• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Inditex, por debajo de sus valores prepandemia

Inditex, por debajo de sus valores prepandemia

Por Jaime Martinez

16 mar 2022

Empresas

Photo Credits: Inditex.

La multinacional española de la moda y líder de la industria a escala global Inditex, grupo matriz de cadenas y firmas de moda tan conocidas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home o Uterqüe —integrada ya dentro del modelo de negocio de Massimo Dutti—, ha hecho públicos esta misma mañana sus resultados relativos a su último ejercicio fiscal completo de 2021. Periodo comprendido entre el 1 de febrero de 2021 y el 31 de enero de 2022, durante el que la compañía presidida por Pablo Isla, hasta el próximo 31 de marzo, logró aproximarse hasta sus cifras de facturación previas a la pandemia, al tiempo que conseguía disparar sus beneficios con respecto al último ejercicio de 2020, manteniéndose no obstante en ambos casos por debajo de sus valores prepandemia.

Poniendo valor a estas estimaciones, durante su último ejercicio fiscal Inditex llegó a generar unas ventas totales por valor de 27.716 millones de euros. Cifra que representa un incremento del +35,85 por ciento frente a las ventas de 20.402 millones de euros que lograba generar a lo largo del pasado ejercicio de 2020, pero que no obstante todavía se sitúa un -2,02 por ciento por debajo de los 28.286 millones de euros de facturación que generaba durante el ejercicio de 2019, el último que llegó a completar antes de que hiciera su aparición la pandemia por coronavirus. Porcentaje que no obstante desde la multinacional tratan de matizar, apuntando a que, a tipo de cambio constante, los ingresos se situarían en un +3 por ciento por encima de los obtenidos en 2019.

Respondiendo igualmente a esta tendencia hacia la mejoría, frenada por los últimos brotes por coronavirus que volvieron nuevamente a afectar a la operatividad del Grupo español, principalmente durante el primer y el cuarto trimestre del ejercicio, la compañía ha logrado cerrar el ejercicio con un beneficio neto por valor de 3.243 millones de euros. Cantidad que supone un aumento del +193,22 por ciento frente al beneficio de 1.106 millones de euros que lograba cosechar al cierre de 2020, siendo no obstante todavía un -15,88 por ciento inferior al beneficio de 3.855 millones de euros que terminaba recogiendo al cierre del ejercicio de 2019.

Poniendo el foco en la rápida recuperación que sus cuentas han experimentado frente a las dificultades experimentadas durante el complejísimo ejercicio de 2020, el presidente saliente de Inditex, Pablo Isla, apunta a que “tras dos años de pandemia, estos resultados demuestran la gran capacidad de adaptación a cualquier circunstancia que caracteriza a todas las personas que integran esta Compañía a través del compromiso y del talento”.

En su misma línea, el director ejecutivo Óscar García Maceiras, quien está llamado a ser la nueva persona fuerte del equipo que pasará a liderar, desde el próximo 1 de abril, Marta Ortega desde su papel como próxima presidenta no ejecutiva de Inditex, destaca cómo “el liderazgo demostrado por la Compañía en la transformación digital de los últimos años nos sitúa en una posición inmejorable de cara al futuro para ofrecer la mejor experiencia en nuestra propuesta de moda de calidad y sostenible”.

Consolidación de las ventas en el canal online

Entre los aspectos más destacados experimentados por la compañía a lo largo de este último ejercicio, desde el punto de vista económico, desde Inditex destacan en papel fundamental para sus balances que han seguido desempeñando las ventas online.

Un canal que la compañía ha seguido desarrollando mediante la expansión de sus plataformas a nuevos mercados a lo largo de todo el ejercicio, y con el que finalmente ha logrado generar unas ventas totales por valor de 7.491 millones de euros. Una cifra que supone un aumento del +14 por ciento de las ventas online con respecto a 2020, ejercicio en el que, al abrazo de la pandemia, llegaron a aumentar por su parte hasta un +77 por ciento con respecto a 2019. Una consolidación así pues de las ventas online, que se ha producido al mismo ritmo que se recuperaban gran parte de las ventas perdidas en el canal físico, en lo que las ha llevado ya a representar el 25,5 por ciento del total de las ventas realizadas por el Grupo durante este último ejercicio de 2021. Siendo un porcentaje que sitúa a la multinacional española en línea con sus objetivos estratégicos, mediante los que prevé el que las ventas online lleguen a suponer el 30 por ciento de sus ventas totales, para el año 2024.

De ómicron a los efectos de la guerra en Ucrania y su salida de Rusia

Tras haber logrado sortear las dificultades que el coronavirus ha seguido representando para la compañía a lo largo de este último ejercicio de 2021, con un primer trimestre en el que sus tiendas llegaron a mantenerse cerradas un 24 por ciento de sus horas comerciales, seguido de un segundo y tercer trimestre en máximos de ventas, cuya tendencia no obstante terminó corrigiendo un último cuarto trimestre caracterizado por la aparición de la contagiosa variante ómicron del coronavirus, Inditex debe de ahora de hacer frente a un nuevo panorama repleto de riesgos e incertidumbres, en este caso derivadas de la guerra abierta entre Rusia y Ucrania.

De este modo, y como última actualización sobre sus cuentas, entre el 1 de febrero y el 13 de marzo de este 2022 el conjunto de las ventas de Inditex a través de los canales tanto físico como online, crecieron un +33 por ciento frente al mismo periodo de 2021, logrando mantenerse en un +21 por ciento por encima de los máximos recogidos durante el ejercicio de 2019.

Durante este periodo, marcado en sus últimas semanas por el conflicto bélico que está teniendo lugar en Ucrania, “las ventas de la Federación Rusa y Ucrania representaron aproximadamente 5 puntos porcentuales del crecimiento de las ventas”, detallan desde Inditex. Un porcentaje del que de este modo deberá de comenzar a prescindir en sus balances, después de las decisiones adoptadas por la multinacional de detener sus operaciones en ambos países como consecuencia de la guerra. “El 24 de febrero comenzó un conflicto bélico en Ucrania”, al que desde Inditex respondieron inmediatamente anunciando “que la prioridad era la seguridad de su plantilla”, y que pasaba a cerrar todas “las tiendas en este país”. Una acción que “posteriormente, el 5 de marzo de 2022”, la multinacional española se encargaba de complementar, anunciando “que suspendía temporalmente la actividad de sus tiendas y online en Rusia ante la imposibilidad de garantizar la continuidad de las operaciones en este mercado”.

También te puede interesar:
CORONAVIRUS
GUERRA
INDITEX
resultados anuales
resultados financieros
RUSIA
UCRANIA