• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Desfiles suspendidos y a puerta cerrada: el coronavirus ensombrece Milán

Desfiles suspendidos y a puerta cerrada: el coronavirus ensombrece Milán

Por Jaime Martinez

25 feb. 2020

Moda

Madrid – Ayer lunes 24 terminaba la edición más desapacible de cuantas se recuerdan de la Semana de la Moda de Milán. Cita marcada en rojo en los calendarios de los principales prescriptores de moda internacionales, que se veía tristemente ensombrecida por el alarmante brote del conocido como coronavirus de Wuhan. Epidemia que atenaza el norte de Italia, y de manera especial a las regiones de Lombardía, del Véneto y del Piamonte, que ha provocado ya 6 fallecidos y más de 200 infectados.

La que se antojaba como una semana repleta de celebraciones sobre las últimas tendencias en moda, así como con diferentes iniciativas con las que mostrar su solidaridad con la población china, tan afectada por el coronavirus, ha visto cómo rápidamente su brillo se apagaba al mismo ritmo que se ponían en funcionamiento medidas no recordadas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Consecuencia de un brote que ya registra su primer contagiado en el sur del país, y que amenaza con expandirse a gran escala por el resto del continente europeo.

Un extremo para el que desde Italia se han apresurado a tomar iniciativas tan excepcionales sobre la ciudad de Milán como cerrar las escuelas, universidades, museos, gimnasios o los icónicos Duomo y el teatro de La Scala. Coliseo que en sus más de 240 años de historia únicamente ha llegado a cerrar sus puertas en seis ocasiones. Medidas a las que se han sumado el cierre de los centros comerciales y mercados los fines de semana, o la aplicación el resto de días de un horario reducido hasta la seis de la tarde para bares, cines y discotecas. Todo ello al tiempo que las autoridades italianas han decidido colocar en situación de cuarentena a hasta once localidades del norte del país, y suspender la organización del Carnaval de Venecia. Mientras que las diócesis de Milán, Turín y Venecia anuncian que suspenden las misas públicas para evitar la propagación del brote.

Desfiles suspendidos y a puerta cerrada

Regresando al ámbito de la moda, la misma Camera Nazionale della Moda Italiana que hace solamente unos días urgía a la necesidad de solidarizarse con China, informaba el domingo de los cambios en su programa debido a la extensión del coronaviurs por la región de Lombardía. En un intento por arrojar algo de luz sobre el clima de excepción que se adueñaba de las últimas jornadas de esta Semana de la Moda de la que es organizadora, la Camera Nazionale emitía un comunicado en el que informaba de la intención de las firmas de continuar, en la medida de lo posible, con sus presentaciones. Con algunas de ellas como Armani tomando precauciones como las de celebrar sus desfiles a puerta cerrada, o limitándolos a un número reducido de asistentes.

“La Camera Nazionale della Moda Italiana comunica que el penúltima día de la Semana de la Moda de Milán [domingo 23] tuvo lugar en su totalidad: algunas marcas decidieron organizar sus desfiles a puerta cerrada, y otras por mantenerlos en abierto, pero limitando su asistencia a un número de profesionales, como medida con la que permitir que las marcas no pierdan el trabajo realizado durante estos últimos meses”. “Como medida de solidaridad con los afectados, la CNMI anuncia la cancelación del evento ‘Camera Nazionale della Moda Italiana e Camera Buyer Italia - Fashion Hub Awarding Event’ programado para esta noche y la del “Fashion Hub and Emerging Designers Market Day” organizado para mañana”. Mientras que los desfiles de ayer lunes 24 de Atsushi Nakashima y de Alexandra Moura, que debían poner el broche de oro de esta última edición de la Semana de la Moda de Milán, “se llevarán a cabo a puerta cerrada” al tiempo que se retransmitirían en vivo por cameramoda.it y los distintos perfiles en redes sociales de la CNMI. Un punto sobre el que finalmente la Camera Nazionale tenía que rectificar, anunciando que “siguiendo con las disposiciones del ministerio de sanidad italiano y del presidente del gobierno de la región de Lombardía, los desfiles de Atsushi Nakashima y de Alexandra Moura que debían celebrarse ayer lunes eran finalmente cancelados.

Lineapelle, a salvo de los estragos del coronavirus

Coincidiendo con la celebración de esta Semana de la Moda de Milán, la capital lombarda también ha albergado a lo largo de estos últimos días otras importantes citas para el sector. Como los son los salones de Micam (calzado) y Mipel (artículos de cuero), del 16 al 19 de febrero; la feria internacional Simac Tanning Tech, del 19 al 21 de febrero; y los salones “Super” de accesorios y prêt-à-porter para mujer, “White” de ropa de mujer, y “The One”, de prendas de vestir-de-porter de alta gama para mujer, los días del 20 al 23 de febrero. Así como Lineapelle Milán, feria celebrada los días del 20 al 22 de febrero.

Tras esta última edición, cuya organización parece haberse salvado por los pelos de los estragos causados por el brote de coronaviurs, desde Lineapelle aseguran haber salido reforzados como cita de referencia para la cadena de suministros de la industria de la moda. Todo ello como consecuencia de un certamen a lo largo del que la organización asegura haber recibido casi 20.000 visitantes, un 2 por ciento más que en las anteriores ediciones de 2019. Y eso a pesar de la notable ausencia de compañías y compradores chinos.

“Lineapelle confirma su relevancia dentro de la cadena de suministros global del sector de la moda y de artículos de lujo”, aseguran desde la organización de la feria, impulsada por el creciente número de “operadores italianos y extranjeros”. Y ello “a pesar de la notable ausencia de expositores y compradores chinos y del Lejano Oriente, que no pudieron participar a causa del coronavirus”.

Photo Credits: Unsplash.