LVMH cancela la compra de Tiffany’s

Madrid – Finalmente los peores augurios, que hacia meses que ya planeaban sobre la que estaba llamada a ser la mayor operación en la historia del holding empresarial francés LVMH, se han confirmado. Y la multinacional especializada en el sector del lujo, matriz de marcas y firmas tan conocidas como Louis Vuitton, Christian Dior, Bvlgari o Moët&Chandon, confirmaba en el día de ayer la cancelación de la operación de compra de la compañía estadounidense de joyas Tiffany&Co.’s.

“Tras la secuencia de sucesos que han venido minando la adquisición de Tiffany&Co, el consejo de administración de LVMH se ha reunido para revisar la situación en la que se encontraban las inversiones previstas a la luz de los últimos acontecimientos”, explican desde LVMH a través de un breve comunicado. Misiva en la que continúan explicando cómo “a la junta de administración se le remitió una carta emitida por parte del ministerio francés de Asuntos Exteriores y para Europa en la que, en respuesta a la amenaza de aranceles a los productos franceses por parte de los Estados Unidos, se le ordenó al Grupo que pospusiera la adquisición de Tiffany hasta después del 6 de enero de 2021”. “Mientras que además, la Junta también anotó la solicitud por parte de Tiffany&Co.’s para retrasar la ‘Fecha programada’ para el acuerdo de fusión del 24 de noviembre al 31 de diciembre de 2020”.

“Como resultado de estos hechos”, concluyen en su comunicado desde LVMH, “y con las informaciones y el análisis de los principales asesores del equipo legal de LVMH, la Junta ha decidido ajustarse a los términos recogidos en el acuerdo de fusión firmado en noviembre de 2019, en el que se preveía que, en cualquier caso, el plazo para formalizar y registrar la operación no sería más allá del 24 de noviembre de 2020”, por lo que “comunica de manera oficial que, ante la situación actual, el Grupo LVMH, como resultado, no completará la adquisición de Tiffany&Co”.

La mayor operación de compra en la historia de LVMH

Tras unos primeros meses de tiras y afloja sobre el precio de compra de la compañía, finalmente ambas empresas llegaban a un acuerdo de adquisición, a finales del pasado año, que supuso todo un golpe de efecto por parte de la multinacional francesa. Desde donde pretendían reforzar su posición en el mercado estadounidense, así como en el sector de la joyería, a través de una operación que debía de haberse formalizado por un importe cercano a los 16,2 mil millones de dólares.

Un trato que parecía incluso haber resistido a los primeros estragos causados como fruto de esta crisis del coronavirus, pero que ha terminado irremediablemente convertido en papel mojado, consecuencia tanto de los efectos de la pandemia como de las crecientes tensiones arancelarias entre Estados Unidos y Europa. Un frente precisamente que desde LVMH buscaban esquivar a través de esta operación y de las diferentes inversiones llevadas a cabo durante estos últimos años en el país norteamericano. Segundo mayor mercado para la multinacional francesa, únicamente superado por la región de Asia-Pacífico, en el que llegó a generar el 24 por ciento de todos sus ingresos durante su último ejercicio completado de 2019. Año durante el que logró incrementar sus ventas y su beneficio neto hasta los 53.670 y los 7.782 millones de euros respectivamente.

Photo Credits: Bernard Arnault, Chairman and Chief Executive Officer. LVMH.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO