• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Jean Paul Gaultier regresa al prêt-à-porter con Palomo Spain como diseñador invitado

Jean Paul Gaultier regresa al prêt-à-porter con Palomo Spain como diseñador invitado

Moda

Photo Credits: Campaña para la colección “Les Marins” con Bella Hadid. Jean Paul Gaultier.
Por Jaime Martinez

27 may. 2021

Madrid – El Grupo español especializado en moda, fragancias y cosmética Puig esta retomando la producción de la línea de prêt-à-porter de Jean Paul Gaultier. Firma de la que se convertía en accionista mayoritario allá por el año 2010, tras alcanzar un acuerdo con el propio diseñador francés y hacerse con la participación por entonces en manos del Grupo de moda Hermés, a la que está insuflando nuevos aires de vida tras la sonada retirada de las pasarelas del “enfant terrible” de la moda francesa el pasado mes de enero de 2020.

Durante sus últimos años en activo al frente de su casa de modas, era el propio diseñador y la dirección de la compañía española quienes decidían suprimir la línea de prêt-à-porter de la firma con objeto de centrar todos sus esfuerzos y el talento del diseñador en el desarrollo de sus colecciones de Alta Costura, así como en el de su universo de fragancias. La pata central, y más rentable, del modelo de negocio del Grupo Puig. Una estrategia que volvía a virar tras la retirada del diseñador, alumbrando un nuevo capítulo en la historia de la casa que vendrá sustentado a partir de ahora sobre una política abierta de colaboraciones junto a destacadas figuras del diseño internacional, a las que se les invitará a celebrar y reinterpretar los valores y la estética de la casa Gaultier y el lago del diseñador francés. Unos nuevos modos, que era el propio Gaultier el que se encargaba de anunciar al tiempo que confirmaba el nombramiento de la diseñadora japonesa Chitose Abe como la primera protagonista de esta suerte de colaboraciones. En su caso, al frente de una colección de Alta Costura que debía de haberse dado a conocer durante el pasado julio de 2020, pero que como consecuencia de la pandemia finalmente lo hará, si todo sigue con lo ahora previsto, durante la próxima Semana de la Alta Costura de París de los próximos 5 al 8 de julio de este 2021.

Photo Credits: Campaña para la colección “Les Marins” con Bella Hadid. Jean Paul Gaultier.

Una colección de prêt-à-porter desarrollada bajo la dirección de un equipo de 5 diseñadores internacionales

Tras esta sucesión de retrasos, el caprichoso calendario finalmente hará que la presentación de la colección de Abe al frente de la línea de Alta Costura de la casa venga precedida del relanzamiento de su línea de prêt-à-porter. Para cuya primera colección “Les Marins”, que saldrá a la venta este próximo viernes 28 de mayo de 2021 coincidiendo con el inicio de las celebraciones del mes del Orgullo LGBTQ —con lanzamiento de nueva página online incluido—, desde la dirección de la firma han fichado a un plantel de diferentes diseñadores internacionales, siguiendo de este modo con las líneas maestras de esa estrategia con la que persiguen hacer de Gaultier una casa de modas colaborativa.

De marcada inspiración marinera, una de las temáticas más reconocibles de la casa de modas, de líneas inclusivas, estética genderless y con guiños y referencias a las subculturas queer y punk, esta primera colección llegará compuesta por un total de 75 piezas con un precio de venta que oscilará entre los 150 y los 750 euros. Una serie de prendas entre las que se incluirán reinterpretaciones de algunos de los diseños originales de la casa por parte de sus equipos de diseño, intervenciones de los artesanos encargados de su línea de alta costura, y una serie de piezas creadas por el equipo de diseñadores invitados a dar forma a esta primera colección de la nueva línea de prêt-à-porter de la casa. Creativos entre los que encontraremos a los responsables de diseño de las firmas Ottolinger, de la española Palomo Spain, de Nicola Lecourt Mansion, Alan Crocetti y Marvin M’Toumo. Encargados de este modo de dar nombre a esta colección, a la que pondrán cara en esta ocasión un selecto número amigos de la casa, liderados por la modelo Bella Hadid.

“Es realmente un equipo, no son cinco diseñadores”, se encargaba de explicar Antoine Gagey, director general de Jean Paul Gaultier, en declaraciones al medio estadounidense wwd. Una intervención de la que el mismo directivo hacía igualmente uso para destacar la inspiración de la que bebe la colección, procedente de la película “Querelle”; cinta de 1982 basada en la novela de Jean Genet y último film del director de cine alemán Rainer Werner Fassbinder.

Nueva política de colaboraciones: hacia una moda de autor sin autor

De cara al futuro más inmediato que le deparará de este modo a la casa de modas francesa, desde Puig esperan consolidar esta estrategia colaborativa con la sucesión de entre aproximadamente entre 6 y 10 lanzamientos de estas mismas características a lo largo de cada año. Una serie de colecciones cápsulas con la que distintos diseñadores tendrán la oportunidad de bucear en los archivos y en el legado creativo del diseñador francés, y cuya próxima colección se esperaría para el próximo mes de octubre. Siguiendo de este modo un calendario de presentaciones ajustado a las necesidades de los clientes de la casa, y al margen de los calendarios oficiales.

Lejos de resultar en una política que atente contra los principios y el legado creativo del diseñador francés, esta nueva política colaborativa vendría a responder precisamente a los propios designios del diseñador. Un Jean Paul Gaultier que ya habría estado barajando con la posibilidad de basar su casa de modas en este sistema durante finales de la década de los 80. Un periodo precisamente en el que acogía bajo su paraguas a un Martin Margiela que de algún modo terminaría dando continuidad a esta visión de una moda de autor sin autor, en su caso desde una perspectiva basada en el anonimato que se enfrenta a todas luces frente al baño de focos y miradas al que acostumbraba, y acostumbra, Gaultier.

En cualquier caso, ambos parten de un concepto disruptivo en el que los nombres de los diseñadores quedan solapados por el de la firma comercial, y que, como el propio Gagey se encargaba de apuntar al citado medio, “no encajaría en todas las marcas”, y que en el caso de Gaultier viene abalado por el propio diseñador francés. Que a pesar de su retirada permanece como embajador de la casa trabajando para la firma, eso sí desde un puesto retirado y sirviendo de apoyo, entre otras funciones, a las desempeñadas por Florence Tétier. Quien se incorporaba a la casa de modas el pasado mes de septiembre con la misión de ejercer las funciones similares a las de una “directora editorial”, encargándose desde su posición de supervisar y dar una coherencia narrativa a todo el contenido que se genera bajo el nombre de la casa Gaultier.