• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Pablo Fernández toma el 10 por ciento de We Are Knitters

Pablo Fernández toma el 10 por ciento de We Are Knitters

Por Jaime Martinez

30 nov 2022

Empresas

Photo Credits: Pablo Fernández junto a Pepita Marín y Alberto Bravo, fundadores de We Are Knitters. Fotografía de cortesía.

El reconocido emprendedor español Pablo Fernández, quien cuenta en su haber con el valor de haberse destacado dentro del terreno empresarial como cofundador de Clicars y como cofundador de Clikalia, refuerza su perfil como Business Angel liderando una última ronda de financiación de We Are Knitters (WAK). La popular start-up española de naturaleza “DIY” (do it yourself), especializada en la venta a través del canal online, y desde el pasado mes de septiembre también desde el canal físico, de una amplia variedad de ovillos de lana y de kits de tejer.

De este modo, Fernández ha terminado liderando una última ronda de financiación que se ha culminado con la adquisición por su parte del 10 por ciento del accionariado de We Are Knitters, por un importe que no ha trascendido, en el marcado de una operación que le servirá al reconocido emprendedor, primero, para desembarcar en la junta de administración de la compañía emergente, y segundo para liderar a un grupo de inversores entre los que se encuentran empresarios y profesionales altamente reconocidos, como Leandro Sigman, CEO de la compañía de productos farmacéuticos Chemo; Alister Moreno, cofundador y CEO de Clikalia; Jorge Morán, exdirector general del Banco Santander y consejero de La Finca Global Assets; o Antonio Lorenzo, consejero delegado de Scottish Widows. Inversores todos ellos que se muestran más que dispuestos así pues a participar y a acelerar sobre el crecimiento que viene experimentando esta compañía emergente, con vistas a lograr destapar lo que entienden, a la vista de sus balances, que es un modelo de negocio con un gran potencial por delante.

“Tras 11 años en el sector online”, un valor como “Pure Player” que no abandonó hasta este pasado mes de septiembre con la apertura de su primera tienda física en Madrid, “la marca española We Are Knitters” cuenta con “un potencial de crecimiento enorme, sobre todo fuera de nuestras fronteras, como se desprende de que el 96 por ciento de los pedidos de la web provienen de EEUU, Alemania, Francia y Reino Unido, entre otros” países, subraya el propio Pablo Fernández a través de un comunicado. “Una internacionalización del negocio de los ovillos de lana y kits de tejer”, añade, “que le ha supuesto a la start-up una facturación anual de 12 millones de euros”, además sobre la sólida base de contar con una comunidad de fieles seguidores, formada por más de 700 mil seguidores, responsables de realizar “más de 300.000 pedidos” anuales.

Photo Credits: Pablo Fernández junto a Pepita Marín y Alberto Bravo, fundadores de We Are Knitters. Fotografía de cortesía.

Próxima parada: el norte de Europa

Con estos relevantes porcentajes y buenos niveles de facturación en lista, con la adquisición de este 10 por ciento de su capital, y su incorporación a la junta directiva de la start-up, el empresario y Business Angel se ha marcado como objetivo seguir alimentando el proceso de crecimiento en el que se encuentra ya embarcada la compañía emergente. Una nueva etapa durante la cual, más allá de su salto finalmente al canal físico con esa primera tienda en Madrid, desde We Are Knitters han tratado de empezar ya a construir un ecosistema propio, mediante la adquisición de la start-up belga Fūnem Studio. Compañía emergente especializada por su lado en la fabricación de telares y kits para tejer, adquirida por la start-up española a finales del mes de junio de 2021, en lo que supuso la primera inversión propia que llevaban a cabo desde la compañía fundada por los españoles Pepita Marín y Alberto Bravo.

Sobre esta serie de hitos, y haciendo valer su brillante trayectoria dentro del terreno del emprendimiento, como próximos pasos a seguir desde la nueva junta de administración de WAK, ya participada por Pablo Fernández, se han marcado impulsar su crecimiento, mediante la expansión de su huella a nuevos mercados. Un paso para el que han puesto en su punto de mira a los países del norte de Europa, en línea con las metas de una nueva fase de crecimiento geográfico que también aspiran a dar sobre sus canales de venta y de distribución, profundizando a este respecto en una estrategia omnicanal desde la que esperan a seguir abriendo nuevas oportunidades de crecimiento para la compañía, tanto a través del canal y de la red minorista como del mercado B2B.

Photo Credits: Pablo Fernández junto a Pepita Marín y Alberto Bravo, fundadores de We Are Knitters. Fotografía de cortesía.

Un Business Angel con inversiones en más de 60 startups

Graduado en la Harvard Business School y por la Universidad Complutense de Madrid, Pablo Fernández cuenta con una bien consolidada trayectoria profesional que ha venido desarrollando al abrazo de multinacionales de la talla de Boston Consulting Group o el Banco Santander, entidad de la que llegó a sobresalir como el vicepresidente ejecutivo más joven del Grupo, liderando la estrategia corporativa de la entidad financiera en EE.UU.

Más allá de estas posiciones, Fernández ha logrado hacerse ya con un nombre propio dentro de la escena del emprendimiento, participando de la fundación de Clicars, plataforma valorada en 500 millones de euros que se destacada como el primer portal de comercio online en España para la compra de vehículos de segunda mano, vendida tras su salida a bolsa al grupo automovilístico Stellantis, propietario de marcas como Fiat, Alfa Romeo, Chrysler, Peugeot o Citroën, por más de 100 millones de euros, a mediados del pasado mes de mayo de 2022. Todo ello mientras compagina sus responsabilidades como cofundador de Clikalia, plataforma inmobiliaria activa en Europa y en México, con más 1.000 empleados y con la que lograba levantar, a mediados de diciembre de 2021, 460 millones de euros en una ronda de financiación que se destacó como la mayor recaudación recogida por una start-up española.

Sobre estos antecedentes de éxito, Fernández ha seguido explotando su faceta como Business Angel manteniendo inversiones en más de 60 startups, tanto de manera individual como desde su condición de socio de un fondo de inversión capitalizado por exalumnos de Harvard. Una apuesta desde la que ha seguido tomando un perfil propio, mediante inversiones igualmente recientes como la adquisición del 16 por ciento y la entrada en el consejo de administración de la alicantina GDV Mobility. Una de las últimas startups, junto a WAK, en sumarse a la larga lista de inversiones que mantiene Fernández, y con las que está o a estado financiando las aventuras empresariales de Creditas, unicornio con una valoración de 4.800 millones de euros; Olapic, adquirida por Monotype por 130 millones de euros; o Leandrock, adquirida ya por su parte por WiZink. Protagonistas del histórico de la cartera de inversiones del emprendedor, sobre la que Fernández ha decidido agudizar el cambio en su apuesta por invertir en empresas emergentes de alto valor añadido y con el potencial de ejercer un efecto positivo a nivel social, como Gravity Wave y la start-up Ocean52. Compañías emergentes en ambos casos comprometidas en la eliminación de residuos plásticos de los océanos.

También te puede interesar:
Adquisiciones
Finanzas
pablo fernández
Start-ups
We Are Knitters