La industria textil marroquí se centra en las prendas vaqueras y en la innovación para sobrevivir a la competencia

Marruecos es un país productor de recurso para España y Francia. Y este hecho se ha constatado, una vez más, en la feria Maroc in Mode – Maroc Sourcing. Alrededor de las tres cuartas partes (3.700 millones de euros), o quizás incluso más, de las exportaciones de la industria textil marroquí se destinan a estos países. Además, según hemos visto en la feria Maroc in Mode – Maroc Sourcing, celebrada en Marrakech, la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha creado nuevas oportunidades para la industria textil en Marruecos pero, ¿Qué hace el país para aprovechar esas oportunidades? Entre otras cosas, las prendas vaqueras y la innovación son una parte importante de la estrategia.

Es innegable que están sucediendo muchas cosas en Marruecos, ha quedado demostrado durante los dos días que ha durado la feria. Marruecos siempre ha sido un país que ha destacado como intermediario dentro de la industria de la confección. El país no tiene acceso directo a las materias primas y no hay muchas empresas que se centren en el acabado de prendas, lo que significa que en Marruecos todavía no está presente en toda la cadena de producción. Ahí es donde precisamente está una de las oportunidades para el país, según comentó Giovanni Beatrice, de Forward in Fashion, en la charla celebrada del jueves en Maroc in Mode. ¿Por qué no ofrecer un “producto terminado”? Ésta es una de las preguntas recurrentes. Beatrice tiene razón cuando al afirmar que ésta puede ser una nueva vía para las empresas del país.“No vamos a superar a Bangladesh en precio por lo tanto, debemos tener algo más para atraer a los compradores”. No solo se trata de “productos terminados”, pero es un buen comienzo.

La industria textil marroquí se centra en las prendas vaqueras y en la innovación para sobrevivir a la competencia

Cómo Marruecos está comprometido con la denim y la innovación textil en clientes conflictivos Países del norte de Europa

Convertirse en un proveedor único es, entre otras cosas, algo en lo que tiene que implicarse el gobierno marroquí. Durante la feria se celebró una conferencia de prensa en la que Amith (Association Marocaine des Industries des Textiles et de l'Habillement) firmó dos convenios con la Union des Industries Textiles y la Asociación Francesa de Industrias de la Moda y la Confección. Esta asociación estratégica debería permitir cooperar más estrechamente a Francia y Marruecos, permitiendo a los dos países colaborar en la producción sostenible y la innovación. Gracias a los acuerdos y a los 70.000 empleos creados, dice Fatima Alaoui de Amith, se invertirán un total de 500 millones de euros en los próximos años. La cooperación también debe garantizar que acudan más marcas y empresas francesas en Maroc in Mode y, a la par, que se acudan más empresas marroquíes a las ferias francesas. Alaoui dice que la estrategia se centra específicamente en la innovación y en el sector industria de las prendas vaqueras.

La industria textil marroquí se centra en las prendas vaqueras y en la innovación para sobrevivir a la competencia

En la feria comprobamos que algunas empresas ya están trabajando en sostenibilidad. Al recorrer los diferentes stands, uno se da cuenta de que la mayoría de ellas pertenecen al sector de prendas vaqueras. Por ejemplo, Ecolo Rentel International ha hecho conseguido lavar prendas vaqueras utilizando menos agua y menos energía. Adil el Hamouti, director de logística, afirma que es la primera empresa marroquí en ofrecer este tipo de lavado ecológico. “Esto es lo que el mundo quiere”, subraya El Hamouti. La empresa ya está trabajando con clientes en Dinamarca y Estados Unidos, pero el gran comercio con el norte de Europa todavía no funciona. El Hamouti espera que Marruecos, en conjunto, mejore su aportación en la industria textil. “Necesitamos un ecosistema. El mercado del norte de Europa quiere calidad y tenemos que invertir para poder cumplir sus expectativas”.

La sostenibilidad y la innovación todavía son temas relativamente nuevos en la industria textil marroquí. Esto es algo en lo que también coincide Taylan Ozgur Simsek, de Vav Technology (Turquía). “En nuestra empresa, el enfoque sostenible empezó hace unos diez años”, comenta el ingeniero de ventas de la empresa que desarrolla máquinas para un sistema de producción sostenible. “En Marruecos, empezaron hace menos de cinco años". Sin embargo en el sector de prendas vaqueras van un poco por delante. Por ejemplo, Gebi Jeans, el enfoque sostenible empezó por las prendas vaqueras pero ahora, también se ha ampliado a las camisetas. El fabricante apostó hace nueve años por utilizar materias primas orgánicas y adaptar el lavado de los productos. Pero, la mayoría de los fabricantes marroquíes, como Salsabile de Tánger, tienen un gran signo de interrogación en lo que respecta a la sostenibilidad. Los fabricantes que consideran que la sostenibilidad es sumamente importante, como Kilim Denim de Turquía, han comprobado que vale la pena seguir este camino. El año que viene, Kilim quiere fabricar toda la gama de producto de manera totalmente sostenible y ya están trabajando con G-Star y García Jeans, entre otros, asegura Cansu Mesegul.

En definitiva, la industria textil marroquí tiene una estrategia definida para atraer marcas de otros países pero, en la feria se pudimos constatar que todavía queda un largo camino por recorrer. Sin duda, tanto el apoyo del gobierno como las inversiones que se están haciendo ayudarán, pero ¿Se está produciendo la revolución lo suficientemente rápido? Esto es algo que solo se sabrá con el tiempo.

FashionUnited, fue invitado por la organización a visitar la feria Maroc in Mode, celebrada del 17 al 18 de Octubre.

Este artículo ha sido previamente publicado por Fashionunited.NL y traducido y editado por Paula V. Pinuaga.

Crédito de foto: Fashionunited

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO