• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La Unión Europea responderá con nuevas sanciones contra Rusia a los horrores de Bucha

La Unión Europea responderá con nuevas sanciones contra Rusia a los horrores de Bucha

Por Jaime Martinez

5 abr 2022

Empresas

Photo Credits: Josep Borrell, alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Unión Europea.

En solidaridad con el pueblo ucraniano, y como respuesta a lo que ya han sido calificados por parte de las autoridades europeas como de crímenes de guerra cometidos por el ejército ruso en su asedio, y posterior ocupación, de la ciudad de Bucha y otras plazas ucranianas, desde la Unión Europea se ha decidido avanzar en la imposición de nuevas sanciones contra Rusia. Un nuevo paquete de medidas que deberán de concretarse a lo largo de las próximas jornadas, y que vendrán a sumarse a las ya decretadas en este inicio de una guerra que, todo se antoja, dista por el momento de tocar a su fin.

Era en este sentido el español Josep Borrell, desde su posición como alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, quien se encargaba de anunciar en el día de ayer a lo largo de un comunicado oficial la nueva determinación que el Consejo Europeo buscará adoptar en sus relaciones frente a Rusia, como consecuencia de los actos que su ejército habría venido acometiendo contra la población civil ucraniana en el transcurso de esta contienda. Unas sombras de unos crímenes de guerra que la propia Unión Europea se encargará de investigar, mientras que de manera paralela se trabaja en la imposición de esas nuevas sanciones, que vendrán a sumarse a medidas ya acordadas como la de prohibir la exportación de bienes y artículos de lujo a Rusia, la importación de productos clave de las industrias del hierro y del acero con origen en la Federación, o el embargo de las propiedades y bienes vinculados a las élites rusas cercanas a Putin en territorio comunitario.

Un conjunto de sanciones, que han provocado como respuesta la salida o paralización temporal de sus actividades en territorio de la Federación Rusa de multitud de firmas de moda europeas, así como norteamericanas y japonesas. Un movimiento que desde el propio Gobierno ruso se encargaban de limitar presentándolo como una consecuencia de unos meros problemas operativos provocados por esta “operación militar especial”, y frente al que Rusia está respondiendo abriendo sus fronteras a productos originarios de otros mercados, como la India, China o Turquía. Países estos dos últimos sobre los que los centros comerciales rusos han puesto especial atención, saliendo a buscar en ellos, tal y como ya adelantábamos desde FashionUnited hace escasas semanas, las marcas y productos de moda que puedan servir de alternativas comerciales en sus establecimientos, al vacío de hasta el 30 y el 40 por ciento de su superficie comercial que podría llegar a liberarse en el caso de que las firmas europeas y norteamericanas se decidan finalmente a salir del país. Extremo para el que desde el Gobierno ruso ya han alertado de consecuencias, entre las que estaría incluso la prohibición para una determinada marca de volver a operar en territorio ruso.

Nuevas sanciones contra Rusia

Retomando la última actualización sobre la cuestión ofrecida por parte de Borrell, en nombre de todos los estados miembro de la Unión el jefe de la diplomacia europea declaraba que “la Unión Europea condena en los términos más enérgicos las atrocidades denunciadas cometidas por las fuerzas armadas rusas en varias ciudades ucranianas ocupadas, que ahora han sido liberadas”. “Las imágenes inquietantes de un gran número de muertes y víctimas civiles, así como la destrucción de infraestructuras civiles, muestran el verdadero rostro de la brutal guerra de agresión que Rusia está librando contra Ucrania y su pueblo”, explica Borrell, como bien se ha evidenciado en “las masacres en la localidad de Bucha y otras localidades ucranianas”, que “quedarán inscritas en la lista de atrocidades cometidas en suelo europeo”.

En este sentido, “las autoridades rusas son responsables de estas atrocidades, cometidas mientras tenían el control efectivo de la zona”. Un territorio que de este modo quedaba sujeto “al derecho internacional de la ocupación”, cuyos principios el ejercito ruso no habría dudado en llegar a vulnerar. Como respuesta, los autores de estos “crímenes de guerra y de otras violaciones graves, así como los funcionarios gubernamentales y líderes militares responsables, rendirán cuentas”, advierte Borrell

Para lograr dicho fin, la Unión Europea apoyará “todas las medidas para garantizar la rendición de cuentas por las violaciones de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario en Ucrania por parte de las fuerzas armadas rusas”. “En particular”, añade el español, “apoyamos plenamente la investigación iniciada por el Fiscal de la CPI (Corte Penal Internacional) sobre crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, así como el trabajo de la Comisión de Investigación del ACNUDH (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos)”. Iniciativas a las que además se sumarán, ya por parte de la Unión Europea, labores de asistencia “al Fiscal General de Ucrania y a la Sociedad Civil”, centradas “en la recopilación y preservación de las pruebas de los crímenes de guerra” que todo hace indicar se habrían producido en Ucrania por parte del ejército ruso.

“Nos solidarizamos plenamente con Ucrania y con el pueblo ucraniano en estas horas sombrías para todo el mundo”, apostilla Borrell; al tiempo que concluía ya adelantado el que “la UE seguirá apoyando firmemente a Ucrania y avanzará, con carácter de urgencia, en el trabajo sobre nuevas sanciones contra Rusia”. Determinación que anunciaba al tiempo que lanzaba un mensaje de urgencia al Gobierno de Rusia, reclamando el que “el presidente Putin debe detener esta guerra de inmediato y sin condiciones”.

Investigación de los crímenes de guerra cometidos por el ejército ruso

De manera paralela a las labores que se están comenzado a dirigir desde el departamento de exteriores de la Unión Europea, era la propia presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, quien se encargaba de transmitir al presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy las condolencias en nombre de todos los europeos, frente a los terribles crímenes de guerra que habrían tenido lugar en Bucha. Todo ello en el marco de una conversación en la que von der Leyen le hizo partícipe de la decisión de la Unión de recopilar pruebas y llevar a cabo una investigación formal sobre lo ocurrido.

“Esta tarde hablé con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy sobre los terribles asesinatos que se han descubierto en Bucha y otros lugares, por parte de las tropas rusas que han salido a la luz recientemente”, entra a explicar la presidenta de la Comisión Europea. “Le he transmitido mis condolencias y le aseguré el pleno apoyo de la Comisión Europea en estos terribles momentos”, a raíz de unas “imágenes desgarradoras” que “no pueden y no quedarán sin respuesta”. “Los autores de estos crímenes atroces no deben quedar impunes”.

Con ese objetivo, “acordamos asegurar llevar a cabo una estrecha coordinación entre nosotros”, y en esta misma línea “la UE ha creado un Equipo Conjunto de Investigación con Ucrania con el fin de recopilar pruebas e investigar crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”. “La UE está dispuesta a reforzar este esfuerzo, enviando equipos de investigación sobre el terreno para apoyar a la Fiscalía ucraniana”, para lo que “Eurojust y Europol están ya listos para poder brindar su ayuda”.

Frente a actos como los que han empezado a salir a la luz en la retirada que el ejercito ruso ha comenzado a llevar a cabo de algunas partes hasta ahora ocupadas del país, “es necesaria una respuesta global”, argumenta von der Leyen. En esa línea, ya “hay conversaciones en curso entre Eurojust y la Corte Penal Internacional para unir sus fuerzas y para que la Corte forme parte del Equipo Conjunto de Investigación”. “Este enfoque coordinado de las autoridades ucranianas, la UE, sus Estados miembros y agencias y la Corte Penal Internacional”, destaca, “permitirá que las pruebas se recopilen, analicen y procesen de la manera más completa y eficaz posible”. Fin para el que además “he encargado al Comisionado de Justicia Didier Reynders que haga un seguimiento y se ponga en contacto con el Fiscal General de Ucrania”, mientras que “la Comisión proporcionará todo el apoyo técnico y financiero necesario a todas las investigaciones dirigidas por la UE”.

También te puede interesar:
GUERRA
RUSIA
UCRANIA
UNION EUROPEA