Marypaz entra en concurso poniendo en peligro 1.000 puestos de trabajo

Madrid- La cadena de zapaterías sevillana Marypaz acaba de entrar en concurso de acreedores de la mano de su principal accionista, el fondo de inversiones Black Toro Capital (BTC). Que habría solicitado la entrada en concurso de la compañía tras no alcanzar un acuerdo para reestructurar su deuda, y ante la imposibilidad de haber logrado las inversiones necesarias por valor de 15 millones de euros para continuar con su labor empresarial y llevar a cabo su plan de expansión.

Con una historia a sus espaldas de más de 47 años de existencia, Marypaz cuenta actualmente con una plantilla superior a los 1.000 empleados, y con una red comercial formada por más de 200 puntos de venta distribuidos por todo el país, así como con cerca de 20 tiendas ubicadas en Portugal, Francia, Malta, Marruecos y Túnez. Establecimientos con los que durante su pasado ejercicio fiscal logró generar unas ventas por valor de 98,8 millones de euros. Cifra con la que lograba disparar sus ingresos un 16 por ciento respecto del año anterior, con un 26 por ciento proveniente de las ventas en el canal online.

Unos buenos aparentes buenos resultados que sin embargo no han impedido que la compañía entre nuevamente en concurso de acreedores, precisamente cuando se cumplen 3 años de aquel concurso de 2016 que permitió la entrada en su capital de Black Toro. Que se hacía con el 60 por ciento de la compañía tras desembolsar cerca de 30 millones de euros, con el objetivo de sanearla e impulsar su internacionalización. Labor en la que se encontraba durante los últimos meses inmersa, apostando por afianzar su crecimiento a través de la apertura de 350 nuevos establecimientos y ultimando su llegada a los mercados de Italia y México.

Black Toro Capital abandona el sector retail

Tal y como anunciábamos a principios del mes de septiembre desde FashionUnited, BTC parece más que decidido a abandonar todos sus lazos con el sector del retail. Un área en la que el fondo de inversiones parece que entró muy decidido, y en la que sin embargo no ha llegado a generar todos los beneficios que esperaba. Viéndose obligado a finales del mes de agosto a llevar a concurso a su otra gran apuesta dentro del sector: la firma de moda Amichi.

Entonces BTC apuntaba al sector bancario como causante de la imposibilidad de poder refinanciar la deuda de la compañía. Una actitud con la que el fondo se daba cuenta del nulo interés de la banca española por apostar por el sector retail, al que considera “sector en crisis”, y que aparentemente provocaba que el fondo se decidiera a abandonar a marchas forzadas todas sus inversiones en el área del retail. Era entonces cuando comenzaban a saltar los primeros rumores de la posible venta de su participación del 60 por ciento de Marypaz a un grupo inversor extranjero, con el australiano Macquarie como centro de unas negociaciones que algunos medios se precipitaron a calificar de “definitivas”. Negociaciones que sin embargo no han podido fructificar, y que finalmente han desembocado en la solicitud del concurso de acreedores para la cadena de zapaterías.

Según el medio el Confidencial, responsable de adelantar la noticia, y citando fuentes cercanas al procedimiento, la deuda de Marypaz quedaría repartida en 10 millones para la banca acreedora, 2 millones para proveedores, y 1 millón de euros en concepto de alquileres.

Photo Credits: Marypaz, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO