• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Balenciaga, más gamer: lanza su videojuego con tecnología “Fortnite”

Balenciaga, más gamer: lanza su videojuego con tecnología “Fortnite”

Por Jaime Martinez

7 dic. 2020

Moda

Madrid – A medida que tras la llegada de esta pandemia por coronavirus las pasarelas de moda iban reduciendo su actividad y las firmas de moda comenzaban a posponer, cuando no a cancelar, sus habituales desfiles y presentaciones, desde Balenciaga decidían proyectar su mirada más allá de la realidad circundante trazando su estrategia con la que afrontar el “día de mañana”. Un “mañana” que precisamente es el que se encarga de dar nombre a la última genialidad de su director creativo, el siempre disruptivo Demna Gvasalia, artífice e impulsor de “Afterworld: The Age of Tomorrow”. El videojuego con el que la conocida firma de moda ha decidido mostrar su última colección para la próxima temporada Otoño/Invierno de 2021, dando con ello un significativo salto hacia adelante en la manera de dar a conocer sus propuestas, al tiempo que estrecha sus lazos con las nuevas generaciones de nuevos consumidores de moda.

De carácter gratuito y ya disponible —para todos los dispositivos, tanto fijos como móviles— a través de la página online de la propia firma de moda, para su desarrollo Balenciaga ha recurrido ni más ni menos que a la tecnología Unreal Engine. Un motor de juego creado por la compañía estadounidense de videojuegos Epic Games, conocida precisamente por sus series gráficas en primera persona en las que hace uso de esta tecnología. Unos “shooter” entre los que destacan juegos tan conocidos como Unreal, la saga Gears of War o el archiconocido y más que popular Fortnite.

Una colección de 2021 para el mañana del 2031

Sirviéndose así de esta popular tecnología, la firma de moda reorienta el tono y el canal con el que sale a dar a conocer su última colección “ready to wear” para la próxima temporada Otoño/Invierno de 2021. La cual podremos conocer a lo largo de toda esta experiencia inmersiva generada a partir de gráficos y recreaciones en 3D de las prendas que integran la colección.

Organizado a lo largo de diferentes Zonas que iremos descubriendo a través de un itinerario lineal, Gvasalia nos traslada hasta su visión del mundo de la próxima década. A un 2031 en el que la concienciación sobre la sostenibilidad y el aprovechamiento de las materias primas es ya una realidad, haciendo así que la población emplee por entonces prendas tan duraderas como las que presenta Balenciaga de cara a la próxima temporada, o incluso algunas de sus piezas más icónicas de anteriores colecciones. Entre las que encontraremos, como no, esa emblemática chaqueta acolchada roja de la que Gvasalia ha hecho ya todo un símbolo de su etapa como director creativo de Balenciaga.

“Se trata de regresar a la juventud”, viajando hasta un entorno “donde la naturaleza y la juventud coexisten”, en lo que resulta ser una mezcla entre el Nueva York y el Tokio más cosmopolita, donde emprenderemos esta aventura, para desde ahí adentrarnos en los rincones más oscuros de esa sociedad del futuro imaginada por Gvasalia. “Es como una alucinazión”, la aventura “comienza en una tienda de Balenciaga en el centro de una ciudad, que bien podría estar en cualquier lugar”, explicaba el director creativo de Balenciaga a Vogue Runway. Desde ahí, los jugadores pasará a “diferentes suburbios, a una espacio artístico underground”, para avanzar hacia “un bosque negro” que les conducirá hacia una “rave ilegal”. Una clase de fiesta clandestina como “las que ves que la gente ha estado teniendo este año”. Mientras que en el terreno de lo estético, observaremos como “la gente seguirá usando la ropa que le gusta hasta que se deshaga”, imagina Gvasalia. “Yo mismo lo hago”, subraya, “así que las prendas se ven bastante usadas, desgastadas y arrugadas”.

Superposiciones y prendas multifuncionales

Prendas superpuestas, telas recicladas que imitan la piel y piezas multifuncionales, como mantas que se convierten en abrigos o un mono militar que se transforma en vestido de noche, se encargan de armar así parte de una propuesta que veremos sobre los cuerpos de distintos avatares en el propio videojuego. Experiencia a lo largo de la cual encontraremos, igualmente a través de las prendas, continuas referencias tanto a la propia Balenciaga como a la nueva PlayStation 5, que se lanzaba este mismo mes de noviembre de 2020, y sobre las circunstancias sobrevenidas durante los años anteriores a ese futuro de tecnologías sostenibles, circularidad… y de unos viajes espaciales que se antojan a la orden del día. Extremo que desde la firma visualizan como una realidad cotidiana más en ese 2031, motivo por el que encontraremos distintos logotipos de la Nasa incorporados a distintas piezas de abrigo de esta colección de 2021.

“El juego y la colección imaginan un futuro cercano en el que la ropa debe transformarse durante muchos años”, explican desde Balenciaga; en relación a ese utópico futuro en el que “los tratamientos permitirán eliminar el proceso de envejecimiento de los materiales, enfatizando la idea de poder llevar una prenda durante décadas o de reutilizarlos para siempre”. “Los trajes y abrigos están hechos para poder usarse en cualquier lugar”, mientras que “los trajes sastre están lavados a la piedra y sus tejidos han sido preestirados para darles esa apariencia gastada y una sensación extra de confort”. Sin embargo otros conservan su “apariencia arrugada”, por lo que no necesitarán plancharse nunca, y “los logotipos de la Nasa, de distintos periodos y de apariencia retro, sugieren una época anterior de viajes espaciales masivos, de los que la ropa de los astronautas se ha reutilizado en futurísticas prendas de abrigo”.

Los videojuegos: la nueva herramienta del lujo con la que estrechar lazos con las nuevas generaciones de consumidores

Lejos de resultar así en un ejercicio gratuito, Gvasalia confesaba al mismo medio que la intención de la firma con esta nueva herramienta inmersiva es estrechar sus lazos con las nuevas generaciones de consumidores. Unos clientes que precisamente en un entorno tan incierto como el actual, con las relaciones interpersonales limitadas, están potenciando el medio online y digital como un canal desde el que compartir parte de esas experiencias que se les han estado negando a lo largo de este último año. No descartando el que finalmente la firma, que plantea ahora esta videojuego más como una alternativa al tradicional fashion film que como una aventura interactiva, pueda terminar lanzando un videojuego en mayusculas desde el que también poder comprar y adquirir sus últimas creaciones.

“Odio la idea de los fashion film. La encuentro realmente anticuada”, declaraba en este sentido Gvasalia. “Empezamos a trabajar en esto en Abril, cuando los desfiles de moda quedaron fuera de discusión” ante los efectos que estaba causando el coronavirus. Mostrándose, frente a todas estas series de premisas, la idea de un videojuego como la que mejor se adapta a las inquietudes de los consumidores actuales. “El cliente de hoy juega”, declara el diseñador creativo de Balenciaga, y ellos suponen “una importante base de clientes de lujo”. “Proyectan mucho de su carácter” en ellos, y suponen todo un “mundo paralelo”, significándose como un medio sobre el que “me gustaría explorar más a fondo” sobre las posibilidades que se abren tras el lanzamiento de este “Afterworld”. “Veo mucho potencial en la fusión de la moda con los videojuegos, y las compras dentro del juego son sin duda la herramienta a considerar de cara a un futuro cercano”.

Photo Credits: Balenciaga, “Afterworld: The Age of Tomorrow”.