Nuño de la Rosa abandona El Corte Inglés

Madrid – El que fuese presidente del grupo español El Corte Inglés y, hasta ahora, consejero delegado de la empresa Jesús Nuño de la Rosa, cesará de todos sus cargos y funciones que venía desempeñando para la compañía. Una noticia que se han encargado de confirmar desde los propios grandes almacenes a través de un comunicado, y que sería consecuencia directa de esa quiebra en el “statu quo” de su alta dirección —sobre el que ya alertábamos desde FashionUnited hace una semana— que provocaba su destitución en favor de Víctor del Pozo de los cargos de administrador solidario de dos de las filiales inmobiliarias del grupo: Ízaro Films y Esgueva SA. Un movimiento que no hacía sino delatar el poco peso con el que contaba el directivo dentro de la compañía, desde que el pasado mes de julio de 2019 dejara su presidencia en favor de Marta Álvarez.

“El Corte Inglés y Jesús Nuño de la Rosa, consejero ejecutivo de la Compañía, han llegado a un acuerdo por el que este último, de forma voluntaria, abandonará todos sus cargos y funciones en el Grupo El Corte Inglés”, señala la compañía española en un comunicado con fecha a 27 de enero de 2020. “El acuerdo entre ambas partes”, subrayan, ha sido “pactado en un clima de amistad y máxima cordialidad” y ya ha sido aprobado por el consejo de administración de la empresa, tras el respectivo informe favorable de su comisión de nombramientos y retribuciones. Desde El Corte Inglés aprovechan el comunicado para “agradecer a Jesús Nuño de la Rosa su entrega, dedicación y lealtad en todos los cargos que ha desempeñado” para la empresa “a lo largo de su extensa carrera profesional”.

¿Una indemnización millonaria?

Jesús Nuño de la Rosa abandona una compañía para la que ha trabajado cerca de 31 años, y de la que llegó a ostentar el cargo de presidente durante un breve periodo de un año y un mes. Posición que alcanzaba como consecuencia de las crecientes tensiones entre las dos ramas de la familia Álvarez herederas de su histórico presidente Isidoro Álvarez.

Fue entonces cuando De la Rosa lograba erigirse como figura neutral y hacerse con las riendas de la compañía, que vivía con la destitución de Dimas Gimeno —sobrino de Isidoro Álvarez y persona escogida por este para presidir la compañía— el que era sin duda uno de los momentos más delicados en sus cerca de 70 años de historia. A pesar de que su presidencia fuese calificada como de “transitoria” tras su nombramiento, lo cierto es que, tal y como se encargan de señalar distintas fuentes, en el ánimo del directivo estaba el guiar el destino del grupo por un largo periodo de tiempo. Deseo que no pudo cumplir después de que Marta Álvarez manifestase su voluntad de hacerse ella misma con la presidencia de la empresa.

De la Rosa, de 56 años, accedía entonces a ocupar uno de los dos cargos de consejero delegado de la sociedad en la que quedaba dividida la sociedad, manteniendo su retribución como presidente y compartiendo su gestión junto a Víctor del Pozo como principal responsable de las que, se antojaban, áreas decisivas para el futuro del grupo. Cargos que, como ya señalábamos desde FashionUnited, terminaron desvelándose con más apariencia que peso, atendiendo a detalles como la venta de la filial de Informática del grupo el pasado mes de noviembre, el que de hecho su Financiera pertenezca en un 51 por ciento al Banco Santander o, ya por último, su sustitución en las filiales inmobiliarias del grupo Ízaro Films y Esgueva.

El directivo parecía no tener más remedio que asistir a esa pérdida de peso que iba adquiriendo en los ámbitos de dirección de la empresa, al tiempo que observaba cómo su figura, antaño decisiva, no hacía más que diluirse con el paso de los acontecimientos. Lo que habría provocado que finalmente se decidiese por abandonar, de forma “amistosa” —y sin que se sepa por ahora si lo hace con una oferta para pasar a formar parte de otra compañía—, la responsabilidad de sus cargos a cambio, eso sí, de una indemnización que fuentes como El Confidencial sitúan entre los 5 y los 6 millones de euros. Cantidad que resultaría algo inferior a los 8,7 millones que finalmente recibiese Dimas Gimeno por aceptar su dimisión como presidente de el grupo.

Photo Credits: El Corte Inglés.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO