• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Corte Inglés cierra Serrano 52 y vende dos centros de Sevilla y Córdoba

El Corte Inglés cierra Serrano 52 y vende dos centros de Sevilla y Córdoba

Por Jaime Martinez

7 jun 2022

Empresas

Photo Credits: Centro de El Corte Inglés de Serrano 52. Fotografía de archivo.

Comienza a ser prácticamente imposible seguirle la pista al cada vez mayor número de centros y demás activos inmobiliarios, a los que la compañía española de grandes almacenes El Corte Inglés está echando el cierre, o bien sacando a la venta. Un proceso estratégico de desinversiones sobre el que sus órganos de dirección vienen trabajando a lo largo de estos últimos años con la mirada puesta en impulsar la rentabilidad del Grupo, y sobre el que parecen estar acelerando una vez completada la entrada del Grupo asegurador Mutua en su capital. Una operación por la que, como bien hemos venido explicando desde FashionUnited a lo largo de estas últimas semanas y meses, El Corte Inglés acaba de ingresar la nada desdeñable cifra de 1.105 millones de euros.

A la espera de conocer los planes a los que desde su dirección, bajo la presidencia pseudoejecutiva de Marta Álvarez, planean destinar los nuevos fondos obtenidos, en lo que se antojaba que debería de haber allanado el camino para la constitución de un nuevo gigante de la moda nacional, un plan que podría haberse terminado truncando tras la repentina salida de Víctor del Pozo como director ejecutivo de El Corte Inglés, después de haber sido ratificado en el cargo solamente dos meses antes; hace menos de una semana se confirmaban las intenciones de la compañía de cerrar sus centros madrileños de La Vaguada y Parquesur. Complejos que vendió el pasado 2018 en unos términos de “sale&leaseback” a la compañía especializada en el desarrollo y la gestión de centros comerciales Unibail-Rodamco-Westfield (URW), y sobre los que finalmente ha decidido echar el cierre este próximo 31 de julio de 2022.

Unas clausuras a las que ya conocíamos que se sumaría, para antes de este mismo verano, la de su centro en el número 20 de la Gran Vía de Bilbao, y a las que ahora igualmente habría que añadir la de su centro especializado de Serrano 52, en Madrid. Un nuevo cierre que acaba de trascender, como parte de unos últimos movimientos de desinversión para los que desde El Corte Inglés igualmente habrían acordado sacar a la venta dos de sus centros en las capitales andaluzas de Sevilla y de Córdoba.

Salida de Serrano 52

En lo que atañe primeramente al centro comercial de Madrid, El Corte Inglés echará el cierre a su tienda ubicada en el número 52 de la elitista calle Serrano, en pleno corazón del barrio de Salamanca, este próximo 1 de agosto de 2022. Momento en el que, según las informaciones que se han encargado de adelantar desde los medios generalistas de El Confidencial y de La Razón, la compañía de grandes almacenes dejará de operar el complejo, dando así por finiquitado su proyecto “Serrano 52 Man”.

Entre las singularidades de esta iniciativa, se ha venido tratando de un nuevo concepto de tienda sobre el que desde El Corte Inglés venían experimentando desde el pasado 2015. Momento en el que apostaron por reunir bajo un mismo techo una única y exclusiva oferta de moda masculina de marcas de alto perfil, incorporando al centro las propuestas en moda, zapatería y complementos de firmas de la talla de Balenciaga, Tod’s, Valentino, Armani, Fendi, Givenchy, Gucci, Prada, Hugo Boss, Moncler, Balmain, Celine, Dolce&Gabbana, Dior, Off White o Versace. Una amplia y exclusiva propuesta en moda, que además se encargaba de aderezar con una igualmente única experiencia gastronómica, en la que se incluían hasta ahora las excepcionales propuestas de tres restauradores de tan alto perfil como David Muñoz, Roberto Ruiz y Jordi Roca. Una combinación del más alto nivel de moda y gastronomía, que ahora pasará a trasladarse al centro de Serrano 47. Complejo que, siguiendo con el ejemplo de este centro de Serrano 52, hasta ahora había venido reservándose a una oferta exclusiva dedicada a la mujer.

En cuanto a las circunstancias en las que se llevará a cabo esta nueva operación de optimización de su red comercial en Madrid, siguiendo con los modelos de La Vaguada y Parquesur, tras su venta a URW, el de Serrano 52 es un edificio en el que El Corte Inglés se mantenía en calidad de inquilino, como parte de un contrato de alquiler que expira el próximo mes. Una ventana que desde la dirección de la compañía han aprovechado para dar por concluidas sus relaciones con la propiedad del centro, un inmueble en posesión del empresario Celso García, que llegó a operar como la flagship store de la británica Marks&Spencer a comienzos de la década de 1990, después de que la cadena de grandes almacenes del empresario madrileño fuera vendida —al margen de la propiedad de los establecimientos— por H Capital a Marks&Spencer España. Una sociedad participada en un 67 por ciento por la británica y en su 32 por ciento restante por Cortefiel (hoy Grupo Tendam), en una alianza con la que se aspiraba a consolidar la presencia de Marks&Spencer en España, en una aventura que terminó con el cierre de todos sus centros en 2001. Momento que desde El Corte Inglés aprovecharon para pasar a ocupar algunos de los inmuebles hasta entonces operados por la compañía británica, incluido este de Serrano 52.

Venta de activos en Córdoba y Sevilla

De otro lado, y siguiendo con el proceso para la venta de otros de sus activos inmobiliarios, entre los que se incluirían ya desde su icónica Torre Titania a sus emblemáticos centros de Puerta del Sol, en Madrid, y del Portal de l’Àngel, en Barcelona, las mismas fuentes apuntan a que desde El Corte Inglés se habrían decidido a poner a la venta uno de los centros en Sevilla con los que cuenta en las inmediaciones de la plaza del Duque de la Victoria, así como su antiguo centro de oportunidades de la calle Jesús y María, en pleno centro de la ciudad de Córdoba.

Con respecto a cada una de estas dos propiedades, la de Sevilla contaría con cerca de unos 4.700 metros cuadrados, destinados actualmente a tienda de deportes. Una oferta que la cadena, tras desprenderse del inmueble, podría tratar fácilmente de incorporar al centro comercial del que dispone a escasos metros, completando así sus categorías de productos. Mientras que en lo que concierne a la tienda de Córdoba, los antiguos almacenes Simago, según adelantaban entonces desde el medio local del Diario de Córdoba, la compañía el pasado mes de febrero lograba desbloquear, después de más de 15 años, el proceso para que desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba se abran a recalificar a un uso tanto comercial como hotelero la propiedad. Un cambio, a propuesta de El Corte Inglés, que habría permitido ampliar la lista de interesados para hacerse con este inmueble, que la cadena hizo todo lo posible e imposible por llegar a transformar en uno de sus centros de primer nivel, en lo que no obstante terminó conduciendo al cierre, definitivo, de la tienda de oportunidades con la que lo venía operando el pasado 2011.

Para la venta de ambos activos, desde El Corte Inglés habrían ya contratado los servicios de la consultora Knight Frank. Responsables de gestionar las ofertas que habrían comenzado ya a llegar por hacerse con la propiedad de ambos inmuebles, en unas operaciones por las que habrían mostrado especial interés, fundamentalmente, “family offices”, fondos de inversión y compañías hoteleras, y por las que estimarían llegar a sumar, en su conjunto, unos 50 millones de euros con su venta.

También te puede interesar:
CIERRES
Cordoba
EL CORTE INGLES
grandes almacenes
MADRID
SEVILLA