “la desescalada y la reanudación de la actividad”.

Sin embargo, frente a todos los acuerdos alcanzados y “en tanto en cuanto se concreta este compromiso, abriendo una mesa de negociación con la representación sindical en la que se aborden las implicaciones laborales del plan estratégico, ya se están produciendo cierres de tiendas en diversos territorios y marcas, o en su caso anuncios de cierres inminentes, que se saldan mediante ofertas individuales de traslado o extintivas”. “Una política”, indican, “que desde CCOO entendemos como anticipatoria de los cierres previstos y que, con independencia de que responda a una estrategia global o a iniciativas puntuales de los responsables de recursos humanos, debe paralizarse hasta que se alcance un acuerdo laboral a nivel del Grupo Inditex en España”.

De entre 250 a 300 cierres en España

A lo largo de estas últimas semanas, y tal como hemos venido haciendo público desde FashionUnited España, Inditex ha mostrado sus intenciones de cerrar diferentes establecimientos de su red comercial en España, como su tienda Massimo Dutti de Segovia, sus tiendas establecidas en el interior de los aeropuertos españoles o, de manera más reciente, la de su tienda Zara en el centro urbano de Almería.

Pese a no contar con una confirmación oficial, todo hace indicar que esta serie de cierres se enmarcarían como parte de los ajustes que la multinacional tiene previsto llevar a cabo sobre su red comercial en España, donde se verían afectadas como bien señalábamos entre unas 250 y 300 de sus tiendas. Mientras que a escala global esta cifra ascendería a entre 1.000 y 1.200 tiendas, un 14,7 por ciento de su superficie de venta total.

Inditex: los sindicatos presionan y le instan a que paralice los cierres

Entrando en los detalles desgranados de esta serie de ajustes que la multinacional textil tiene pensados acometer sobre su red comercial a escala global, de Zara, la cadena insignia del Grupo, de sus actuales 2.270 tiendas, 409 en España, se contemplaría el cierre de entre un mínimo de 250 y un máximo de 300 establecimientos. De Pull&Bear, una de las marcas de moda joven del Grupo con 970 tiendas, 198 en España, el cierre de entre 140 y 165 establecimientos. De Massimo Dutti, 754 tiendas, 180 en España, el cierre de entre 110 y 135 tiendas. De Bershka, 1.107 tiendas, 191 en España, el cierre de entre 135 a 160 tiendas. De Stradivarius, 1.106 tiendas, 277 en España, de 110 a 130 cierres. De Oysho, 677 establecimientos, 170 de ellos en España, el cierre de entre 145 y 175 tiendas. De Zara Home, 596 tiendas, 123 en España, el cierre de entre 100 y 120 establecimientos. Y de Uterqüe, la cadena de menor tamaño del Grupo con 89 tiendas, 32 de ellas en España, se contempla llevar a cabo el cierre de entre 10 y 15 establecimientos. Dando como resultado esa reducción de entre 1.000 y 1.200 tiendas sobre la red comercial global de Inditex, integrada, a fecha del 31 de enero de 2020, por 7.469 tiendas, 1.580 de ellas ubicadas en España.

Photo Credits: Inditex, fotografía de archivo. / CCOO, infografía.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO