Nicolas Ghesquière se revela contra LVMH y ataca su unión con Donald Trump

Madrid- Parece que el romántico idilio que el grupo francés LVMH buscaba sellar con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y que se materializaba la pasada semana con la inauguración de las nuevas instalaciones de Louis Vuitton en Texas, comienza hacer aguas ante la opinión pública. Un hecho sobre el que ya alertábamos desde FashionUnited entonces, y de los que seguramente era consciente el presidente del grupo, el multimillonario francés Bernard Arnault. Pero de lo que no podemos estar tan seguros es de que Arnault hubiera esperado que fuera precisamente el director creativo de la firma, el diseñador francés Nicolas Ghesquière, uno de los que se posicionasen públicamente en contra de la relación de LVMH, al fin y al cabo propietaria de Louis Vuitton, con Donald Trump.

“De pie contra cualquier acción política. Soy un diseñador de moda que rechaza esta asociación”, indicaba el propio Ghesquière a través de su cuenta en la conocida red social Instagram. Publicación que venía acompañada por los hashtags “trumpisajoke” y “homophobia”, como pie de una fotografía con la imagen de la portada del tema “High Energy” de la cantante estadounidense Evelyn Thomas.

LVMH se pone de perfil

No hay duda de que los vínculos con Trump y su familia siguen suponiendo un problema de imagen para aquellas firmas y compañías vinculadas a ellas. Empresas que se veían obligadas a retirar los productos de la firma de la hija del presidente, como Nordstrom o Neiman Marcus, por la presión de sus propios clientes, al tiempo que eran innumerables los diseñadores como Tom Ford, Marc Jacobs, Sophie Theallet o Humberto Leon que públicamente afirmaban su rechazo a vestir a la primera dama. Un honor hasta la fecha para todos aquellos que lograban tal privilegio. Unos movimientos e iniciativas de boicot que germinaban en la iniciativa “GrabYourWallet” impulsada por la activista Shannon Coulter, y que LVMH parecía segura de poder resistir tomando para ello una difícil posición de ambigüedad.

Así, mientras por un lado LVMH hacía gala de su afabilidad frente al presidente estadounidense, al tiempo que ponía en funcionamiento unas instalaciones que le permitirían sortear un aumento de las beligerancias comerciales entre Estados Unidos y Europa, el grupo no emitía comunicado de prensa alguno de dichas celebraciones a través de su página oficial, ni en sus respectivos perfiles de Facebook o Instagram. Limitándose a una breve publicación en su cuenta de Twitter. Una posición de perfil que el grupo parece que ha decidido volver a tomar ante las publicaciones de Ghesquière, no emitiendo ninguna clase de respuesta hasta el momento.

Foto: Louis Vuitton SS20, catwalkpictures

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO