• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Prada ahonda en su dualismo con una colección de “bodys” masculinos durante la Milan Fashion Week

Prada ahonda en su dualismo con una colección de “bodys” masculinos durante la Milan Fashion Week

Por Jaime Martinez

18 ene. 2021

Moda

Madrid – La firma italiana Prada presentaba este pasado domingo, en el marco de la última edición de la Semana de la Moda masculina de Milán, su propuesta menswear para la temporada Otoño/Invierno de 2021/2022. Una colección con la que la conocida casa milanesa hacía gala del dualismo bajo el que se rige su dirección creativa, capitaneada en igualdad de condiciones por Miuccia Prada y Raf Simons desde el fichaje del diseñador belga el pasado mes de febrero de 2020, extrapolando dicho concepto hacia la confección de una propuesta que giraba en torno a nuestra necesidad como seres humanos de conectar y de preservar nuestros sentimientos más íntimos, con los “bodys” masculinos como piedra angular de la colección.

A lo largo de un desfile sin público en directo que pudo seguirse a través de todas las plataformas y portales digitales de Prada, acción que venía a responder a los riesgos y limitaciones impuestas como consecuencia de la pandemia por coronavirus, asistimos a la defensa de un discurso dualista, manifestado a través de unas prendas con las que los diseñadores incidían sobre la necesidad de volver a considerar la importancia de nuestros cuerpos. Último refugio y vasija de nuestros sentimientos, así como reducto al que se ha visto reducida nuestra libertad en muchas ocasiones en estos duros tiempos de pandemia, en los que las restricciones encaminadas a reducir la propagación del coronavirus nos han impedido disfrutar de una independencia que se veía limitada a la inmensidad de nuestros respectivos mundos interiores.

“La base de todo es el individuo”, apuntan desde la firma italiana, “el cuerpo humano y su libertad”. Unos conceptos que se encargaba de manifestar a través de estos “bodys de punto de jacquard” que “crean una ‘segunda piel’ estilizada” que “sirve para perfilar la figura en un movimiento dinámico”. Unos ritmos que se muestran como “la abstracción de unos sentimientos que se convierte en abstracción de la libertad”.

“Estos monos, paradójicamente”, añaden desde Prada, “se muestran al tiempo que se mantienen ocultos, poniendo así énfasis en la concepción física de los cuerpos pero también cubriendo su forma”. Un dualismo que veremos con unas piezas que “se presentan solas”, mientras que otras lo hacen en “conjuntos, utilizados para crear una capa base por debajo de las prendas y de los trajes”. “Demuestran tanto protección como exposición, junto a connotaciones contrarias que van de la ingenuidad ‘naive’ al conocimiento y la experiencia, de lo íntimo y cercano a lo distante, de lo juvenil a lo maduro. En este último aspecto reflejando el paso del tiempo, el paso de la vida”.

Minimalismo y sobriedad sobre una “segunda piel” de motivos geométricos

Más allá de esa concepción dualista que entrañarían esos “bodys” como manifestación de esos conceptos contrarios, el mismo dualismo volvería a hacer su aparición en lo que respecta a las mismas piezas ajustadas en relación con las demás prendas de la colección. Construidas sobre unas líneas minimalistas y unas tonalidades sobrias que entrarían en contraposición con los exuberantes patrones y motivos de esa “segunda piel”, de igual manera que sus ceñidos cortes lo hacen con los volúmenes y las formas holgadas que muestran los patrones de chaquetas, trajes y prendas de abrigo.

“Realizados en piel y en tejido bouclé y cubiertos de patrones geométricos de jacquard, las prendas resultan sensuales, creando una topografía de sentimientos que solamente quien las porta puede disfrutar”, liberando, si así lo deciden, un “color y unos patrones que excitan a la vista” y unos tejidos que “atraen al tacto” bajo unos “abrigos de abotonaduras simples y cruzadas” que “se construyen sobre líneas rectas” y unas “chaquetas tipo bomber que son generosas” en sus volúmenes.

Una puesta en escena dualista y reciclable

Partiendo de ese mismo punto de vista dualista que navegaba entre los contrarios del intimismo y de nuestra necesidad por conectar y de relacionarnos, el desfile tenía lugar a lo largo de una sucesión de espacios que recreaban una serie de recintos que podían entenderse tanto exteriores como recreaciones de un mundo interior.

Construidos por el estudio de arquitectura OMA de Rem Koolhaas, estos “no espacios” por los que desfilaron los modelos resultan “acogedores y seductores”, pretendiendo ser en su concepción “tanto interiores como exteriores, duros y acogedores, cálidos y fríos”. “Simultáneamente ambos y ninguno”, “permitiendo una libertad absoluta de interpretación y de expresión”. Un doble discurso que la firma exhibía ante su público bajo el ritmo de la música electrónica de Richie Hawtin, y sobre una atmósfera construida mediante tonalidades brillantes y paneles de mármol, de resina, yeso y cubiertos de piel sintética.

Más allá de su atractivo visual y de su simbología, toda la escenografía se desarrollaba sobre el principio de sostenibilidad por el que aboga la firma italiana como uno de sus principales pilares de futuro. Habiéndose acordado destinar todo el material empleado durante el desfile a la construcción de las nuevas instalaciones y pop-ups que lleve a cabo Prada alrededor del mundo, para finalmente ser donadas a Meta; un proyecto de economía circular con sede en Milán.

Encuentro con estudiantes

Una vez concluida la presentación del desfile, los codirectores creativos de la firma, Miuccia Prada y Raf Simons, llevaron a cabo un encuentro digital con estudiantes seleccionados de algunas de las principales escuelas de moda, arte, arquitectura y filosofía de Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Italia o China. Encuentro que venía a significarse como la continuación del foro de discusión que abría tras el final de su colección “Dialogues” para la temporada Primavera/Verano de 2021, en una acción con la que desde la firma buscan reflejar el interés de ambos diseñadores por subrayar la importancia de la educación y de la necesidad de formar a las nuevas generaciones de creativos.

Photo Credits: Prada, página oficial.