• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • La vuelta al mundo de Balenciaga en 58 “looks” inclusivos, sostenibles y unisex

La vuelta al mundo de Balenciaga en 58 “looks” inclusivos, sostenibles y unisex

Por Jaime Martinez

20 abr. 2021

Moda

Madrid – Tras el sonado “hackeo” acometido contra su universo creativo por parte de su compañero Alessandro Michele, que no dudaba en recurrir a introducir buena parte de sus códigos en “Aria”, su colección homenaje a los 100 años de la fundación de Gucci, el diseñador Demna Gvasalia presentaba hace escasamente unos días su propuesta al frente de la casa Balenciaga para la próxima temporada de Invierno de 2021.

Una colección compuesta por un total de 58 estilismos, caracterizados por mostrarse como una nueva reinterpretación de esas mismas reglas creativas que conforman el vocabulario de formas, motivos e inspiraciones del diseñador georgiano, así como por su marcado acento sobre tres valores concretos: su carácter inclusivo, el cual veremos subrayado a través de la repetición del lema “Gay Pride”; su efectividad como piezas unisex, base sobre la que se han confeccionado la amplia mayoría de las prendas que dan forma a la propuesta; y su indiscutible atractivo como una colección sostenible en la que el 90,6 por ciento de los tejidos han sido certificados como sostenibles.

Una vuelta al mundo a través del photoshop

Adaptándose a la nueva realidad que ha terminado imponiendo esta pandemia por coronavirus, y continuando sobre esa línea disruptiva que ya condujo a la firma a presentar su colección para la temporada de Otoño de 2021 a través de un videojuego, Balenciaga y Gvasalia escogían dar a conocer esta nueva y última colección a través de un “lookbook” de fotografías y del lanzamiento de un vídeo promocional, desarrollado bajo el título “Fell Good Video”, pero en el que sin embargo no se muestran ninguna imagen de la colección ni de ningún otro producto.

Entrando a analizar cada uno de estos dos recursos visuales escogidos por la firma para dar a conocer esta última colección “Winter 21”, sin dudas el libro de fotografías llama poderosamente la atención por la añoranza al viajar y a ese turismo, uno de los aspectos más destacados que ha detenido esta pandemia, que se evocada en cada una de las instantáneas que lo componen. Una serie de fotografías, realizadas por Patrick Welde, en las que veremos a los distintos modelos posando frente a monumentos muy vinculados al turismo de masas, como la Torre Eiffel de París, la Piazza di Spagna de Roma, la Acrópolis de Atenas, el Taj Mahal, las Pirámides de Egipto o la Gran Muralla China. Elementos todos ellos añadidos mediante técnicas de postproducción a unas fotografías realizadas sobre fondo blanco, con la que en última instancia la firma no busca tanto recrearse en los viejos placeres del pasado, como adelantar el pronto regreso de los viajes internacionales.

“Fotografiado por Patrick Welde a partir de fondos en blanco”, el libro “imagina” a cada modelo “posando frente a una atracción turística icónica que se ha añadido en postproducción”, explican desde la misma Balenciaga a través de un comunicado”. “En estas imágenes”, añaden, “la colección da la vuelta al mundo” como una manera con la que viene “anticipando la vuelta a lo posibilidad de los viajes alrededor del mundo”. A lo que, y ya sin tapujos, el propio Gvasalia añadía, en declaraciones al medio estadounidense wwd, cómo “lo hicimos todo con photoshop”, al tiempo que destacaba su esperanza de que pronto puedan levantarse las restricciones a los viajes.

Un mensaje “en positivo”

En cuanto a lo relativo a ese vídeo promocional, por su parte se destaca por su valor, no como pieza con la que dar visibilidad a las prendas de esta colección, sino como una herramienta con la que se ha buscado de manera activa provocar una reacción positiva en todos aquellos que lo visualicen. Finalidad para la cual sus responsables, los realizadores Kamilya Kuspanova y Anton Bialas y el músico Joon Kwak, han recurrido a la fusión de unas imágenes y unos sonidos que evocan a la naturaleza y a las interacciones sociales.

“El vídeo no muestra productos ni publicidad, habiendo sido creado únicamente con el fin de evocar una emoción positiva”, explican desde Balenciaga sobre este corte bajo el título “Fell Good Video”. “Realizado en colaboración con Kamilya Kuspanova y Anton Bialas, artistas especialmente conocidos por sus superposiciones de imágenes, junto a Heejoon Kwak, un diseñador interesado en los efectos físicos y mentales de los sonidos”, en el vídeo no encontraremos nada más que una combinación de “imágenes y sonidos que han sido científicamente probadas como capaces de infundir alegría a la mayoría de las personas”. Un montaje por tanto que “tiene como objetivo hacer una limpieza de todas las informaciones digitales que nos llegan a lo largo del día, y hacer que todos se puedan sentir bien”.

Una colección inclusiva con un 90,6 por ciento de tejido sostenible

Poniendo el foco de atención ahora sobre las características más destacadas de la colección, como bien adelantábamos esta se significa por venir integrada por una sucesión de prendas urbanas y casual, en su mayoría construidas sobre una estructura de líneas holgadas de marcado acento unisex. Piezas para cuya confección, en su conjunto, se ha recurrido al uso, en un 90,6 por ciento, de tejidos, tanto lisos como estampados, certificados como sostenibles.

Sobre estos principios compositivos y de producción, encontraremos como resultado una propuesta de gran versatilidad y atemporalidad, entre la que se destacan la presencia de piezas como chándales de inspiración años 90, abrigos y parkas acolchadas, forros polares o vestidos retro a modo de camisolas, tanto fluidos como con estampados florales y mangas abullonadas, así como capaces de transformarse en gabardinas. Prendas a las que se suman otras igualmente imaginativas como abrigos de cuero, trajes y chaquetas de sastrería, distintas piezas de tejido denim y una variedad de camisetas y sudaderas ilustradas con dibujos del increíble Hulk, escudos universitarios y lemas y motivos a favor de la inclusión, como ese “Gay Pride” o la bandera LGBTIQ. Destacándose de igual modo prendas como faldas se convierten en pantalones cortos, trampantojos de tejido denim impresos sobre terciopelo o un singular abrigo acolchado en negro, inspirado en un vestido de novia y decorado mediante encajes, cintas y bordados en forma de rosas.

Más allá de las propias prendas, se encargan de completar esta colección “Winter 21” una reinterpretación en piel del diseño de zapato de tacón “Toe” presentado hace un año, así como diferentes modelos de calzado como las botas “Essex”, el “Sabot Heel”, las botas “Bulldozer” y un nuevo modelo de zapatillas “Runner”. Una nueva y última incorporación a la que también se suman el lanzamiento, como parte de esta misma colección, de los modelos de bolsos “Le Cagole”, “Gossip”, “Tote 2.0”, “Bistro Basket” y “Maxi Clutch”.

Photo Credits: Balenciaga, colección Winter 21