El juicio de Tiffany’s contra LVMH arrancará el 5 de enero

Madrid – Primer victoria, a medias, para la firma de joyerías estadounidense Tiffany’s en la batalla legal que la enfrenta al holding internacional francés LVMH, después de que el Tribunal del Estado de Delaware haya designado la fecha del 5 de enero de 2021 como día en el que arrancará el proceso judicial, de 4 días de duración, que la enfrentará a la conocida multinacional francesa especializada en el sector del lujo, matriz de firmas tan conocidas como Louis Vuitton, Loewe o Christian Dior. Contra quien Tiffany’s interponía una demanda el pasado 9 de septiembre con el fin de obligarla a dar cumplimiento, en los términos pactados, al acuerdo de adquisición que ambas compañías sellasen el 24 de noviembre de 2019. Acuerdo que hace unas semanas desde el grupo francés anunciaban sus intenciones de no completar al entender que ya no se cumplen las condiciones necesarias para la compra de Tiffany’s, en una decisión que era respondida breves horas después con la presentación por parte de Tiffany’s de esta demanda ante la corte de Delaware.

Entre los preceptos que defendía Tiffany’s ante el tribunal, estaba la solicitud de que el juicio se llevase a cabo mediante un procedimiento de urgencia que permitiese contar con una sentencia efectiva antes del 24 de noviembre de 2020, fecha establecida como tope en el acuerdo de fusión entre las partes para completar la operación de compra. Una solicitud de urgencia ante la que LVMH se mostraba contrario, requiriendo por su parte un retraso para la celebración de la vista de, esclarecían desde Tiffany’s, entre 6 a 7 meses. Decisiones que finalmente han sido rechazadas por el Tribunal en ambos extremos, estableciendo sin embargo un proceso acelerado del juicio con un periodo de tan solo 4 meses y estableciendo la fecha para su inicio ese próximo día 5 de enero.

Satisfacción desde Tiffany’s

La decisión acordada por el Tribunal de Delaware parece contar, al menos públicamente, con el beneplácito de ambos grupos empresariales. Que no han dudado en emitir sendos comunicados confiando en el sistema judicial norteamericano y, en el caso de Tiffany’s, subrayando su satisfacción por el que el juicio valla a seguir unos plazos más ajustados de lo habitual. Lo que permitiría, a su entender, hacer efectivo el acuerdo de fusión.

“Tiffany&Co. acoge hoy con beneplácito la decisión del Tribunal del Estado de Delaware de aprobar la moción presentada por Tiffany para acelerar su demanda contra LVMH Moët Hennessy-Louis Vuitton SE (‘LVMH’)”, explican desde la compañía estadounidense. “En su demanda Tiffany busca, entre otras cosas, una sentencia que obligue a que LVMH cumpla con sus obligaciones contractuales establecidas en el acuerdo de fusión del 24 de noviembre de 2019 con el fin de completar su adquisición en los términos previamente pactados”, objetivo que entienden podrá realizarse con el juicio del 5 de enero.

“Agradecemos la decisión del Tribunal de acelerar el proceso”, añadía por su parte Roger Farah, presidente de la junta directiva de Tiffany’s. “A pesar de los continuos esfuerzos de LVMH para evitar pagar el precio acordado por Tiffany’s, es de esperar que un juicio el 5 de enero de 2021 conduzca a la obtención de una sentencia antes del vencimiento de la autorización antimonopolio de los Estados Unidos el 3 de febrero de 2021, y nos permitirá proteger a nuestra empresa y a nuestros accionistas”. “Demostraremos al Tribunal de LVMH está violando claramente sus obligaciones de un acuerdo válido y vinculante y que su defensa de que existe un ‘Efecto Adverso Material’ es completamente infundado. Tiffany ha actuado de buena fe en pleno cumplimiento del acuerdo de fusión y seguirá haciéndolo”.

Y satisfacción desde LVMH

Desde LVMH se mostraban igualmente satisfechos por la decisión tomada por el tribunal, destacando por su parte el que se haya rechazado la solicitud presentada por Tiffany’s para que el proceso se llevase a cabo por una vía de urgencia que permitiese contar con una sentencia efectiva antes del 24 de noviembre de 2020.

“LVMH confía plenamente en que podrá hacer derrotar las acusaciones de Tiffany’s y convencer al tribunal de que ya no se cumplen las condiciones necesarias para la adquisición de Tiffany”, explican en su comunicado. “En este sentido”, añaden desde el holding multinacional francés, “LVMH demostrará ante el sistema judicial estadounidense que la mala gestión de Tiffany durante la crisis del COVID-19 constituye un Efecto Adverso Material” (Material Adverse Effect), lo que le permitiría, entienden desde LVMH, dar por invalidado el acuerdo de compra que será objeto de discusión durante el proceso judicial.

Photo Credits: Tiffany&Co.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO