• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Prada: cuando el lujo se digitaliza

Prada: cuando el lujo se digitaliza

Por Jaime Martinez

12 mar. 2021

Empresas

Madrid – El Grupo de moda italiano Prada daba a conocer, a mediados de esta misma semana, sus cuentas consolidadas relativas a su último ejercicio anual de 2020. Un periodo que finalizaba el pasado 31 de diciembre, en el que la compañía ha terminado recogiendo unas cifras de negocio sensiblemente peores a las obtenidas por otras compañías del sector de la moda-lujo. Grupos como LVMH, Kering o Hermès, cuyas caídas beneficios se han terminado posicionando en rangos notablemente mejores a los recogidos por la compañía italiana. Que no obstante ha visto como sus esfuerzos dirigidos a la consolidación de un nuevo modelo de lujo más digitalizado, le permitían recoger un crecimiento de hasta el +200 por ciento en el medio digital. Un aumento de las ventas que le servían para compensar gran parte de esa caída que acumulaba a través de su red comercial de establecimientos físicos.

Detallando así pues las cuentas de la multinacional milanesa, habida cuenta de las dificultades registradas a razón de esta pandemia por coronavirus la compañía cerraba su ejercicio de 2020 con una facturación total por valor de 2.422.739 millones de euros. Cifra que representa una caída del -24,89 por ciento respecto de los 3.225.594 millones que la compañía lograba generar durante el pasado año. Una bajada que se veía por último reflejada en el capítulo de beneficios de la compañía. Donde, frente a los beneficios de +255,78 millones que conseguía obtener al cierre de su ejercicio de 2019, Prada ha terminado sumando unas pérdidas totales por valor de -54,13 millones de euros. Algo que no ha impedido a la compañía terminar con una posición financiera neta de -311,35 millones de euros, reduciendo su deuda respecto de los -405,54 millones de euros en la que se encontraba a fechas de diciembre de 2019.

“A lo largo de todo este ejercicio, de carácter disruptivo, hemos logrado alcanzar todas aquellas metas que nos habíamos propuesto, gracias sobre todo al compromiso y al alto sentido de la responsabilidad de toda nuestra gente”, se encargaba de señalar con confianza Patrizio Bertelli, director ejecutivo del Grupo Prada, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía de moda. “Respondimos rápidamente a los cambios que se han ido reflejando en el mercado, fortaleciendo nuestra relación con unos clientes locales, cuyo consumo durante la segunda mitad del año ayudó a compensar casi por completo la ausencia de turistas”. Con todo ello, “logramos unos buenos niveles de rentabilidad y generamos un buen flujo de caja, lo que permitió mejorar nuestra posición financiera”. Obteniendo como resultado unas cuentas que “nos dan la suficiente confianza para poder afrontar la próxima fase de crecimiento”, la cual se dará “tan pronto como termine el periodo más crítico de la pandemia”.

Crecimiento del +200 por ciento en el canal online

Entre los principales indicadores que ha dejado tras de sí este ejercicio para el Grupo italiano, matriz además de la firma de moda Prada de Miu Miu, Church’s, Car Shoe y de la cadena de pastelerías milanesas Marchesi 1824, el más notable sin duda es su buen desempeño en el canal online. Un medio en el que ha llegado a experimentar una fuerte aceleración de más del 200 por ciento.

“La pandemia ha acelerado la evolución digital y reforzado la estrategia omnicanal del Grupo”, explican desde Prada; en relación a un medio online en el que las ventas “se han triplicado respecto de los niveles de 2019”, permitiendo con ello aumentar la presencia del Grupo en el espectro digital. Una mayor visibilidad a la que también contribuyeron las presentaciones de las primeras colecciones diseñadas de manera conjunta por Miuccia Prada y Raf Simons, nombrado codirector creativo de la firma principal del Grupo poco antes de que terminase por decretarse esta pandemia mundial por coronavirus.

Fuerte recuperación en el segundo semestre de 2020 y marcada tendencia al alza en el arranque de 2021

Atendiendo al comportamiento del Grupo, por canales de distribución, las ventas en el canal minoristas experimentaron una caída del -18 por ciento, hasta los 2.155 millones de euros, respecto de las cifras obtenidas el ejercicio anterior. Con un primer semestre en el que llegaron a hacerlo en hasta un -32 por ciento, seguido ya de una segunda mitad del año en el que la tendencia a la mejoría se hacia ya palpable, con una caída que entonces se veía limitada a escasamente un -6 por ciento.

Entrando a desgranar este capítulo de ingresos, en Europa las ventas minoristas cayeron un -35 por ciento, hasta los 561 millones de euros. Mientras que en mercados como Rusia las ventas llegaron a crecer hasta un +46 por ciento. Al tiempo que en la región de Asia-Pacífico lo hacían al cierre del ejercicio en un +1 por ciento, hasta los 914 millones de euros. Impulsadas en su caso por una fuerte recuperación en la segunda mitad del año, con un crecimiento del +19 por ciento que vino impulsada por mercados como los de la China Continental (+52 por ciento), Taiwán (+61 por ciento) y Corea (+22 por ciento). Mientras que en las Américas las ventas caían un -17 por ciento, hasta los 291 millones de euros, con un crecimiento del +4 por ciento en el segundo semestre. Y así hasta finalmente llegar a Japón, donde las ventas han caído un -28 por ciento hasta los 272 millones de euros, y una zona de Oriente Medio en el que lo hacían en un -12 por ciento, hasta los 78 millones de euros.

En cuanto al canal mayorista, este registró una caída del -49 por ciento respecto de 2019, hasta los 275 millones de euros. Una caída que en su caso continuó igualmente durante la segunda parte del año, con una bajada del -20 por ciento, siguiendo así la decisión de la compañía de reducir su exposición a esta canal y reconducir su estrategia hacia un modelo de negocio con mayor peso en el retail y las ventas directas al consumidor.

En cuanto a lo que refiere al actual ejercicio de 2021 en el que se encuentra embarcada la compañía, el Grupo adelanta el contar con un comienzo de ejercicio en el que se muestra una “alentadora” tendencia al alza de las ventas minoristas. Todo ello a pesar de las restricciones a cuenta del Covid-19 que siguen produciéndose, y siguiendo así con la tendencia al crecimiento que la compañía venía ya experimentando a lo largo del segundo semestre de 2020.

Photo Credits: Prada.