Datos récord en Techtextil: así es el futuro de la producción de moda

En las dos ferias que la semana pasada se han celebrado en Frankfurt, Techtextil y Texprocess, ha quedado demostrado que los que creían que la industria textil en Europa ya no es relevante, se equivocaban.

Un ambiente eufórico y las palabras clave

Techtextil y Texprocess no son precisamente ferias que causen gran entusiasmo entre los responsables del sector moda. No tienen nombres llamativos como los de las ferias de moda clásicas como Premium, Panorama o Neonyt. En lugar de cabinas de IC hay construcciones sobrias; en lugar de una decoración inspiradora hay muchos textos para leer; y en lugar de música ambiental hay ruidosas máquinas. Las dos ferias textiles que después de cuatro días, finalizaron el pasado 17 de mayo, expusieron exactamente lo que se esperaba. El ambiente fue eufórico, casi contagioso. Las palabras más repetidas en la feria fueron: sostenibilidad, innovación técnica y digitalización. Al final, los organizadores, con sede en Frankfurt, anunciaron que esta había sido la edición más importante e internacional de las dos ferias que se habían celebrado hasta la fecha. Visitaron las ferias 1.818 expositores de 59 países y un total de aproximadamente 47.000 visitantes profesionales de 116 países. Cabe resaltar que muchas de las empresas innovadoras eran europeas.

Datos récord en Techtextil: así es el futuro de la producción de moda

Digitalización de la cadena de procesos en red

El futuro pertenece a la digitalización y a la automatización de la producción. Los expositores presentaron máquinas de coser como si fueran vehículos de lujo y enseñaron las primeras unidades de producción automatizadas, como las de vaqueros, aunque realmente están lejos de estar totalmente automatizadas. Pfaff presentó Junto con el fabricante de robots Kuka un “Estudio de robótica para bolsillos de vaqueros”, que supone coser los bolsillos traseros sin intervención humana. También han llegado los primeros robots que pueden recoger, aspirar materiales, o reposicionarlos. Hasta ahora, esto solo había sido posible con tejidos sólidos o con piel. Dos líneas de producción de demostración de Microfactory, en colaboración con varias empresas, presentaron toda la cadena de procesos de producción digitalizada para bolsos y camisetas. Para los bolsos, los robots colocaban el material de costura directamente sobre la mesa de corte para realizar los siguientes pasos de producción y los transportaban a través de vehículos guiados por IA.

Las máquinas de tejer también desempeñan un papel importante cuando se trata de unir la digitalización, la automatización y la producción de prendas de vestir, especialmente en el sector del calzado. El especialista alemán de máquinas de tejer Stoll presentó nuevas posibilidades de punto en 3D, como por ejemplo, para la realización de la parte superior de las zapatillas deportivas. Ahora, los algoritmos calculan procesos adicionales basados en archivos de imagen simples. En el futuro, operar este tipo de máquinas requerirá cada vez menos conocimientos especializados. “La digitalización y la automatización de procesos son actualmente nuestros temas de desarrollo más importantes”, comenta Goran Sidjimovski, diseñador técnico de Stoll.

Números de récord en Techtextil: este es el futuro de la producción

Si bien la cadena de procesos de producción de prendas de vestir ha sido lineal hasta el momento, desde el diseño hasta el fabricante de telas, el taller de costura, el almacén de expedición, el proveedor y el cliente, en el futuro esto se convertirá en una red donde todas las áreas estarán vinculadas. Por ejemplo, los productos podrán ser personalizados por el cliente, pero también se trata de desarrollar procesos más automatizados, que puedan reaccionar de manera independiente a los cambios en la cadena de procesos y generar buenas soluciones, con mucha más rapidez.

Datos récord en Techtextil: así es el futuro de la producción de moda

Innovación textil y sostenibilidad

La creación de redes en toda la industria es la fuerza impulsora que se encuentra detrás de la innovación textil. Son numerosos los institutos que se han dedicado a este tema y que están trabajando específicamente para crear nuevas interfaces entre la industria de la confección y, por ejemplo, los fabricantes de productos electrónicos, cosméticos o alimenticios. Tanto es así, que uno de los ganadores de los premios “Techtextil Innovation Awards 2019”, trabaja en una cooperación de este tipo. El proyecto “Picasso”, ganador en la categoría “Sostenibilidad”, es una cooperación entre socios de proyecto portugueses para desarrollar un proceso de teñido y funcinoalidad para fabricar ropa a base de hongos y extractos de plantas y enzimas. Los socios del proyecto son el Centro de Nanotecnología y Materiales Técnicos, Funcionales e Inteligentes (CeNTI), la empresa textil Tintex y el productor de especias y hierbas Ervital, entre otros. “Hemos reunido a las empresas porque ya hemos trabajado con ellas en otras áreas de investigación”, explica Carla Silva, de CeNTI. El Instituto también reunió a empresas de cosméticos, fabricantes de productos electrónicos y textiles anteriores y presentes, por ejemplo, ropa interior con nanocápsulas, pensada para evitar la neurodermatitis, o toallas de algodón que pueden calentarse a través de dispositivos electrónicos imperceptibles.

Electrónica innovadora

No es particularmente sostenible, pero sí técnicamente fascinante: en el futuro, la integración de la luz en los tejidos será cada vez más habitual. Actualmente, la electrónica impresa o los hilos conductores eléctricos pueden integrarse en los tejidos sin ningún problema y permiten nuevas aplicaciones, que pronto llegarán al sector de la indumentaria. Las secuencias de luces en movimiento se incorporan a chaquetas, bolsas o mochilas; los discretos puntos de luz decoran la ropa interior o las cortinas: la luz añade una nueva dimensión. Amann, uno de los principales fabricantes de hilos, presentó los “Hilos inteligentes” que funcionan como sensores que conducen datos o proveedores de energía y pueden, por ejemplo, generar calor o humedad, puntos de presión y medir temperaturas. Como una antena de RFID tejida, también pueden proporcionar información sobre el uso de los productos, como por ejemplo, saber con qué frecuencia se han lavado.

Este artículo ha sido publicado originalmente en FashionUnited.de

Crédito de foto: FashionUnited

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO