• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • ABG presenta una oferta de más de 1.000 millones de dólares por Reebok

ABG presenta una oferta de más de 1.000 millones de dólares por Reebok

Por Jaime Martinez

17 may. 2021

Empresas

Photo Credits: Reebok, fotografía de archivo.

Madrid – En línea con las informaciones que adelantábamos desde FashionUnited allá por finales de diciembre del pasado 2020, el Grupo multinacional estadounidense Authentic Brands Group (ABG) ha terminado manifestando su interés por hacerse con la firma de moda y de material deportivo Reebok, presentando una oferta de algo más de 1.000 millones de dólares. Cantidad que el Grupo empresarial, que en los últimos años no ha hecho más que engrosar su cartera de marcas comerciales destinadas al sector retail con la incorporación de firmas como Brooks Brothers, Lucky Brand o la de la cadena de moda Forever 21, estaría dispuesta a abonar como resultado de una asociación junto a Wolverine World Wide, fabricante de calzados norteamericano dueño por su parte de marcas como Cat, Chaco o Wolverine.

Según las informaciones desveladas por fuentes cercanas a Reebok, y adelantadas por el New York Post, la oferta planteada de manera conjunta por ABG en asociación con Wolverine se situaría por encima de los mil millones de dólares. Una cantidad más que considerable y que se situaría en línea de las demás ofertas presentadas para la adquisición de la firma, las cuales no habrían hecho más que sucederse desde que Adidas confirmase, el pasado mes de febrero, que abría la puerta a la venta definitiva de Reebok. Unos acuerdos que se espera que continúen llegando hasta finales del próximo mes de junio, pero que no obstante por el momento continuarían muy alejados de los cerca de 3.800 millones de dólares que la compañía alemana llegó a pagar en 2006 por hacerse con la etiqueta de la que ahora busca desprenderse. Una medida que, defienden desde Adidas, se enmarca dentro de su estrategia por redirigir sus esfuerzos al desarrollo de sus marcas propias, y que al mismo tiempo deberá de servir para abrir la puerta a una nueva etapa de crecimiento para Reebok, en su caso ya bajo la dirección de otro Grupo.

Ofertas chinas, coreanas y estadounidenses por hacerse con el control de Reebok

A pesar del papel destacado que ocupa la propuesta presentada por ABG y Wolverine, especialmente si tenemos en cuenta la capacidad que ha demostrado el Grupo ABG a la hora de lograr hacerse con firmas en situaciones de excepcionalidad financiera a cuenta de esta pandemia, la suya no deja de ser una más de las ofertas que Adidas estaría recibiendo por parte de una multitud de grupos empresariales. Compañías entre las que se encontrarían desde grupos chinos a coreanos, o, de manera prominente, originarios de los Estados Unidos. Aspecto que no resulta en su caso nada extraño habida cuenta de que es precisamente el estadounidense el actual mayor mercado por volumen de negocio para la firma, cuyos resultados, y a pesar de las buenas perspectivas de crecimiento que estiman ahora desde Adidas, no habrían hecho más que caer a lo largo del último ejercicio.

De tal modo, y según las informaciones desveladas por las mismas fuentes, en las últimas semanas Adidas habría estado recibiendo ofertas de Grupos como Apollo Global Management, del fondo de inversiones de capital privado Cerberus Capital Management, así como, según avanzaba Reuters hace escasamente una semana, de las empresas chinas Anta Sports y Li-Ning, dos de los “gigantes nacionales” chinos que se han disparado a lo largo de estos últimos meses, o de la compañía coreana Fila.

“Se trata de un proceso de venta realmente complejo”, habría señalado la misma fuente cercana a la operación de venta de Reebok al New York Post, puesto que si ya de por sí “es complicado encontrarle valor a una empresa que pierde dinero”, añadía, a esto se le sumaría la decisión de Adidas de dejar de fabricar el calzado para Reebok una vez que se acuerde su venta. Lo que empuja a que los compradores, tal y como ha hecho ABG, deban encontrar un socio experimentado en la producción de calzado capaz de seguir adelante con la producción de la principal línea de productos de la firma.