• Inicio
  • Noticias
  • Ferias
  • La industria de la moda masculina italiana se recupera a medida que se desdibujan los códigos de vestimenta

La industria de la moda masculina italiana se recupera a medida que se desdibujan los códigos de vestimenta

Por Weixin Zha

24 jun 2022

Ferias

Imagen: Nick Leuze para FashionUnited

El sector de la moda masculina de Italia aún se está recuperando de su caída durante la pandemia. Con la relajación de las restricciones por el coronavirus y el aumento de las ventas, las marcas de moda buscan redefinir lo que los hombres vestirán de vuelta en la oficina y cuando se vayan de vacaciones.

Es un hecho que los hombres se toman en serio la moda cuando no les importa sudar con trajes a medida aunque las temperaturas superen los 35 grados. Se pudo ver a más de esos aficionados a la indumentaria la semana pasada en Pitti Uomo en Florencia, ya que la feria de ropa masculina registró su mejor temporada desde el estallido de la pandemia. Según estimaciones preliminares, asistieron al evento 11.000 personas, en comparación con las 8.000 de enero, cuando las restricciones de movilidad y los confinamientos aún afectaron a la industria.

“El mercado de la moda masculina se está reiniciando”

La recuperación de la industria de la moda masculina italiana comenzó el año pasado, cuando las ventas del sector aumentaron un 15,2 por ciento a 9.400 millones de euros desde los 8.200 millones de euros del año anterior, según un estudio de las asociaciones Confindustria Moda y Sistema Moda Italia.

Imagen: Liu Jo

“El mercado de la moda masculina se está reiniciando”, dijo Antonio Ricciardi durante una entrevista en Florencia el jueves. Es el director comercial de Cocama Srl, la empresa que posee la licencia de la línea masculina de la marca de moda italiana Liu Jo. La firma comenzó a vender su colección masculina al por mayor en 2020 y espera duplicar sus ingresos en este segmento de los 46 millones de euros en 2021 a unos 100 millones de euros en 2025.

“En nuestro comercio minorista, puedo ver la necesidad de que los hombres se vistan bien y vuelvan a la moda”, dijo Ricciardi. “Los hombres en este momento tienen que reinterpretar el nuevo estilo tan formal como contemporáneo”. Liu Jo propone estilos en los que el denim, pieza central de su colección, se mezcla con prendas formales, como una cazadora vaquera combinada con un pantalón chino.

El vaquero es una categoría en crecimiento en la moda masculina este año. Los minoristas italianos, desde la moda masiva hasta la de lujo, han aumentado su oferta denim en un 42 por ciento en el trimestre que engloba hasta el 21 de junio en comparación con el mismo período de 2020, según muestran los datos de la compañía de inteligencia retail Edited.

Vuelve el traje

El sentimiento optimista se hizo eco de la marca Antony Morato de las cercanías de Nápoles. “El 2021 fue un buen año para nosotros, registramos un aumento de más del 21 por ciento con respecto a 2020 y 2022 va aún mejor”, dijo el director ejecutivo Lello Cardarelli por correo electrónico. La marca aumentó las ventas en un 22,3 por ciento a 23,6 millones de euros en el primer trimestre. “Nos va aún mejor estos meses y tenemos una previsión de cerrar este año en 80 millones de euros”, añadió.

Imagen: Antony Morato

En la primera parte del año, la tendencia más fuerte para la empresa fue la “moda formal”, dijo Cardarelli. El fundador de Antony Morato cree que esto continuará durante el resto del año a medida que los clientes comiencen a asistir nuevamente a eventos y actos públicos. “Los trajes sin duda serán los más vendidos en 2022”, anticipó entonces.

La demanda de trajes ha fluctuado en los últimos años. A principios de 2020, antes de la propagación del coronavirus, las categorías de trajes y sastrería prevalecían en los minoristas italianos, dijo Krista Corrigan, analista de mercado de Edited, por correo electrónico. Un año después, la cantidad de artículos nuevos en línea disminuyó en un 37 por ciento a medida que las marcas redujeron las ofertas debido a los cierres y los eventos cancelados. La categoría se recuperó en 2022 con ventas de trajes y blazers que aumentaron un 91 por ciento desde 2020.

Comodidad y facilidad

El regreso del traje señala un deseo rejuvenecido de vestirse elegantemente; sin embargo, los hombres no quieren dejar de lado la comodidad por completo. “Aunque todavía prevalece lo casual, se está volviendo paulatinamente a lo clásico con un poco más de tejido y más abotonado”, dijo Katie Liu, socia de la sala de exhibición de ropa masculina multimarca Black Dog de Nueva York, en un panel en Pitti Uomo.

Incluso el mercado italiano, tradicionalmente venerado por su elegante estilo de vestir, se vio obligado a recurrir a la ropa “de estar por casa'' durante los cierres, dijo Corrigan. Y aún prevalece esta tendencia a la ropa cómoda: las sudaderas con capucha y los pantalones de chándal siguen experimentando un crecimiento de dos dígitos en comparación con hace dos años, según muestran los datos de Edited. Las ventas de sudaderas con capucha aumentaron un 43 por ciento en el sector retail este trimestre hasta el 21 de junio con respecto al mismo período de 2020 y los pantalones de chándal un 77 por ciento.

Imagen: Tombolini

Los hombres buscan más comodidad, dijo Jacopo Ferranti, gerente de comunicación de Tombolini Fashion Group. Actualmente, los clientes prefieren artículos de la línea de running de la empresa a los trajes clásicos; hay preferencia por tejidos elásticos, cómodos y fáciles. Tombolini presentó en Pitti Uomo su nuevo traje Zero Gravity, un conjunto compuesto por una americana y un pantalón de corte holgado que se puede lavar en la lavadora.

Longevidad verde

“La empresa tiene que ser flexible y rápida para responder a las demandas de los clientes que cambian todos los días”, explicó Ferranti la semana pasada en la feria. Tombolini también está reaccionando a la tendencia de la moda sostenible al presentar chaquetas de poliéster reciclado y cáñamo que parecen cuero.

“Hoy en día, la gente tiene mucho cuidado al comprar productos buenos y bien hechos y eventualmente gastará más”, dijo Raffaello Napoleone, director ejecutivo del organizador de la feria Pitti Imagine Srl, durante una entrevista el viernes.

El auge del mercado de reventa también es un reflejo de un comportamiento de compra más consciente, este no es sino uno de los factores que estimulan la demanda de artículos de alta calidad que se pueden vender nuevamente.

Amantes de los trajes en la 102ª Pitti Uomo de Florencia. Imagen: AKAstudio-Collective

“La moda de lujo está funcionando bien. El mercado medio va bien, pero no tiene tanto éxito como el de gama alta”, dijo Napoleone sobre el actual mercado italiano de moda masculina.

Aumento de la ropa para vacaciones

Otra categoría en auge, en lo que a moda masculina se refiere, es la ropa de playa o baño. Ha sido una ocurrencia tardía para los compradores en el pasado, pero ya no, dijo Katie Liu. A medida que la gente se pone al día con las vacaciones, los minoristas también deberían considerar artículos de moda relacionados, como un blazer para una cena después de la playa.

Dado que los viajes han vuelto "con fuerza", las ofertas de trajes de baño en los minoristas italianos han aumentado un 17 por ciento en comparación con 2020 y las ventas mayoritarias han aumentado un 72 por ciento, según muestran los datos de Edited para los tres meses hasta el 21 de junio. Cuando se detuvieron las vacaciones durante la pandemia, la categoría disminuyó un 7 por ciento en 2021.

“Ahora, está comenzando bastante bien de nuevo”, dijo Pierfrancesco Virlinzi, el fundador de la marca de trajes de baño Piersicilia. “La gente quiere ir a la playa, quiere viajar”. Él espera que el negocio vuelva a crecer, especialmente en las tiendas físicas. Sus distribuidores informaron de un comienzo anticipado de la temporada este año, ya que la gente acude en masa a los hoteles y resorts de lujo desde la Riviera francesa hasta las islas griegas, que son el principal punto de venta de la joven marca siciliana de ropa masculina. Virlinzi espera duplicar las ventas en 2022.

Imagen: Piersicilia

El futuro del sector

Aunque las ventas de ropa masculina italiana se recuperaron en 2021 de su caída durante la pandemia, todavía no han superado su máximo histórico de 10.500 millones de euros alcanzado en 2019, según muestra el estudio de las asociaciones Confindustria Moda y Sistema Moda Italia.

No obstante, el mercado de la moda masculina italiana seguirá creciendo ya que las ventas se han mantenido en gran medida en una "trayectoria ascendente", excepto por la disminución durante el año de la pandemia de 2020, según Napoleone.

“Crecerá porque no hay muchas alternativas. Europa y especialmente Estados Unidos seguirán siendo las fuerzas impulsoras de la industria de la moda masculina”, dijo. El año pasado, las exportaciones de ropa masculina italiana aumentaron a 6.600 millones de euros superando el 2018, con Alemania, Francia, el Reino Unido y los EE. UU. como principales destinos.

Será difícil alcanzar el nivel de ventas de 2019 este año debido a muchas incertidumbres, como la guerra en Ucrania, los precios de la energía en espiral, la inflación y mercados como Japón que acaban de salir de las restricciones de Covid, dijo Napoleone.

Cuando los códigos de vestimenta se han ido

Solo las prendas de punto superaron los niveles de ventas de 2019, mientras que categorías como la confección, marroquinería y camisas se quedaron atrás, según muestran datos de Confindustria y Sistema Moda. Y las ventas de corbatas entraron en declive incluso antes de la pandemia. La renuencia de los hombres a invertir en corbatas y su incesante demanda de prendas de punto cómodas y ceñidas subrayan que los hombres siguen prefiriendo la comodidad a la formalidad.

Dos años después del estallido de la pandemia, los hombres querrán lucir "bien vestidos y arreglados, pero ya no existe necesariamente una fórmula", dijo Josh Peskowitz, director de marca y consultor de ropa masculina con sede en Nápoles en Nueva York, decía Sannino Napoli, durante un panel en la feria la semana pasada.

“Los hombres han tratado de encajar, al menos en el pasado”, dijo, refiriéndose a códigos de vestimenta como el traje tradicional, pero estas reglas ya no se aplican. El nuevo mundo también puede ser un lugar aterrador: “Hay tanta libertad que los códigos se han ido”.

Este artículo fue publicado originalmente en FashionUnited.DE, y posteriormente traducido al español y editado por Alicia Reyes Sarmiento.

MENSWEAR
PITTI UOMO
PRIMAVERA/VERANO 2023
SS23