• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Dominnico, Sonia Carrasco y Reveligion: Vogue anuncia a los tres finalistas al premio “Who’s on Next” 2021

Dominnico, Sonia Carrasco y Reveligion: Vogue anuncia a los tres finalistas al premio “Who’s on Next” 2021

Por Jaime Martinez

18 may. 2021

Moda

Photo Credits: Cortesía de Vogue.

Madrid – Cada vez va faltando menos para poder conocer el nombre del flamante diseñador que logrará alzarse con el premio “Vogue Who’s on Next” de esta su presente edición de 2021. Concurso organizado por la revista Vogue, en colaboración con Inditex, que está dotado con el considerado como el mayor premio de la moda española, y para el que desde su organización acaban de desvelar los nombres de las 3 firmas finalistas que permanecen en la carrera por hacerse con su codiciado trofeo: Dominnico, la marca del diseñador alicantino, afincado en Barcelona, Domingo Rodríguez Lázaro; Reveligion, la casa de modas de la diseñadora sevillana María Rodríguez Blanco; y Sonia Carrasco, la firma homónima de la diseñadora valenciana Sonia Carrasco.

La ocasión de conocer cual de todos ellos logra finalmente alzarse como ganador del concurso, no llegará no obstante hasta el próximo mes de julio. Momento para el que está prevista la organización de una gala final en la que el nombre del vencedero será desvelado, culminando de este modo las celebraciones de una edición especialmente significativa del premio, con la que se viene a celebrar el décimo aniversario de este “Vogue Who’s on Next”.

Photo Credits: Cortesía de Vogue.

Premio con una dotación de 100.000 euros en metálico y el ingreso directo en Acme

Para llegar hasta este punto, las tres firmas finalistas, y sus respectivos diseñadores, primeramente han debido de superar los requisitos de participación del premio. Una primera selección de la que más tarde eran escogidos, por el jurado de expertos designados por la organización del certamen, como los tres únicos finalistas de entre el total de 15 candidatos que integraban la lista de aspirantes al premio durante la primera fase de la convocatoria. Debiendo ahora de enfrentarse a una etapa final del concurso, durante la que realizarán ante el mencionado jurado de profesionales de la moda una presentación de sus diferentes colecciones. Propuestas de las que el plantel de expertos, atendiendo a las diferentes exposiciones, y a los valores y las visiones en torno a la moda que expongan cada uno de los finalistas, se encargará de seleccionar a la firma ganadora del premio.

De entre todos ellos, será por tanto únicamente uno el que finalmente logrará hacerse con el trofeo Vogue Who’s on Next. Lo que le permitirá acceder a una serie de gratificaciones, entre las que encontramos desde esa dotación de 100.000 euros, que podrá destinar al desarrollo de su carrera profesional, cantidad que hace precisamente del premio el de mayor cuantía de la moda española, o el poder pasar a inscribirse de manera directa como miembro de la Asociación de Creadores de Moda de España Acme. Organización en la que además contará con una exención del pago de la cuota de admisión y de las cuotas mensuales durante un año, gratificación que se sumará a la de la posibilidad de participar en la siguiente edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, a la de contar con el pleno apoyo de la revista Vogue España para dar visibilidad a sus colecciones, y a la de lograr inscribir su nombre como parte de la conocida como “generación WON”. Una reducida lista integrada exclusivamente por los ganadores de las ediciones anteriores del premio, entre la que encontramos nombres hoy tan aplaudidos como los de Marcela Mansergas (ganadora en 2012), Juan Vidal (2013), Maria ke Fisherman (2014), ManéMané (2015), Moisés Nieto (2016), Leandro Cano (2017), Palomo Spain (2018), Carlota Barrera (2019) y Mans (2020).

Con el fin de conocer en detalle a estos tres candidatos, “que pertenecen a una generación que comparte una visión propia sobre los grandes temas de la moda en torno a sostenibilidad, la artesanía o la diversidad”, nos explican desde Vogue a través de un comunicado, la propia revista se ha encargado de perfilar, a grandes líneas, las trayectorias que han venido siguiendo cada uno de sus diseñadores.

Photo Credits: Cortesía de Vogue.

Dominnico

En el caso del diseñador alicantino Domingo Rodríguez, el suyo es sin duda un caso excepcional, habiendo logrado por segundo año consecutivo colarse entre los finalistas al “Who’s on Next”. Así pues, el diseñador se sitúa al frente de un “marca femenina que se funda en 2016 en Barcelona, y que se caracteriza por la meticulosidad de su patronaje, la investigación en nuevos tejidos y materiales y la visión futurista de la moda con la mirada puesta en la noche y el espectáculo”. Destacándose, de entre sus logros alcanzados hasta ahora, el que “durante 2019 Dominnico hizo una colección exclusiva junto a la cantante Rosalía para EMQ Tour” y el que “su colección Harajuku Kids se hizo con el premio Mercedes Benz Fashion Talent”. Todo ello al tiempo que “celebrities como Lady Gaga, Rita Ora, Rosalía o Aitana” se han mostrado como clientas fieles a la firma.

Photo Credits: Cortesía de Vogue.

Sonia Carrasco

En cuanto a la diseñadora Sonia Carrasco, al frente de su casa de modas homónima, con su trabajo la valenciana ofrece “piezas de sastrería y knitwear” hechas “con materiales sostenibles de gran calidad”. “Los valores y responsabilidad detrás de la firma son la pieza angular de la empresa”, en cuyos artículos “no se usan pieles”, y cuyas colecciones se crean a partir de “tejidos reciclados, orgánicos o veganos de las mejores calidades”. “Artesanía y experimentación se fusionan” así “para llevar la moda a nuevos límites”, destacan desde Vogue, dando como resultado “un lujo único por su estética y compromiso social y medioambiental”, mientras que a su vez la firma sabe ahondar sus raíces en “una clara inspiración” venida “de la herencia mediterránea” de la diseñadora.

Photo Credits: Cortesía de Vogue.

Reveligion

En lo relativo a esta firma sevillana, bajo la dirección creativa de la diseñadora María Rodríguez Blanco, la casa “se define como un estudio creativo alejado de tendencias, que quiere aportar al consumidor una experiencia sensorial artística que invite a soñar desde la calidad, la artesanía y a partir de valores como la tradición actualizada y made in Spain”, nos explican desde Vogue. Destacando sobre las propuestas de la marca su decidida apuesta por aunar las disciplinas de la moda y de la floristería, con el fin de adaptar los conceptos tradicionalmente ligados a los sectores del diseño y del lujo “a la nueva realidad de los consumidores”.