• Inicio
  • Noticias
  • Ferias
  • SIMOF Madrid: en plena recuperación, el sector de la moda flamenca apuesta por la internacionalización

SIMOF Madrid: en plena recuperación, el sector de la moda flamenca apuesta por la internacionalización

Por Alicia Reyes Sarmiento

1 jul 2022

Ferias |ENTREVISTA

Pilar Vera en la Presentación (Imagen de Matteo Rovella Pictures por cortesía de SIMOF Madrid)

Como ya veníamos anunciando desde FashionUnited, este pasado fin de semana ha aterrizado en la capital española la primera edición de SIMOF Madrid, un evento que ha quedado inaugurado con la asistencia de unas 1.600 personas a los 10 desfiles de moda e inspiración flamenca que se han ofrecido durante estas jornadas de la mano de un total de 28 firmas andaluzas.

La organización califica la cita de exitosa pues según Raquel Revuelta, organizadora del emergente SIMOF Madrid y fundadora del ya asentado en Sevilla Salón Internacional de la Moda Flamenca (SIMOF), “se han establecido unas bases muy sólidas para futuras ediciones”, ya que se han cumplido los objetivos planteados, entre los que destacaba “abrir mercado fuera de nuestras fronteras” una internacionalización del flamenco que tras el interés despertado por este evento ve “futuro en Madrid”, según adelantan en un comunicado.

Aún así, y a pesar de que en muchos de los desfiles colgaron el cartel de “sold out”, estas cifras aún distan mucho de las que consiguieron en Sevilla con la pasada edición de SIMOF con más de 50.000 asistentes y la exhibición de un total de 1.700 trajes.

Diseño de Teressa Ninú (Imagen de Matteo Rovella Pictures por cortesía de SIMOF Madrid)

Desde FashionUnited hemos podido hablar con la diseñadora Pilar Vera, para conocer su perspectiva tanto sobre la promoción de la artesanía y moda andaluzas, como en lo que a la recuperación del sector se refiere, pues lleva más de 40 años dedicada a la moda flamenca y es pionera en la exportación de indumentaria flamenca, habiendo abierto mercado en varios países colaborando así en la difusión de la moda flamenca. Un bagaje que la ha hecho merecedora del reconocimiento al Mérito Empresarial que concede el gobierno andaluz el Día de Andalucía.

Además de tener su propia firma homónima, de moda flamenca y nupcial, es la presidenta de la Asociación Mof&Art, de diseñadores y artesanos de moda flamenca, que fue creada en 2006 y por la que desde entonces han pasado muchas firmas.

Actualmente se compone de un total de dieciséis marcas que abarcan todas las artesanías de la moda flamenca desde las castañuelas a los vestidos, pasando por los mantones y otros complementos, todos fabricados a mano.

Su objetivo principal es el de preservar la artesanía y moda andaluza, una tarea que debido a la pandemia no ha sido fácil pues, según cuenta Pilar Vera, la cancelación de eventos ha obligado a muchos de los empleados del sector a buscar refugio en otros mercados.

De cero a cien de improvisto

La vuelta de estos festejos con la paulatina retirada de las restricciones ha impulsado la recuperación del sector de la moda flamenca y “el mercado a pasado de cero a estar a tope e incluso a no poder llegar a producir lo que se nos pedía porque nos ha pillado un poquito de sorpresa”, confiesa Vera. Y es que según explica, no se atrevían a hacer grandes inversiones en tejidos por miedo a que no se vendieran, “teniendo en cuenta los pocos fondos con los que contábamos tras el parón a causa de la pandemia”.

Esto también ha ocurrido a los propios proveedores de tejido, que tampoco se han atrevido a hacer una previsión grande, por lo que cuando ha llegado el momento, tampoco se han podido conseguir estos materiales de un día para otro.

Pero contra todo pronóstico, aunque siguiendo con la tendencia que estamos experimentando de manera transversal en el mundo de la moda, la vuelta de ferias y romerías, en combinación con las ganas de disfrutar en compañía y vernos bien ha derivado en la simbiosis entre una mayor inversión y la “entrega absoluta a nuestra ropa y la gente ha querido vestirse de flamenca hasta última hora. El cliente habitual ha vuelto, pero también hemos recibido a un cliente nuevo”.

Potencial comercial del evento

Aunque el evento ha ofrecido un showroom en el que los diseñadores han compartido con los asistentes sus diseños, las firmas no han sacado su máxima rentabilidad al evento, no solo porque debían adaptarse a la infraestructura de los salones del hotel, sino porque aún así desplazar toda su colección a Madrid resulta muy costoso.

Pilar compara esta edición con la primera de SIMOF Sevilla que se celebró en el Hotel Alcora, con un formato similar al de este primer evento en Madrid, “los comienzos no son fáciles”, pero coincide con Revuelta en que la cita “se va a alargar en el tiempo”.

La diseñadora detalla que “mucha gente ha acudido a modo de exhibición”, para ver, pues “tampoco es la fecha idónea” y es que fuera de las fronteras de Andalucía la feria más popular es la de abril, en Sevilla, “entonces ahora que la feria de este año ha pasado, muchos clientes no tienen compras previstas”. Es por ello que “la idea que se ha barajado allí tanto con los participantes de la Junta de Andalucía en Madrid y otros políticos asistentes, es que SIMOF Madrid se cambie de fecha para hacerlo en un momento de la temporada que sea verdaderamente productivo para nosotros”, “lo ideal sería hacerlo casi inmediatamente después de SIMOF Sevilla para que ofrezca cierta continuidad”. Un tema que se estudiará durante estos meses que quedan hasta SIMOF 2023 tradicionalmente en febrero.

Internacionalización de la moda flamenca

“Esta artesanía tiene su origen en Andalucía y nadie mejor que nosotros sabe cómo trabajar estas técnicas artesanales, por lo que si queremos algo auténtico, tiene que partir de aquí. No obstante, todo aquel que se sienta inspirado por nuestra moda, tiene derecho a crear”, expresa Pilar Vera cuando se le pregunta por si esta mudanza a Madrid afectará al “made in Andalucía”.

Y es que aunque se trate de un traje regional, la moda flamenca está internacionalizada, incluso en muchas ocasiones, no por parte de los artesanos andaluces sino por los diseñadores extranjeros que se han inspirado en esta tradición para sus figuras. El ejemplo más reciente de esto es sin duda alguna la presentación de la Colección Crucero de Dior hace unas semanas en la Plaza de España de Sevilla, una propuesta de marcada inspiración flamenca. “Esto es moda” concluye la diseñadora.

Diseño de Mari Carmen Cruz (Imagen de Patricia Quin fotografía por cortesía de SIMOF Madrid)
MADRID
MODA FLAMENCA
PILAR VERA
SIMOF