Las ventas en moda siguen cayendo y acumulan una bajada del 39,2 por ciento

Madrid – A pesar de la paulatina reapertura de las tiendas que el sector de la moda y del retail experimentaron a lo largo del pasado mes de junio, las perspectivas continúan siendo ciertamente desalentadoras para la industria de la moda. Que vuelve a sumar un nuevo mes en negativo, acumulando en lo que llevamos de año una significativa caída de las ventas del -39,2 por ciento frente a las cifras obtenidas durante el pasado año de 2019.

Así al menos lo recoge la Asociación empresarial del comercio textil, complementos y piel Acotex en su último informe mensual respecto del mes de junio. Periodo en el que si bien es cierto que las ventas repuntaron y lograron dejar atrás las históricas caídas del -70,3 por ciento de marzo, del -80,5 por ciento de abril y del -72,6 por ciento de mayo, el sector todavía se mantiene en un crecimiento negativo, tras haber cerrado un igualmente desmoralizador mes de junio en el que las ventas cayeron un -25,8 por ciento (tienda física + online) respecto de los valores obtenidos durante el mismo periodo del pasado año.

Demanda de medidas de apoyo específicas para el sector textil y de la moda

Como origen de esta ininterrumpida caída en el volumen de las ventas que está recogiendo la industria textil y de la moda en nuestro país, la patronal Acotex vuelve a situar a la pandemia por coronavirus y al parón económico provocado tras la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo. Germen de una paralización del consumo y caída sin precedentes de una demanda, de las que, parece, el sector va recuperándose lentamente, y ante las que la patronal vuelve a demandar, al igual que ha venido haciendo a lo largo de todos estos últimos meses, medidas de apoyo concretas por parte del Ejecutivo hacia un sector que genera cerca del 4,1 por ciento del empleo y del 2,8 por ciento del PIB nacional según un último informe realizado por la consultora EY el pasado mes de abril.

“Obviamente el motivo de la caída de las ventas es la crisis sanitaria por el COVID-19”, explican desde Acotex mediante un comunicado. “En el mes de junio”, añaden, “se han podido abrir las tiendas”, aunque “muchas de ellas abrieron avanzado el mes de junio y con restricciones en la movilidad de la ciudadanía”. Unos factores que en último término han impedido que las ventas hayan podido repuntar y acercarse a esos valores del -2,6 y del -2,1 de los meses de enero y febrero de comienzos de año, y ya no digamos a ese +0,4 por ciento de crecimiento que alcanzaba en junio de 2019. Un valor por el que ahora firmarían muchos de los representantes del sector textil nacional.

Para hacer frente a estas agudizadas caídas en las ventas, la patronal vuelve a apuntar a que “el comercio textil y de complementos se encuentra en una situación muy delicada”, “siendo necesarias medidas urgentes y específicas para el sector”. “Con este descenso tan importante de ventas no nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la seguridad social”, vuelven a insistir desde Acotex, como han venido haciendo desde el inicio de esta pandemia. “Es necesario”, añaden, “la condonación de los mismos”. “El sector necesita liquidez y no más endeudamiento y una solución para el pago de los alquileres comerciales a los que no podemos hacer frente mientras sigamos con estos niveles tan bajos de ventas”, así como una “mayor flexibilización y extender los ERTEs al menos hasta fin de año”. Una posibilidad esta última sobre la que ayer mismo la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, ya apuntaba en unas declaraciones concedidas al Financial Times, y de las que nos hacíamos eco desde FashionUnited.

Photo Credits: Unsplash.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO