• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Corte Inglés comprará por 145 millones el 5 por ciento en manos de Dimas Gimeno

El Corte Inglés comprará por 145 millones el 5 por ciento en manos de Dimas Gimeno

Por Jaime Martinez

2 feb 2021

Empresas

Madrid – La paz familiar parece que volverá a reinar entre los miembros del clan Álvarez, aunque no podríamos asegurar si sobre alguna herida abierta que nunca llegará a cicatrizar tras los duros enfrentamientos que, a lo largo de estos últimos años, han mantenido enfrentadas a las dos ramas de la familia más próximas al fallecido Isidoro Álvarez, presidente del Grupo de grandes almacenes El Corte Inglés durante más de 25 años. Y es que tras las informaciones que adelantábamos desde FashionUnited, hace escasamente unas semanas, en relación a la recompra de acciones que la empresa habría llevado a cabo sobre las participaciones que, como exdirectivo, mantenía a título personal el otrora presidente del Grupo, el empresario Dimas Gimeno, por 2,5 millones de euros; hoy conocemos que igualmente la compañía se encontraría en disposición para hacerse con el 5 por ciento de la empresa que continúan controlando Dimas Gimeno y su madre, María Antonia Álvarez, a través de sus participaciones en IASA, la sociedad patrimonial de la familia Álvarez.

En estos momentos la operación contaría ya con un acuerdo preliminar entre las partes, en virtud del cual el Grupo de grandes almacenes se compromete a adquirir el 5 por ciento de la empresa que, en suma y de manera indirecta, controlan Gimeno y su madre. Una recompra de acciones que la compañía haría a través de la adquisición de las participaciones del 22,18 por ciento con las que ambos cuentan en total dentro de IASA, y por las que El Corte Inglés, según adelanta el medio El Confidencial, estaría dispuesto a abonar unos 145 millones de euros, pagaderos en tres años.

Con una rebaja de más del 70 por ciento

El precio de venta acordado entre las partes, de situarse finalmente en esos 145 millones de euros, no haría sino poner de manifiesto la premura con la que cuentan, tanto Gimeno como su madre, para granjearse de un efectivo que les permita hacer frente a los cerca de 70 millones de euros que, entre ambos, deberán de abonar a hacienda durante el próximo mes de junio. Una cantidad en concepto de Impuesto de Sucesiones sobre la que, tras la muerte de Isidoro Álvarez, decidieron solicitar una prórroga de cinco años ante Hacienda, poniendo como garantías para ello, según las informaciones recogidas por el medio económico El Economista, un aval del Banco Santander e hipotecando las acciones que precisamente pasará ahora a adquirir El Corte Inglés.

Una vez acordada finalmente la venta, la cantidad generada permitirá a Gimeno abonar los cerca 40 millones de euros que le corresponden pagar ante Hacienda, y a su madre esos 30 millones restantes que le solicita la Agencia Tributaria. Sirviendo así pues la operación como todo un bálsamo para las finanzas de Gimeno, precisamente en un momento en el que el empresario se encuentra plenamente inmerso en el desarrollo de sus nuevos retos profesionales, entre los que destacan desde la puesta en marcha de su propio vehículo de inversión, Kapita, hasta los preparativos para la apertura de su primera tienda “Wow” en pleno corazón de Madrid. Unos proyectos que el empresario habría podido llegar a ver desvanecerse entre sus manos incluso antes de materializarse plenamente, de no haber sido por la disposición de las hermanas Álvarez. Quienes por su parte, con el poder que les faculta el ser poseedoras del 69 por ciento de IASA y una vez la presidencia ya en manos de Marta Álvarez, no contaban con ninguna necesidad para hacerse con las participaciones minoritarias en manos de Gimeno y de su madre. A los que finalmente se han decidido a lanzar este salvavidas económico, a una valorización eso sí muy por debajo de las primeras cifras que se barajaban.

En este sentido, y según recogía entonces el señalado medio económico, Gimeno llegó a ofrecer en un primer momento a sus primas la venta de sus acciones en IASA por un valor de unos 250 millones de euros. Precio que se significaba ya con una rebaja del 50 por ciento respecto del valor de la operación protagonizada por el jeque catarí Al Thani en el año 2015. Momento en el que la familia real de Qatar entraba en el Grupo de distribución haciéndose con un 10 por ciento de la empresa por cerca de 1.000 millones de euros. Lo que deja, atendiendo a estos valores y a ese precio de venta del 5 por ciento en manos de Gimeno y de su madre por 145 millones de euros, con una estimación de sus participaciones en un -71 por ciento por debajo del precio de venta de las acciones en manos del inversor catarí del Grupo. Un precio sobre el que, no hay que dejarlo de lado, habrían igualmente influido las dificultades e incertidumbres económicas que planean en el panorama, tanto español como internacional, a cuenta de esta pandemia por coronavirus.

Photo Credits: El Corte Inglés, fotografía de archivo.