Victoria’s Secret contrata a su primera modelo de tallas grandes

Madrid- Tras el sonado desfile de Savage x Fenty en Nueva York, fueron muchas las voces que se alzaron para aseverar que una nueva era se acaba de inaugurar dentro de la industria de la moda. Unos nuevos tiempos de diversidad y empoderamiento femenino, en los que la firma de lencería de la cantante estadounidense Rihanna llegaba para significar, mejor que ninguna otra, esa evolución hacia la pluralidad y la autoafirmación corporal frente a una Victoria’s Secret en horas bajas. Continuamente criticada por favorecer modelos y cánones de belleza inalcanzables y poco saludables para las mujeres de a pie.

Consciente de las críticas hacia su modelo de belleza, y también hacia unas colecciones que el público ha comenzado a considerar de “demasiado sexys” y poco prácticas para la mujer de hoy, la firma de ropa íntima comenzaba su adaptación a los nuevos tiempos el pasado mes de agosto. Cuando trascendía la noticia de que había contratado a su primera modelo transgénero, la brasileña Valentina Sampaio, para la nueva campaña de su línea “Pink”. Una evolución hacia la diversidad sobre la que la compañía perece decidida a seguir avanzando, a la luz de las imágenes de la modelo de tallas grandes Ali Tate Cutler como imagen de la última colección cápsula de la compañía “Bluebella for Victoria’s Secret”.

Victoria’s Secret contrata a su primera modelo de tallas grandesVictoria’s Secret contrata a su primera modelo de tallas grandes

“Creo que soy la primera talla 14 en Victoria’s Secret”, se autopreguntaba la propia modelo a través de su cuenta oficial en la conocida red social Instagram con motivo del lanzamiento de la colección. Para continuar afirmando que “a pesar de todo, estoy muy entusiasmada de trabajar para una marca que idolatraba siendo adolescente”, y terminar aseverando que su participación supone “un gran paso en la dirección correcta” a favor de la diversidad corporal.

Colección cápsula junto a Bluebella

La compañía estadounidense ha desarrollado esta colección cápsula junto a la firma británica Bluebella. Una colección de prendas atrevidas de lencería decididas a celebrar “la inclusión y el empoderamiento” femenino, disponible desde el pasado 4 de octubre en una selección de establecimientos de Victoria’s Secret de los Estados Unidos y en su página online, y que llegará al mercado del Reino Unido a partir del 11 de octubre.

Con unos precios que oscilan de los 30 euros de unas braguitas en forma de mariposa, a los 64 de sujetadores y bodys, o los 82 de un conjunto de cama, las prendas responden al característico estilo atrevido de Bluebella. Piezas de lencería confeccionadas a partir de combinaciones de tiras y arriesgadas aberturas, que se han lanzado al mercado bajo una potente campaña y con el lema “loveyourself”, como mejor manera de ejemplificar ese espíritu de “autoaceptación” y de “defensa de la individualidad” que dice defender Bluebella con sus diseños.

“La mujer Bluebella no ve las prendas de lencería como una compra funcional o tradicionalmente sexy”, indicaba través de un comunicado Emily Bendell, fundadora de Bluebella. “Lo ve como una combinación cruzada entre moda y un ejercicio de autocomplacencia. Nadie debería dejar una hermosa lencería languideciendo en el cajón, esperando a esa ‘ocasión especial’”, algo que la firma pretende evitar con esta colección, que busca “hacer que cada día se siente un poquito más excitante”.

Victoria’s Secret contrata a su primera modelo de tallas grandes

Photo Credits: Cortesía de Victoria’s Secret.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO