• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Fabbric, la plataforma de las marcas de moda de los “influencers”, apunta a los 2 millones de euros de facturación

Fabbric, la plataforma de las marcas de moda de los “influencers”, apunta a los 2 millones de euros de facturación

Por Jaime Martinez

cargando...

Scroll down to read more

Empresas

Fabbric. Créditos: Los cofundadores de Fabbric, Alba Rocafort, directora ejecutiva, y Hugo Cuesta, CMO.

La plataforma barcelonesa Fabbric, compañía emergente especializada en servicios integrales para el desarrollo y la comercialización de completas colecciones de moda personalizadas, disrumpe sobre su modelo de negocio, hasta ahora enfocado en participar de la creación de las marcas de ropa propias de “influencers”, y se abre a escalar y a tratar de “explotar” todas las ventajas que encierra su innovadora solución para dentro de la industria de la moda y del textil. Un cambio con el que, tras el éxito que han venido cosechando a lo largo de estos últimos meses, apuntan a alcanzar los 2 millones de euros de facturación, para el cierre de este nuevo ejercicio de 2024.

Fundada en el año 2020 por la pareja de emprendedores formada por Alba Rocafort, actual directora ejecutiva de la compañía, y por Hugo Cuesta, quien ejerce las tareas de director de marketing, escasamente unos meses después de su puesta en marcha desde Fabbric ya alcanzaron a cerrar acuerdos con hasta más de 10 fabricantes textiles de España y Portugal, como base desde la que poder arrancar su andadura como plataforma especializada en ofrecer servicios integrales de diseño, confección, distribución, promoción y venta para marcas de moda propias creadas por “influencers”. Unos acuerdos que les permitieron empezar a dar sus primeros pasos “testando” su modelo de negocio con el lanzamiento de su MVP (producto mínimo viable), integrado por más de 200 referencias únicas para hombre y mujer, en julio de 2020. Fecha para a partir de la cual siguieron apostando por seguir desarrollando las bases de su emergente sistema empresarial, expandiendo sus líneas de negocio, en septiembre del mismo año, desembarcando en la categoría de hogar, cerrando nuevos acuerdos con nuevos fabricantes textiles, y ampliando el catálogo hasta las más de 450 referencias únicas de producto. Artículos cuya confección venía siendo financiada hasta en su 100 por cien por los propios fabricantes textiles asociados a la plataforma, como base de su propósito por servir de enlace directo entre los consumidores finales y los propios fabricantes textiles. Objetivo para el cual Fabbric era escogida para “acelerar” desde dentro del programa de aceleración de start-ups de Lanzadera, la aceleradora de empresas emergentes perteneciente al polo de emprendimiento Marina de Empresas, una iniciativa impulsada por el reconocido empresario valenciano Juan Roig, presidente ejecutivo y máximo accionista de la cadena de supermercados Mercadona, en diciembre de 2021.

Tratando, desde estas bases de su modelo de negocio como plataforma emergente, de tratar, en sus líneas más generales, de acercar la producción en proximidad como una alternativa más viable y accesible para los creadores de moda y el público general, entre el año 2022 y principios de 2023 desde Fabbric se habían venido enfocando a la creación de marcas de ropa en colaboración con influencers, siendo los responsables y la plataforma que hay detrás de las iniciativas y colecciones propias que han venido lanzando al mercado perfiles como los de Rosa Copado, Nat Cebrián, Sandra Ferrizz, Ana Vera, Patricia Gómez, Bea Pascual, Giggis, Laia Fidalgo o Paloma Chimeno. Influencers todas ellas que han logrado dar rienda suelta a su inventiva diseñando sus propias propuestas de moda, que desde Fabbric se encargaban en hacer realidad, bajo el paraguas de una serie de colaboraciones que, si bien servían para testar y comprobar el potencial de su modelo de negocio, al mismo tiempo “desnudaban” la limitación sobre la que venía tratando de escalar, al centrarse en el desarrollo de esta serie de marcas emergentes de moda “de autor”. Una limitación que venía marcada especialmente por el tiempo y la dedicación que requiere el desarrollo de cada nueva marca emergente, y que, hacia ya mediados de 2023, desde Fabbric se decidieron a superar, acordando el imprimirle un nuevo “giro” a su modelo de negocio, abriéndolo, ya no solamente a influencers y al desarrollo de sus nuevas marcas, sino a cualquiera que busque acceder a servicios de diseño y de fabricación a medida, ya puedan ser estos interesados grandes marcas o jóvenes emprendedores, sean o no sean influencers. Una evolución y una nueva línea de negocio, para la que desarrollaron una plataforma SaaS de servicios integrales de diseño y comercialización textil, a través de la cual, y en tan solo 180 días, desde Fabbric han logrado pasar de 0 a 300 mil euros de facturación. Una cifra que es la que les lleva ya a apuntar a los 2 millones de euros de facturación, como previsión que manejan de cara al cierre de este nuevo ejercicio de 2024.

Fabbric. Créditos: Los cofundadores de Fabbric, Alba Rocafort, directora ejecutiva, y Hugo Cuesta, CMO.

“Nuestra tecnología se centra en la creación de moda, marcando una distinción clave respecto a nuestros competidores”, dado que “mientras que otros se centran en personalizar prendas básicas, nosotros abordamos desde el principio un desafío más complejo”, como es “crear prendas únicas para los creadores de contenido”, entra a explicarnos a este respecto Alba Rocafort, cofundadora y directora ejecutiva de Fabbric, a lo largo de unas declaraciones que nos hacen llegar desde la dirección de la misma plataforma de moda. “Este enfoque nos ha revelado un potencial de mercado mucho más amplio de lo inicialmente previsto”, añade en relación ya con esta “disrupcción” sobre su modelo de negocio a la que apuntábamos, “abarcando diversos sectores como la restauración, la hostelería o los eventos”. Sectores a los que, entre otros usuarios/clientes, la plataforma puede ayudar, apostilla Rocafort, “a diseñar, fabricar y gestionar sus uniformes, merchandising o cualquier otro tipo de prenda”.

Una producción personalizada y a medida abierta a empresas, emprendedores e “influencers”

Como principal palanca así pues para escalar en su crecimiento, nos encontraríamos de este modo con la nueva plataforma SaaS “todo en uno” desarrollada por Fabbric, y desde la que la plataforma de moda emergente ofrece un servicio integral que abarca desde el diseño, a la fabricación y la logística, permitiendo el que tanto marcas como cualquier empresa y cualquier emprendedor pueda hacer uso de sus servicios, para obtener prendas de moda propias perfectamente diseñadas de cero, o personalizadas a partir de los modelos “básicos” de los que disponen en Fabbric. Unas piezas que pueden ser diseñadas con finalidades tanto internas, como las de servir de uniformes o como piezas de merchandising, como externas, para el caso de buscar su comercialización. Finalidad esta para la que desde Fabbric se han igualmente mantenido, a pesar de este cambio, en su compromiso para servir de vía para el desarrollo de las marcas propias de los “influencers”, mediante propuestas que incluso ayudan a comercializar desde la propia plataforma, y desde lo que entienden que sirve para “democratizar” la moda y como una solución desde la que superar los habituales límites que imperan dentro de la industria, y que llevan a que únicamente las grandes multinacionales del sector puedan ser las que cuentan con las herramientas necesarias como para adelantarse a las tendencias del mercado, y monetizarlas. Tendencias, que justamente, y a día de hoy, son los mismos influencers quienes se encargan de “popularizar”, más allá de lo que termine por mostrarse encima de las pasarelas.

Fabbric. Créditos: “Front-end” de la plataforma de servicios de confección textil personalizados Fabbric.

Para ello, y según entran a detallar desde la misma plataforma emergente, Fabbric logra, desde su plataforma en común, dar acceso a proveedores innovadores con la capacidad de producir en los tiempos y en las calidades que requiere la industria de la moda de hoy, además de a unos costes de producción más eficientes, puesto que los pedidos se globalizan para ofrecer mejores precios. Siendo todo este un proceso que arranca en la plataforma, para el caso del diseño desde cero, con un primer paso de contacto entre el equipo de Fabbric y el cliente/creador desde el que poder acordar qué es exactamente lo que se busca. Aspecto que, una vez aclarado, termina formalizándose con un primer patrón en 3D, desde el cual, una vez recibido el visto bueno, termina por darse forma a una primera muestra, que es la que pasa posteriormente a producirse en los términos acordados. Obteniendo como resultado unas piezas sobre la que desde Fabbric se encargan de garantizar sus niveles de calidad, así como de su distribución y de hasta de su venta.

“Integramos todos los pasos para crear y vender ropa y encima lo simplificamos”, enfatiza a este respecto Hugo Cuesta, cofundador y CMO de la plataforma de moda “Antes tenías que buscar proveedores, freelancers, servicios de logística y montar tiendas sin conocimiento”, en una concatenación de procesos para los que el emprendedor, o influencer, terminaba teniendo que dejar de lado “lo más importante para crear una marca”, que es “centrarse en crear y comunicar”, apunta. Unas problemáticas a las que Fabbric llega con la intención de poner punto y final.

Fabbric. Créditos: Los cofundadores de Fabbric, Alba Rocafort, directora ejecutiva, y Hugo Cuesta, CMO.

Con ese objetivo, añade ya por su parte Rocafort, como punto de partida “el equipo de diseño/patronaje se pone en contacto con el cliente para entender qué quiere crear”, tras lo que este “recibe un patrón en 3D para que lo vea sin la necesidad de producirlo”, algo que resulta “más barato y sostenible”. “Una vez validado el diseño, se produce una muestra”, a imagen de las prendas que se comercializarán, y con las que, especialmente los influencers, pero también toda otra clase de emprendedores, no solamente podrán tratar de monitorizar su exposición en la redes sociales y su inventiva y creatividad, sino tratar de reducir su exposición a terceras marcas, expresando su estilo única, ya pueda terminar siendo esto más para bien o para mal, pero, y eso sí, en una muestra mucho más genuina y sincera que la que es fruto de la mera exposición de los estilos diseñados por terceros.

“Somos una nueva fuente de monetización para cualquier persona, en especial para aquellos que viven de las redes sociales y buscan constantemente alternativa” para la hora de vestir, añade Rocafort. Y eso sin olvidar el que gracias a Fabbric, concluye en línea con lo ya expuesto, “ahora quien decide es el propio creador”, puesto que, mientras que “antes las pocas soluciones” de customización que “habían se centraban en merchandising”, la plataforma logra poner “el foco en la moda, la calidad y la tecnología”, como palancas desde las que poder acceder a una diferenciación dentro del mercado, además de en las redes sociales.

También te puede interesar:
E-commerce
Fabbric
Finanzas
Influencer
Start-ups
Startup