Adolfo Domínguez inicia un ERTE sobre el 61 por ciento de su plantilla

Madrid – La compañía española Adolfo Domínguez acaba de lanzar un comunicado en el que confirma “la puesta en marcha” de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a 728 trabajadores de su red comercial en España. Todo ello como consecuencia de la paralización en la que se encuentra el sector del retail tras la declaración del “estado de alarma” decretado por el Gobierno. Medida extrema con la que desde la administración pública se busca poner freno al incesante número de contagios por coronavirus . Mismo motivo esgrimido en el día de ayer por Tendam, otra importante compañía española del sector textil, para el inicio de un Erte que afectará a toda su plantilla en España.

En su comunicado, la compañía textil subraya que los profesionales de la red comercial que se vean afectados, “podrían reincorporarse a sus puestos de trabajo cuando la red de tiendas pueda abrir con seguridad”. “El Erte dará cobertura a 728 profesionales, que representan un 61 por ciento de la plantilla del grupo de moda, hasta el mes de mayo, en caso de que el cierre de los puntos de venta haya de prolongarse”.

Una medida regulatoria que solamente afectará a los empleados españoles de la firma, a pesar de que la compañía también se ha visto obligada a cerrar las tiendas, tanto propias como las operadas bajo la modalidad de franquicia, de las que dispone en otros países como China, Francia, Perú y Kuwait.

“La protección de nuestros clientes y profesionales es nuestra máxima prioridad”, explica a través de un comunicado Antonio Puente, director general de Adolfo Domínguez. Quien explica cómo la compañía está tratando de reforzar aquellas “áreas que nos permiten ser lo más rentables posibles hasta que podamos reabrir nuestras tiendas y volver a la actividad habitual”.

Venta telefónica y online, dos herramientas para el crecimiento

En este mismo sentido, desde Adolfo Domínguez señalan que han pasado a reforzar sus canales de venta online “para garantizar el envío de pedidos a sus clientes”, así como el “suministro a sus mercados internacionales” ante la continua propagación del coronavirus (Covid-19). Con dicho fin, la compañía ha optimizado su centro logístico en la localidad de San Cibrao das Viñas, en Ourense. Todo ello al tiempo que impulsa su servicio de venta telefónica, una vez ya cerrados todos los puntos de venta directa al público de los que la firma dispone en España.

“El comercio electrónico y la atención a los mercados internacionales se convierten en el principal objetivo de todos los profesionales de servicios centrales de la firma, el 54 por ciento de los cuales teletrabajan, durante el período de cierre de los establecimientos en España”. Así, “la venta telefónica, disponible a través de un número gratuito, será atendida por estilistas de la firma”, mientras que el canal online continuará como “una de las palancas de crecimiento de la compañía” al igual que durante los dos últimos años, tras haber registrado “un aumento del 70,1 por ciento en el ejercicio de 2018/19”.

A fecha de la publicación de este último comunicado, Adolfo Domínguez contaba con una red de 188 tiendas en España y otros 189 establecimientos operativos repartidos por cerca de 16 países. Una red comercial con la que lograba generar, durante su último ejercicio, una facturación por valor de 112 millones de euros.

Photo Credits: Adolfo Domínguez.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO