• Inicio
  • Noticias
  • Ferias
  • Cómo se llevó Intermoda de una feria presencial a una híbrida

Ferias ENTREVISTA

Cómo se llevó Intermoda de una feria presencial a una híbrida

Por Christin Parcerisa

18 ene. 2021

México - Intermoda, la feria de moda considerada la más importante de América Latina, comenzará su edición número 74 el 19 de enero de 2021. Se trata de la segunda edición que realizan en un formato híbrido, en esta ocasión con el doble de asistentes que la edición pasada, llevada a cabo en el mes de septiembre de 2020.

La pandemia de Covid-19 ha empujado a que todas las industrias se reinventen e innoven en sus prácticas y servicios para adaptarse a una situación de cambio e incertidumbre. Las ferias han tenido que repensar cómo seguir llegando a sus públicos y tener impacto cuando el contacto presencial se ha limitado.

Con motivo de la nueva edición de Intermoda, conversamos en entrevista con el Lic. Mario Flores, presidente de Intermoda, sobre cómo realizaron la transformación de una feria presencial tan grande a una versión híbrida exitosa, así como las mejores prácticas que mantendrán en esta edición y de ahora en adelante.

Un arranque de año esperanzador

El Lic. comparte a FashionUnited que la feria cuenta con dos públicos, por lo que era importante abordar las necesidades de ambos en esta transformación. Por un lado, tienen a las empresas expositoras que están en el piso de exposición y por otro, los compradores que van a ver la oferta en la feria. “La feria siempre había sido presencial. Durante 36 años lo hicimos así y por la situación de la pandemia tuvimos que buscar alternativas”, explica el Lic. Flores. “Nos enfocamos a ver cómo se iba a organizar este nuevo evento con características diferentes”. El resultado fue una transformación en cuatro pilares: la presentación de las colecciones de los diseñadores, las conferencias del espacio de difusión de conocimiento, las citas de negocio y el ingreso de los asistentes al piso de exposición. “Organizamos la feria de una manera muy diferente a como veníamos haciendo el evento y la realidad es que las cosas resultaron muy bien. La feria se mantuvo sin ningún problema en tema de contagios y los expositores obtuvieron buenos resultados”.

Para Intermoda la reactivación económica de la industria es fundamental. La feria normalmente recibe alrededor de 25,000 visitantes y compradores y en septiembre este número se redujo a sólo 9,000 personas. Aunque para la edición 74 se espera duplicar esta cantidad, sigue tratándose de un año complejo para la industria. No obstante, el presidente de Intermoda se mantiene optimista. De acuerdo con el Lic. Flores, las ventas de fin de año siempre son favorables para la industria, ya que los consumidores demandan más productos que tienen que ver con moda, calzado y accesorios, por lo que la derrama económica para el sector aumenta.

El Licenciado considera que las ventas de fin de año se verán reflejadas en una baja en los inventarios de las empresas productoras y en los puntos de venta. Esta baja en los productos tendrá un impulso este mes de enero en la demanda en el sector porque las superficies de venta tendrán la necesidad de surtirse con productos para la nueva temporada. “Aunque el arranque del año verá mejores condiciones, aún así no será como en otros años porque la economía está en una situación difícil, pero nuestro sector se ve favorecido por estas circunstancias.”

Al respecto, el ejecutivo acentúa la importancia que el comercio electrónico ha tenido para la industria. A pesar de las restricciones en el aforo a las tiendas, boutiques y grandes almacenes, las personas se han acostumbrado a comprar en línea. “Hay muchas personas que están comprando a través de las diferentes plataformas digitales, ya sean tiendas propias o marketplaces, y eso ayuda al consumo porque estas plataformas comerciales tienen que surtirse de productos”.

¿Qué esperar para Intermoda 74?

Tal como se realizó en el evento de septiembre, en esta edición se mantendrán las cuatro principales áreas de transformación que llevaron a Intermoda de un evento físico a uno híbrido.

En la edición anterior, el Lic. Flores explicó que los desfiles de moda, que son momentos insignia en el evento, no se pudieron llevar a cabo porque requieren una alta concentración de personas en lugares reducidos. “Esa área la transformamos y hasta le cambiamos el nombre. Ahora se llama Fashion Space. La presentación de las colecciones se realizó en video a través de pantallas en el área designada y también se transmitió en streaming en los medios digitales. En el área también hicimos una modificación de presentar las colecciones con maniquís en lugar de modelos”, explicó el Lic. Flores.

El uso de la tecnología nos permite tener alcances que anteriormente hubiera sido lograr

Mario Flores, presidente de Intermoda

La zona de difusión de conocimiento, que es una de las más buscadas durante la feria, también tuvo modificaciones. En ediciones anteriores las conferencias se realizaban en salones con entre 400 y 500 asistentes. La nueva manera de dar estas pláticas es en el piso de exposición, en una zona abierta con asistencia restringida para guardar la sana distancia. “Tuvimos ponentes que presentaron su conferencia presencialmente y otros de manera digital’’, explicó el directivo. “En el área de conocimiento, esta nueva forma nos permite traer ponentes de todas partes del mundo que pueden asistir a través de medios digitales, si es que no los podemos tener de manera presencial. Además, nos permite transmitir estas conferencias hacia el exterior con alcances impresionantes”.

La transformación que el Presidente de Intermoda considera es la más importante es la de las citas de negocio híbridas: “No tenemos conocimiento de que haya otro evento que realice las citas de negocio como nosotros las llevamos a cabo en Intermoda. A diferencia de otras ferias, lo que realizan en Intermoda es poner cámaras y monitores en los espacios de citas de negocio en el piso de exposición, por lo que los expositores pueden mostrar sus productos en vivo durante las videoconferencias, en lugar de tener un catálogo digital con fotografías. “En nuestro caso, la persona compradora no ve fotos, sino la prenda. Y, aunque no la puede tocar, sí puede ver todos los detalles, como la textura, la tela y la caída de la prenda. O bien, puede pedirle al expositor que haga un acercamiento o que le dé la vuelta. Es casi presencial y nos dio muy buenos resultados”.

Finalmente, el directivo resaltó los cambios que hicieron para cuidar el ingreso de los asistentes. Compartió que la edición pasada casi el 80 por de los asistentes llegó con su gafete ya impreso, con lo que evitaron las filas en los registros y hubo el menor contacto posible. “La feria también cuenta con sistemas digitales que miden la cantidad de personas que pueden entrar para controlar el aforo. Se diseñaron plataformas para visualizar el número de personas en la feria en pantallas que indican si aún pueden entrar más personas, si ya están llegando al límite y si ya es momento de cerrar el ingreso a más personas”.

Estas medidas llegaron para quedarse y para esta edición de enero se mantendrán y se reforzarán para conservar los más altos protocolos de seguridad y sanidad, al tiempo que la industria trabaja por su reactivación económica.

Fotos: cortesía Intermoda