• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • LVMH acelera su recuperación y dispara sus ventas en moda un +18 por ciento antes del cierre de ejercicio

LVMH acelera su recuperación y dispara sus ventas en moda un +18 por ciento antes del cierre de ejercicio

Por Jaime Martinez

27 ene. 2021

Empresas

Madrid – El holding internacional francés especializado en el sector del lujo LVMH, compañía matriz de importantes casas de moda de la talla de Louis Vuitton, Loewe, Christian Dior o Givenchy, de la cadena de perfumerías Sephora, de bodegas como Dom Pérignon y de firmas de joyería y relojería como Bvlgari o Tiffany’s, daba a conocer en el día de ayer el balance final de sus cuentas del pasado ejercicio de 2020. Periodo duramente marcado por esta pandemia por coronavirus, durante el que la multinacional vio caer su volumen de ingresos un -17 por ciento, tras generar unas ventas por valor de 44.651 millones de euros frente a los 53.670 millones que recogía durante su anterior ejercicio de 2019. Todo ello al tiempo que su beneficio hacía lo propio un -28 por ciento, pasando de los 11.504 millones de 2019 a los 8.305 millones con los que ha cerrado 2020.

“LVMH mostró una buena capacidad de recuperación a lo largo de 2020”, explican desde la propia multinacional en un comunicado, “un entorno económico profundamente disruptivo que se vio gravemente afectado por una profunda crisis sanitaria” que terminó “provocando la interrupción de los viajes internacionales y el cierre de las tiendas y las plantas de producción del Grupo en la mayoría de los países durante un periodo de varios meses”.

Unos hechos que finalmente la compañía ha logrado ir superando de manera paulatina, hasta lograr cerrar un último cuarto trimestre de ejercicio con solamente una caída de sus ingresos del -3 por ciento. Dejando la serie histórica anual con un primer trimestre en el que las ventas del Grupo cayeron un -17 por ciento (hasta los 10.596 millones de euros), un segundo trimestre en el que se disparaban hasta el -38 por ciento (7.797 millones de euros), un tercer trimestre en el que comenzaban a recuperarse, hasta situarse en un -7 por ciento (11.955 millones de euros), y finalmente llegando así hasta esa caída de tan solo un -3 por ciento del cuarto trimestre (14.303 millones de euros). Recogiendo como resultado esa caída interanual del -16,8 por ciento y ese volumen final de ingresos por valor de 44.651 millones de euros.

“LVMH ha mostrado una resistencia notable frente a esta crisis sanitaria sin precedentes que hemos sufrido en el mundo en 2020”, añadía ya por su parte Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH. “Nuestra prioridad ha sido proteger la salud y la seguridad de nuestros empleados y clientes, y hemos brindado nuestro apoyo de manera directa a la lucha contra la pandemia”, y todo ello al tiempo que “nuestras Maisons han demostrado una gran agilidad y creatividad para continuar haciendo realidad los sueños de nuestros clientes, a través de una experiencia digital única que ha fortalecido aún más su atractivo como marcas”, mientras que “nuestro enfoque hacia la innovación vino acompañado de fuertes compromisos con el medio ambiente y en materia de inclusión y sostenibilidad”. “Arrancamos 2021 con el placer de dar la bienvenida a nuestro Grupo a la icónica joyería Tiffany y a su equipo”, en un contexto “que sigue mostrándose incierto, incluso con la esperanza a la vista de que el proceso de vacunación pueda traernos el final de la pandemia”. Ante estas perspectivas, “creemos que LVMH se encuentra en una excelente posición para aprovechar esa recuperación que el mundo tanto desea que traiga 2021 y para fortalecer todavía más nuestro liderazgo mundial en el sector del lujo”.

La moda, principal área de negocio de LVMH

Atendiendo al comportamiento que ha experimentado el Grupo a lo largo de su ejercicio de 2020 por áreas de negocio, la de moda y marroquinería se mantiene, con amplia diferencia, como la principal fuente de ingresos de la multinacional, recogiendo únicamente una caída de sus ingresos del -3 por ciento, hasta los 21.207 millones de euros.

Después de moda, por volumen de ingresos, le siguen en importancia las áreas de comercio minorista, con sus 10.155 millones de euros (-30 por ciento); perfumería y cosmética, con sus 5.248 millones de euros (-22 por ciento); la de vinos y licores, generando 4.755 millones de euros (-14 por ciento); y finalmente la de joyería y relojería, con un volumen de ingresos por valor de 3.356 millones de euros (-23 por ciento).

Regreso al crecimiento en moda con subidas del +12 y del +18 por ciento durante la última mitad del ejercicio de 2020

Profundizando en el comportamiento experimentado en el área de moda, esta se ha mostrado no solo como la principal fuente de ingresos de LVMH, sino también como la más solida, como demuestra el que haya logrado sortear las graves incertidumbres para terminar cerrando el ejercicio con solamente esa caída del -3 por ciento, a pesar de un “entorno marcado por el cierre de las tiendas durante un periodo de varios meses”. Interrupción que comenzaba a notarse en un primer trimestre en el que las ventas en moda llegaron a bajar un -10 por ciento, para dispararse ya hasta el -37 por ciento en el segundo trimestre y comenzar una recuperación con crecimientos del +12 por ciento y del +18 por ciento ya durante el tercer y el cuarto trimestre, respectivamente.

“La segunda mitad del año experimentó un notable repunte de la actividad, con un crecimiento orgánico de los ingresos de dos dígitos en ambos trimestres”, subrayan desde LVMH. “China registró una fuerte recuperación de los ingresos a partir de abril y Estados Unidos a partir de julio”, mientras que Europa ha seguido viéndose afectada por la crisis y “la estricta revisión de los costes de las marcas permitió ajustar en un 2 por ciento la caída del beneficio de sus operaciones”. Destacando en este capítulo el comportamiento de Louis Vuitton, Christian Dior y de otras marcas de moda del Grupo, en particular de la Loewe de J.W. Anderson, la Celine de Hedi Slimane, Fendi y Marc Jacobs.

“Cautelosa confianza” para 2021

De cara a este próximo ejercicio de 2021, en el que ya se encuentra embarcada la multinacional, LVMH se ha marcado como principal objetivo el de continuar reforzando su posición de liderazgo global en el sector de los artículos de lujo. Meta que buscará alcanzar desde una “cautelosa confianza” y continuando con su estrategia centrada en el desarrollo de sus distintas marcas comerciales mediante fuertes innovaciones e inversiones y la “constante búsqueda” de calidad de sus productos.

En el capítulo de dividendos, la dirección del Grupo propondrá durante la próxima Junta General de Accionistas, programada para el próximo 15 de abril de 2021, el reparto de un dividendo sobre las cuentas de 2020 de 6 euros por acción. El pasado 3 de diciembre se pasó a repartir un dividendo a cuenta de 2 euros por título, mientras que el saldo de 4 euros se abonará el próximo 22 de abril de 2021.

Photo Credits: LVMH, página oficial.