• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Richemont hunde sus títulos más de un -13 por ciento pese a cerrar en unos resultados “históricos”

Richemont hunde sus títulos más de un -13 por ciento pese a cerrar en unos resultados “históricos”

Por Jaime Martinez

23 may 2022

Empresas

Photo Credits: Chloé, página oficial de Facebook.

La multinacional internacional suiza Compagnie Financière Richemont, compañía especializada en el sector del lujo y con intereses en los ámbitos de la moda, la joyería y la relojería como matriz de casas tan conocidas como las firmas de joyería Cartier y Van Cleef&Arpels, de los relojes Baume&Mercier o Piaget, de las firmas de moda y accesorios Chloé, Alaïa o Dunhill y de las plataformas de venta online especializadas del ecosistema Yoox Net-A-Porter, daba a conocer este viernes 20 de mayo de 2022 sus últimos resultados financieros concernientes a su último ejercicio completo de 2021/2022. Periodo anual finalizado el pasado 31 de marzo de 2022, que la compañía logró completar en unos niveles de “máximos históricos” en términos de ingresos y de beneficios. Logros que sin embargo no impidieron el que las acciones de la multinacional suiza llegaran a hundirse más de un -13 por ciento en una única sesión, lastradas por el retraso en su operación de desinversión en el negocio de Yoox Net-A-Porter, así como por una aparente ralentización del crecimiento de la compañía en China. Mercado que se está viendo especialmente golpeado en términos de crecimiento, como consecuencia de la política “Covid Cero” implantada por el Gobierno de Pekín en su intento por frenar la propagación de los nuevos brotes por coronavirus que vienen surgiendo en el país.

Entrando a poner en valor las cifras registradas por la multinacional suiza a lo largo de este último año, Richemont ha cerrado este último ejercicio fiscal con unos ingresos totales por valor de 19.181 millones de euros. Cifra que representa un aumento de +45,93 por ciento frente a los 13.144 millones de euros en ventas que la compañía recogía al cierre de su ejercicio de 2020/2021, así como de un +34,72 por ciento frente a los 14.238 millones de euros de facturación que generaba durante el ejercicio de 2019/2020, el último que llegó a completarse libre de los principales efectos generados a cuenta de esta pandemia por coronavirus.

Respondiendo a este increíble aumento de los ingresos de la compañía, dentro de su capítulo de beneficios Richemont cerraba el año con un beneficio neto en positivo por valor de 2.079 millones de euros. Cantidad que supone un incremento del +61,29 por ciento con respecto a los 1.289 millones de euros de beneficio que registraba al cierre del ejercicio anterior; así como de un +123,31 por ciento con respecto a los “apenas” 931 millones de euros de beneficio que lograba cosechar durante el ejercicio de 2019/2020.

“El ejercicio fiscal finalizado el 31 de marzo de 2022, vio a Richemont registrar otro sólido conjunto de resultados”, entraba a valorar Johann Rupert, presidente de Richemont, a lo largo de unas declaraciones hechas públicas por parte de la propia multinacional suiza. “Las crecientes presiones inflacionistas y los repetidos cierres temporales de tiendas a causa de las medidas sanitarias impuestas, se vieron compensadas por un comportamiento relativamente mejor de las economías hasta febrero de 2022”. Ofreciendo como resultado “unas sólidas ventas, beneficios y flujos de efectivo del Grupo”, que “confirman el fuerte atractivo de nuestras Maisons y la relevancia de nuestra estrategia a largo plazo”, en lo que ha terminado traduciéndose en “unas ventas durante el año que alcanzaron un máximo histórico de 19.200 millones de euros”.

Alarma por la ralentización del crecimiento en China

Entrando a analizar en detalle el comportamiento experimentado por la multinacional suiza a lo largo de todo el año, por áreas de negocio la de joyería siguió posicionándose como la principal fuente de ingresos del Grupo, generando unas ventas por valor de 11.083 millones de euros (+49 por ciento con respecto al año anterior); seguida del área de relojería, con ventas de 3.435 millones de euros (+53 por ciento); del área de distribución online, en la que se incluye el negocio de Yoox Net-A-Porter, con unas ventas de 2.788 millones de euros (+27 por ciento), y finalmente por el resto de “otros” negocios de la compañía, incluidos los de sus casas de moda, con unas ventas totales que alcanzaron los 2.056 millones de euros (+53 por ciento).

En cuanto a los canales de distribución, el canal mayoristas siguió siendo la principal vía de ingresos para la compañía, con unas ventas de hasta 11.057 millones de euros (+53 por ciento); seguido del canal mayorista y de los acuerdos de licencia del grupo, responsables de generas unos ingresos de hasta 4.539 millones de euros (+46 por ciento), y ya por último del canal online. Ámbito desde el que Richemont llegó a recoger unos ingresos de hasta 3.585 millones de euros (+28 por ciento).

Ya por último, en cuanto a su comportamiento por mercados, la región de Asia-Pacífico siguió posicionándose como la principal fuente de ingresos para la multinacional suiza, generando unas ventas por valor de 7.820 millones de euros, pero ofreciendo un crecimiento en su conjunto de “solo” un +32 por ciento. Seguida en este sentido de Europa, con unas ventas de 4.469 millones de euros (+51 por ciento); por la región de las Américas, con unas ventas de 4.268 millones de euros (+79 por ciento); por Oriente Medio y África, responsables de generar unos ingresos que han ascendido hasta los 1.419 millones de euros (+54 por ciento); y por último Japón, mercado en el que llegaron a generarse unas ventas por hasta 1.205 millones de euros (+28 por ciento).

A lo largo de todo el ejercicio, “todas las Maisons, canales y regiones”, han logrado “un crecimiento de dos dígitos”, que ha venido liderado por “las Américas (+79 por ciento)”, entra a detallar Rupert. Por su parte, “las ventas en Asia Pacífico aumentaron un +32 por ciento”, pero con “las ventas en China continental” creciendo por debajo de la media de la región y en solamente “un +20 por ciento en comparación con el año anterior”. Mientras que “la sólida base de clientes europeos compensó con creces la moderación de la recepción de turistas, lo que llevó a un aumento de las ventas del +51 por ciento, al tiempo que en Oriente Medio y en África las ventas crecieron a un ritmo similar, superando a Japón como el cuarto mercado más gran del Grupo, después de las que ventas siguieran aumentado aunque en un +28 por ciento”.

De otro lado, dentro del área de Distribución Online, “las ventas aumentaron un +27 por ciento y el Ebitda alcanzó un punto de equilibrio antes de la paga excepcional a los empleados del Grupo y del abono a Feng Mao, la joint-venture china creada junto a Alibaba”, habiéndose dado pasos significativos en “el cambio hacia un modelo de negocio híbrido” en Net-A-Porter y en Yoox, en lo que deberá traducirse en una “combinación de la propiedad del inventario y en e-concesiones” al marketplace, permitiendo el que este, siguiendo con los ánimos de Richemont, pase a ser una plataforma abierta en propiedad de un conjunto diferente de empresas en las que ninguna de ellas ocupe el papel como principal propietario de referencia.

Caída de más de un -13 por ciento en bolsa

A pesar de este modo de los sólidos resultados ofrecidos por la multinacional suiza, serían ese retraso en hacer de Net-A-Porter y Yoox una plataforma con riesgos compartidos y ese crecimiento del +20 por ciento en China, por debajo del +32 por ciento de la región de Asia-Pacífico, los motivos que habrían llevado a los inversores a castigar la cotización de Richemont en el parqué, provocando una caída del -13,11 por ciento de sus títulos. Acciones que pasaban así de los 105,60 francos suizos por título a los que cotizaban al cierre de la sesión del jueves, a cerrar la sesión del viernes en un valor de solamente 91,76 francos suizos por título.

De cara a este nuevo ejercicio de 2022/2023 en el que se encuentra ya inmersa la compañía suiza, desde Richemont han rechazado por el momento ofrecer una guía detallada sobre sus previsiones para este año, limitándose a alertar de que “incluso si esperamos que lo peor del Covid haya quedado atrás, nos enfrentamos a un entorno global que es el más inestable que hemos experimentado en varios años”. “Sin embargo”, añade Rupert, “encontramos confort en la fuerza y en el atractivo permanente que despiertan nuestras Maisons, así como en su relativamente equilibrado balance geográfico”. Además, “la posición de caja neta de Richemont, con 5.300 millones de euros a finales de marzo de 2022, en una fuente de fortaleza a medida que nos enfrentamos a un panorama que va a venir marcado por la volatilidad”. Por todo ello, “estoy seguro de que el Grupo está bien posicionado para beneficiarse de cualquier intensidad en la demanda de los consumidores”. Para lo que “trabajaremos para mantener la agilidad y la flexibilidad necesarias para gestionar las incertidumbres globales”.

También te puede interesar:
MODA LUJO
resultados anuales
resultados financieros
RICHEMONT