• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La UE y los países del G7 prohíben las exportaciones de artículos de lujo a Rusia: “Ucrania prevalecerá”

La UE y los países del G7 prohíben las exportaciones de artículos de lujo a Rusia: “Ucrania prevalecerá”

Por Jaime Martinez

15 mar 2022

Empresas

Photo Credits: Edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea, iluminado en los colores azul y amarillo de la bandera de Ucrania como muestra de su apoyo al país. Comisión Europea.

Frente a la escalada del conflicto que se ha vivido a lo largo de estas últimas jornadas, a pesar de haber continuado manteniéndose unas supuestas negociaciones para la paz entre las partes, que parecen más bien ir dirigidas a enmascarar todo el ánimo del Gobierno ruso por seguir adelante en su campaña militar de invasión de Ucrania, la Unión Europea y los países del G7, grupo en torno al que se encuentran representados los gobiernos de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, han acordado seguir adelante en su estrategia de sanciones contra Rusia, aprobando un cuarto, y por el momento último, paquete de medidas.

Era a finales de la pasada semana, durante la mañana del viernes 11 de marzo hora de Washington, cuando desde la Casa Blanca el presidente de los Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, se encargaba de adelantar que el Grupo de los Siete, junto a los representantes de la Unión Europea, habían logrado acordar un último paquete de sanciones contra la Federación Rusa que comenzarían a aplicar a lo largo de los siguientes días, dirigidas a tratar de seguir asfixiando la economía rusa, como palanca desde la que presionar al Gobierno ruso para que cese en sus hostilidades contra el país y el pueblo de Ucrania. Unas medidas que pocas horas más tarde comenzaban a concretarse a través de un comunicado emitido de manera conjunta por los países del G7, así como de las declaraciones que se encargaba de ofrecer la presidenta de la Comisión Europea, la política alemana Ursula von der Leyen. Quien, a través de una declaración oficial, se encargaba de explicar en detalle los principales puntos en torno a los que girará este nuevo paquete de nuevas sanciones, entre las que se destacan medidas como la prohibición de exportar cualquier artículo de lujo hasta Rusia, o la suspensión a Rusia por parte de la Unión Europea de su estatus como “Nación más Favorecida” dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Aprobación del cuarto paquete de sanciones contra Rusia

Una vez adelantadas el viernes por von der Leyen, era desde la presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea desde donde, a través de su cuenta oficial en Twitter, se encargaba ayer lunes 14 de marzo de comunicar la aprobación del nuevo y cuarto paquete de sanciones contra Rusia por parte del Consejo Europeo, en el que se encuentran representados los veintisiete jefes de Estado o de Gobierno de los veintisiete estados miembros de la Unión, junto al presidente de la comisión, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, cargo actualmente ostentado por el político belga Charles Michel. Un conjunto de medidas que comenzarán a aplicarse una vez que terminen ya publicadas, a lo largo de las próximas horas, en el Diario Oficial de la Unión Europea.

“Coreper II [Comité compuesto por los Representantes Permanentes de cada uno de los Estados miembros], en consulta con nuestros socios internacionales, ha aprobado un cuarto paquete de sanciones dirigidas a personas y entidades vinculadas con la agresión contra Ucrania, así como a varios sectores de la economía rusa”, se encargaban de anunciar ayer, a través de su cuenta oficial en Twitter, desde la Presidencia francesa del Consejo de la UE. “Estas medidas entrarán en vigor tras su pronta publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea”, proceso que suele demorarse debido a la necesidad de traducir los textos aprobados a todos los idiomas oficiales de los países de la Unión, y su aprobación llega acompañada de “una declaración a la OMC relacionada con la agresión de Rusia contra Ucrania, sobre la suspensión de la cláusula como nación más favorecida para Rusia y la suspensión de la solicitud de adhesión de Bielorrusia a la OMC”. Una medida esta que, como ya adelantábamos, ha sido una de las primeras anunciadas por von der Leyen que han comenzado a ponerse en practica.

Nuevo paquete de sanciones, con la prohibición de la exportación a Rusia de artículos y bienes de lujo

A la espera de poder conocer los últimos detalles y pormenores que encierren las nuevas sanciones, ya aprobadas por el Consejo de la Unión Europea, debemos remitirnos a la declaración oficial de von der Leyen de este pasado viernes, para conocer así las principales líneas en torno a las que girarán las nuevas sanciones aprobadas contra Rusia. Unas medidas que, confía la presidenta de la Comisión Europea, aspiran a lograr afectar muy duramente a la economía rusa, del mismo modo que lo han venido haciendo los anteriores tres paquetes de sanciones aprobados previamente por la Unión.

“La invasión despiadada de Rusia a Ucrania continúa”, con una población civil que es atacada “implacablemente, incluso en escuelas, edificios residenciales y hospitales”, mientras que, “a pesar de las repetidas ofertas por la parte ucraniana, hasta ahora Rusia no ha mostrado ninguna voluntad de participar seriamente en las negociaciones para alcanzar una solución diplomática” al conflicto”, arrancaba von der Leyen su declaración del pasado viernes. “En cambio, todo lo que escuchamos son nuevas mentiras y falsas acusaciones”, y, “cínicamente”, “los corredores humanitarios no terminan de abrirse, o son bombardeados por las fuerzas rusas poco después de que se anuncien”.

De este modo y como respuesta, “la UE y nuestros socios del G7 seguimos trabajando al unísono para aumentar la presión económica contra el Kremlin”. “Las tres amplias baterías de sanciones que hemos adoptado, así como la ampliación de su alcance esta semana, han afectado duramente a la economía de Rusia. El rublo se ha desplomado. Muchos bancos rusos clave están aislados del sistema bancario internacional. Las empresas se están yendo del país, una tras otra, no queriendo que sus marcas se asocien con un régimen asesino”, y en este marco, “adoptaremos un cuarto paquete de medidas para aislar aún más a Rusia y drenar los recursos que utiliza para financiar esta guerra bárbara”.

A este respecto, y adelantado ya la hoja de ruta que comenzará a ponerse en práctica esta misma semana tras la aprobación, ayer lunes 14 de marzo, del nuevo paquete de sanciones, von der Leyen anunciaba que “primero, negaremos a Rusia el estatus de nación más favorecida en nuestros mercados”, privando al país de buena parte de los “importantes beneficios de los que disfruta Rusia como miembro de la OMC”, en lo que se traducirá igualmente en que “las empresas rusas ya no recibirán un trato privilegiado en nuestras economías”, y medida que se pondrá en práctica mientras se comenzará a trabajar para “suspender los derechos de permanencia de Rusia en las principales instituciones financieras multilaterales, incluidas el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial”.

Seguidamente, “en segundo lugar, continuaremos presionando a las élites rusas cercanas a Putin, así como a sus familiar y sus intermediarios”, mediante un “grupo de trabajo” que se pondrá en marcha, tras la reunión esta semana de los ministros de Economía, Justicia e Interior de los países del G7.

Siguiendo por esa misma senda, “en tercer lugar, nos aseguraremos de que el estado ruso y sus élites no puedan usar criptoactivos para eludir las sanciones”, mediante la puesta en marcha de medidas con las que “evitaremos que el grupo cercano a Putin y los arquitectos de su guerra, utilicen estos activos para hacer crecer y transferir su riqueza”.

En cuanto a unas de las principales medidas que afectará sin duda a la industria de la moda y del textil, especialmente europeos, en cuarto lugar “prohibiremos la exportación de cualquier artículo de lujo de la UE desde nuestros países a Rusia, como un golpe directo a la élite rusa”. “Aquellos que sostienen la maquinaria de guerra de Putin ya no deberían poder disfrutar de su lujoso estilo de vida, mientras las bombas caen sobre personas inocentes en Ucrania”.

Igualmente, y en una decisión que también conllevará importantes efectos sobre la economía y la industria, “prohibiremos la importación de productos clave de las industrias del hierro y del acero de la Federación Rusa”. “Esto afectará a un sector central del sistema de Rusia, privándola de miles de millones de ingresos por exportaciones, y garantizará que nuestros ciudadanos no están financiando la guerra de Putin”.

Y ya por último, concluía von der Leyen, se prohibirán “nuevas inversiones europeas en el sector energético de Rusia”. “No deberíamos estar alimentando la dependencia energética que queremos dejar atrás”, trata de explicar la presidenta de la Comisión Europea, en relación a una prohibición que afectará a “todas las inversiones, transferencias de tecnología, servicios financieros, etcétera, para la exploración y producción de energía”, en lo que, espera, generará un “gran impacto” sobre la economía rusa.

Asistencia económica de emergencia

Como final de su intervención, von der Leyen terminaba igualmente su declaración del pasado viernes ofreciendo unas palabras de apoyo al pueblo ucraniano, así como anunciando el desembolso del primer paquete de ayudas económicas, parte del fondo de asistencia ofrecido por parte de la Unión Europea con el fin de brindar su soporte a Ucrania.

“La UE apoya firmemente al valiente pueblo de Ucrania”, y “por eso, esta misma mañana, desembolsamos 300 millones de euros de asistencia macrofinanciera de emergencia para apoyar las finanzas de Ucrania”. “Este es el primer tramo de nuestro paquete de ayuda económica de 1.200 millones de euros”, al que por tanto “seguirán mas”. Estamos ante una “crisis sin precedentes”, como “también lo es la unidad y la rápida reacción que nuestras democracias han mostrado hasta ahora”. “Ya me han oído decir esto antes y lo repito con firmeza”, apostillaba la presidenta de la Comisión, “Ucrania prevalecerá”.

Suspensión por parte de la UE del estatus de Nación más Favorecida a Rusia

Como bien apuntábamos, entre las primeras medidas de las anunciadas por von der Leyen el pasado viernes, este mismo lunes la Unión Europea acordaba suspender a Rusia de su estatus de Nación más Favorecida dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Una cláusula que implica el que todo miembro de la OMC debe garantizar a los otros miembros el mismo trato, condición que la UE ha decidido que no puede seguir otorgando a Rusia tras su ataque a Ucrania.

Según se encargan de detallar desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España, se trata de evitar que Rusia pueda seguir beneficiándose de los beneficios que supone formar parte del orden comercial multilateral, mientras viola la legalidad internacional con su agresión a Ucrania. Una medida excepcional tanto en cuanto que se trata de un principio básico de la OMC, que Canadá comenzó a poner en marcha el pasado 2 de marzo, seguida de EEUU este pasado viernes 11 de marzo, y ahora ya puesta en marcha por la Unión Europea, atendiendo a la excepción que ya prevé la normativa de la OMC con el fin de garantizar la protección de los miembros de la organización. Siendo este anuncio la iniciativa previa que permitirá comenzar a poner en práctica acciones de bloqueo como las anunciadas en relación a este último cuarto paquete de sanciones.

“La plasmación práctica de la declaración la hará la UE mediante restricciones a la importación y exportación de bienes y servicios e inversiones”, detallan desde Industria, como las que forman parte de ese nuevo paquete de sanciones contra Rusia al que “España se ha sumado”, añaden. “La cláusula de la Nación más Favorecida implica que todo miembro de la OMC debe garantizar a los otros miembros el mismo trato, condición que la UE ha decidido que no puede seguir otorgando a Rusia tras su ataque a Ucrania”, detallan, a través de un comunicado oficial emitido este mismo lunes, desde el Ministerio. “Se trata así de evitar que Rusia pueda seguir beneficiándose de los beneficios que supone formar parte del orden comercial multilateral mientras viola la legalidad internacional con su agresión a Ucrania”, en una medida con la que “España respalda así una petición de incrementar el aislamiento de Rusia en los foros multilaterales”, tal y como ya “hizo esta pasada semana con la petición de una asamblea extraordinaria de la Organización Mundial del Turismo para suspender a Rusia”.

También te puede interesar:
GOBIERNO DE ESPAÑA
GUERRA
MODA LUJO
RUSIA
UCRANIA
UNION EUROPEA