• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Corte Inglés vuelve a beneficios tras disparar sus ventas en moda un +49 por ciento

El Corte Inglés vuelve a beneficios tras disparar sus ventas en moda un +49 por ciento

Por Jaime Martinez

13 jun 2022

Empresas

Photo Credits: El Corte Inglés, fotografía de archivo.

El Corte Inglés vuelve a beneficios. La compañía de grandes almacenes española, matriz de un diversificado modelo de negocio con intereses en los ámbitos de la venta minorista, el negocio asegurador, en el turismo o la alimentación, así como Grupo propietario de un extenso portafolio de marcas especializadas como la cadena de moda Sfera, ha logrado volver a la senda del crecimiento, tras un exitoso último ejercicio de 2021. Periodo anual completo finalizado el pasado 28 de febrero de 2022, durante el cual, y gracias a la permanente tendencia hacia la normalización tras la dura etapa marcada por la pandemia por coronavirus, y por sus consecuentes restricciones sobre la actividad comercial, la multinacional española ha logrado disparar sus cifras de ingresos y de beneficios con respecto a su anterior, y más que complicado, ejercicio de 2020, en lo que no ha impedido al Grupo cerrar todavía por debajo de sus niveles de 2019 previos a la pandemia.

Entrando a desgranar el comportamiento experimentado por la compañía liderada por Marta Álvarez a lo largo de su último ejercicio fiscal, El Corte Inglés, y en términos totales, cerraba el ejercicio de 2021 con unos ingresos por valor de 12.507,61 millones de euros. Cifra que supone un incremento del +21,93 por ciento frente a los 10.257,94 millones de euros con los que, tras la consolidación de sus cuentas, terminaba cerrando el ejercicio de 2020; en un aumento de su facturación que no ha impedido a la compañía mantenerse un -17 por ciento por debajo con respecto de los 15.083,34 millones de euros a los que cerraba el ejercicio de 2019, el último que llegó a completarse al margen de los efectos de la pandemia.

Como consecuencia de esta evolución sobre sus cifras de ingresos, y en lo que ha venido respaldado por, aseguran, una optimización de las propias operaciones de la compañía que les ha permitido aumentar su rentabilidad, en términos de beneficios El Corte Inglés cerraba sus cuentas de 2021 con un beneficio neto, en positivo, de 120 millones de euros. Cifra ya muy alejada de las pérdidas de -455 millones de euros en las que llegaba a incurrir al cierre del ejercicio de 2020, aunque eso sí igualmente muy distante, en un -61,29 por ciento, con respecto al beneficio de 310 millones de euros con el que por entonces aseveraba haber cerrado su ejercicio de 2019.

Siguiendo con el foco puesto sobre el análisis de la rentabilidad de la compañía, El Corte Inglés cierra 2021 con un beneficio bruto que crece un +30,5 por ciento, hasta los 3.896 millones de euros, y con Ebitda que se sitúa en los 804,28 millones de euros. Valor este un +1.581 por ciento superior a los 47,83 millones en los que completaba 2020, pero no obstante por detrás, en un -29 por ciento, con respecto de los 1.133,15 millones de euros a los que situaba su Ebitda de 2019.

Queriendo entrar a destacar, como es natural, la celebrada vuelta a la rentabilidad de las cuentas del Grupo, desde El Corte Inglés remarcan cómo “esta mejora viene determinada por la buena evolución del negocio, la optimización de costes y los aciertos en la gestión”. Una suma de factores que han “permitido recuperar la senda del crecimiento y volver a beneficios”, subrayan, y todo ello “a pesar de todas las dificultades que han supuesto las sucesivas variantes del Covid”, de “la escasa recuperación turística”, del “complejo contexto económico” y de “una escalada del precio de la energía sin precedentes”.

Crecimiento en moda de un +48,8 por ciento

Entrando a desgranar el comportamiento experimentado por la compañía española, por áreas de negocio, la venta minorista, el ámbito natural de El Corte Inglés, sigue situándose como la principal fuente de ingresos de la multinacional española, ofreciendo unas ventas que crecen hasta los 11.325,67 millones de euros. Cantidad que representa un incremento del +16,51 por ciento frente a los 9.721,04 millones de 2020, aunque todavía encontrándose un -7,46 por ciento por debajo de los 12.238,18 millones de 2019. Siendo este un capítulo de sus balances sobre el que desde la propia compañía de grandes almacenes destacan principalmente el buen rendimiento de su negocio en moda, cuyas ventas crecen un +48,8 por ciento con respecto al año anterior, hasta situarse en los 4.090 millones de euros. Cifra que representa, por sí sola, un 36 por ciento de la facturación total de su negocio minorista.

De otro lado, y sin salir del capítulo de “retail”, igualmente se destacan el buen rendimiento de las ventas de hogar y electrodomésticos (+11,3 por ciento hasta los 1.302 millones de euros); así como las recogidas dentro de su área de ocio y cultura (+11,5 por ciento hasta los 2.145 millones de euros). Mientras que de otro lado, y tras el repunte generado por la propia pandemia, se corrigen con un leve descenso las cifras en alimentación (-4,8 por ciento hasta los 2.648 millones de euros).

Al margen de este comportamiento de su negocio minorista, en lo que atañe al resto de las principales áreas de negocio que dan forma a su modelo empresarial, se destaca el buen rendimiento de Viaje El Corte Inglés, cuya facturación se dispara un +218,6 por ciento hasta los 984 millones de euros, pero situándose todavía muy por detrás de los 2.864,99 millones de euros en ingresos de 2019. Mientras que en el negocio asegurador, y sin entrar en los efectos derivados del acuerdo alcanzado, y ya formalizado y completado, con el Grupo Mutua Madrileña, los ingresos han aumentado un +2,8 por ciento hasta los 217 millones de euros, subida que sigue a la del +8,1 por ciento experimentada en 2020 con respecto a los resultados de 2019.

“El motor de la recuperación ha sido el negocio del retail”, entran a analizar desde El Corte Inglés a través de un comunicado oficial, con además “una importante recuperación del área de moda, cuyo crecimiento se sitúa en casi el 49 por ciento respecto al ejercicio 2020” y destacándose “también el buen comportamiento de la venta online, que ya representa el 12,3 por ciento del volumen total del negocio de los grandes almacenes”. Una “evolución positiva”, añaden, que “ha sido posible gracias a la planificación realizada con antelación para garantizar la disponibilidad de stock, especialmente en la temporada de Navidad, así como a la eficiente negociación con los proveedores”, a “una mejor planificación de las compras” y a “la exposición limitada a las adquisiciones en Asia”.

Reduciendo la deuda hasta su nivel más bajo de los últimos 15 años

Respondiendo a esta tendencia hacia la mejoría y hacia el crecimiento por la que parecen conducirse nuevamente los negocios del Grupo, El Corte Inglés conseguía aumentar su flujo en caja, en lo que les ha permitido reducir su deuda hasta los 3.514 millones de euros al cierre del ejercicio. Cifra que a su vez se ha visto reducida hasta finalmente los 2.555 millones de euros, una vez completada su venta del 8 por ciento de su capital y del 50,01 por ciento de su negocio asegurador a Mutua Madrileña, por  1.105 millones de euros. Operación que así ha dejado a la compañía española en su nivel de deuda “más bajo” de los últimos 15 años.

“La alianza estratégica con el Grupo Mutua, firmada ya en el ejercicio 2022, va a permitir ofrecer a los clientes de El Corte Inglés una mejor oferta de seguros, más completa y personalizada”, subrayan desde la compañía de grandes almacenes. “Por otra parte, y como consecuencia del mayor flujo de caja operativo”, y “tras la firma del acuerdo con Mutua, la deuda vuelve a registrar un fuerte descenso, quedando en 2.555 millones de euros, el nivel más bajo de los últimos 15 años”. Una evolución que se suma a la experimentada de manera positiva por el Grupo a lo largo del ejercicio 2021, así como a una “acertada optimización de costes”, en lo que ha sido recompensado “por las principales agencias de rating”, que “han mejorado sus perspectivas sobre El Corte Inglés situándolas a sólo un paso del ‘grado de inversor’”.

“Este reconocimiento ha estado también acompañado de dos acontecimientos significativos”, destacan, como lo han sido “la liquidación de la primera emisión de bonos por importe de 600 millones de euros” y, ya en marzo de 2022, de “la refinanciación por una cuantía máxima agregada de 2.600 millones de euros realizada con formato de investment grade, menor coste y mejores condiciones”.

Proceso de reordenación de su propuesta comercial

De cara a lo que atañe a este nuevo ejercicio de 2022 en el que se encuentra ya inmersa la compañía española, tras un ejercicio de 2021 que ha venido marcado por hechos tan significativos como la fusión entre Viajes El Corte Inglés y Logitravel, con la creación de una nueva compañía en un 75 por ciento propiedad de El Corte Inglés; por la adquisición de la cadena de supermercados Sanchez Romero; el lanzamiento de una nueva tarjeta de compras universal con MasterCard; la puesta en marcha de otras áreas de negocio como “Sicor Alarmas” y del nuevo operador logístico “El Corte Inglés Logística Avanzada” abierto a servicios a terceros; del lanzamiento de nuevos servicios a clientes como su “Catálogo Extendido” o “Consulta al Experto”; y, como no, de la entrada del Grupo Mutua Madrileña en el capital social de la empresa, desde la dirección de El Corte Inglés parecen mostrarse decididos a seguir apostando por la diversificación y la optimización de su modelo empresarial.

A este respecto, y tras la repentina salida de su último consejero delegado, Víctor del Pozo, a finales del pasado mes de Marzo, uno de los principales puntos hacia los que se encuentran enfocados los miembros de su nueva dirección ejecutiva, presidida por la propia Marta Álvarez, es a tratar de elevar la rentabilidad de El Corte Inglés. Fin para el que de un tiempo a esta parte no cesan de trascender informaciones que apuntan a las intenciones de la compañía de desprenderse de una buena parte de su cartera de activos inmobiliarios, en lo que no dejaría de formar parte de un ambicioso plan estratégico sobre el que ahora confirman que seguirán trabajando a lo largo de este nuevo ejercicio.

En este sentido, entran a asegurar de manera asertiva desde El Corte Inglés, “la compañía está llevando a cabo un proceso de reordenación de su propuesta comercial”. Una operación, o plan estratégico, especialmente diseñada “para concentrarse en centros que ofrezcan todas las categorías de productos y servicios”, en una apuesta que, como hemos podido conocer y hemos venido recogiendo desde FashionUnited a lo largo de estas últimas semanas, como consecuencia ha llevado a la compañía a firmar ya su salida para este mismo verano de centros como los de La Vaguada, Parquesur o Serrano 52, dentro del área metropolitana de Madrid. Todo ello mientras igualmente desde su dirección se encontrarían abordando ya las negociaciones para la venta de activos en Sevilla o Córdoba, la de sus centros de Puerta del Sol (Madrid) y Portal de l’Àngel (Barcelona), o hasta la de incluso su icónica Torre Titania del madrileño distrito empresarial de Azca.

También te puede interesar:
EL CORTE INGLES
grandes almacenes
mutua madrileña
resultados anuales
resultados financieros