• Inicio
  • Noticias
  • Retail
  • Hermès reabre en China con 2,7 millones en ventas en un solo día

Hermès reabre en China con 2,7 millones en ventas en un solo día

Por Jaime Martinez

15 abr 2020

Retail

Madrid – Si tomamos a China como ejemplo de las fases por las que, inevitablemente, deberá pasar nuestra sociedad globalizada como consecuencia de esta pandemia por coronavirus , lo que nos avanza el gigante asiático es que, por el momento, las cosas apuntan a que no cambiarán tan bruscamente como desearían algunas de las voces más críticas con el actual sistema de la moda, con sus altos ritmos de producción y el alto número de sus colecciones. Sino más bien lo contrario, y que tras este “parón” económico y las largas semanas de confinamiento, lo que nos espera son intensos días de fervor consumista.

Al menos esto es lo que se aprecia tras la paulatina vuelta a la normalidad que se comenzaría a estar respirando en el país asiático. Donde el pasado sábado 11 de abril abría sus puertas la nueva flagship store de la firma Hermès en la ciudad china de Guangzhou. Un nuevo establecimiento en el centro comercial Taikoo Hui, donde la casa francesa está presente desde el año 2011, en el que lograba registrar —según desvelaba el medio estadounidense wwd— unas ventas superiores a los 2,7 millones de dólares (2,46 millones de euros) durante el primer día de apertura.

Con esta inauguración de su nueva tienda, “la maison parisienne reafirma así su compromiso con el sur de China”, apunta la legendaria firma francesa a través de un comunicado. “Abriendo un nuevo capítulo en esta ciudad, en la que se encuentra presente desde 2004”, que llegará apuntalado sobre diferentes objetos creados especialmente con ocasión de esta reapertura-inauguración. Artículos entre los que encontraremos diferentes versiones exclusivas de su icónico “Birkin”, reinterpretado en con el motivo de su mítico “carré Brandebourg” en diferentes colores y técnicas.

Una completa flagship store con las colecciones de mujer, hombre, hogar, perfumería…

Diseñada por el estudio francés de arquitectura RDAI, la nueva flagship store de la firma francesa cuenta con una superficie de 511 metros cuadrados divididos en 2 plantas, se encuentra ubicada en el atrio central del popular centro comercial y ,con su apertura, viene a sustituir a la anterior tienda con la que contaba Hermès en el mismo espacio, inaugurada en el año 2011.

Tras una amplia fachada de “estética contemporánea y minimalista”, compuesta a partir de un original muro de ladrillos esmaltados dividido en tres franjas —un guiño a la tradición constructiva local—, una sucesión de mamparas de madera se encargan de revelar, con sutileza, el interior de la tienda en su planta baja. En su interior, los clientes son recibidos por el emblemático sello de la marca, incrustado en forma de mosaico sobre una alfombra en tonalidades beige y café, que se encargará de guiarlos a través de un amplio espacio en el que materialidad, tonalidades y texturas se conjuran para favorecer una transición suave entre los diferentes universos que los conforman.

En su planta baja —la tienda cuenta con una entrada en cada planta—, los clientes podrán descubrir desde los artículos de seda de la maison, a sus colecciones de moda femenina y las líneas de perfumería de la célebre casa francesa. Encargándose de completar la oferta comercial de esta parte de la nueva flagship store, las colecciones de hogar de Hermès y sus líneas de artículos de cuero, joyería y relojería. Mientras que en su planta, una escalera de ladrillos esmaltados conduce a los clientes a un universo de madera de cerezo dedicado a las colecciones de hombre de artículos de seda, calzado y prendas de prêt-à-porter.

“Esta nueva tienda ofrece a los clientes locales y nuevos visitantes una experiencia única en un ambiente armonioso y cálido”, apostillan desde Hermès, en relación a un espacio en el que se “combinan las tradiciones locales y el espíritu innovador y dinámico de Guangzhou, con la creatividad y el excepcional ‘savoir-faire’ de la maison”.

Despedida a Leïla Menchari

En otra serie de asuntos, más graves e igualmente vinculados a los efectos del coronavirus, a principios de este mismo mes la firma francesa despedía a Leïla Menchari. Quien fuera una de sus más importantes directoras de arte de escaparates, miembro del equipo de decoración de Hermès y responsable, hasta 2013, de las vitrinas de su tienda en el número 24 de la du Faubourg Saint-Honoré de París. Quien fallecía en Túnez el pasado 4 de abril como consecuencia de la pandemia por coronavirus.

“Muchos de nosotros en Hermès hemos aprendido de Leïla”, apuntaba a través de un comunicado Axel Dumas, director ejecutivo de Hermès, sobre quien fuera presidente del Comité del Color de la maison durante años, primera mujer en ingresar en el Instituto de Bellas Artes de Túnez y modelo, durante un tiempo, del diseñador francés Guy Laroche. “Ella nos enseñó a mirar el mundo a través de la lente del color. Era una narradora sin igual con la capacidad de encandilar al mundo. Le estamos muy agradecidos por todo lo que fue capaz de transmitirnos”.

Fundada en 1837 y especializada en el sector de la moda-lujo, Hermès es a día de hoy una de las escasas firmas de moda que continúan en manos de su familia fundadora. Liderada desde 2013 por Axel Dumas, miembro de la sexta generación de la familia Hermès, la compañía mantiene el compromiso de realizar la mayor parte de su producción en Francia, donde cuenta con 43 fábricas y talleres. La firma cuenta con una red comercial compuesta por 311 tiendas repartidas por 45 países, y emplea a una cifra cercana a los 15.400 empleados en las distintas partes del mundo, entre los que se incluyen los más de 9.500 trabajadores que mantiene en Francia, de los que casi 5.200 son artesanos.

Photo Credits: Hermès, página oficial. Fotografía de archivo.

CHINA
CORONAVIRUS
Flagship Store
Guangzhou
HERMES
Leïla Menchari
MODA LUJO