Amichi entra en concurso de acreedores

Madrid- La conocida firma española Amichi, propiedad del fondo de inversiones Black Toro Capital (BTC), se ha declarado en concurso de acreedores acumulando una deuda de cerca de 27,5 millones de euros.

El fondo de inversiones no habría encontrado otra solución tras la negativa del sector financiero a refinanciar la deuda de la firma textil. Actitud que sería el resultado de la creciente incertidumbre que la banca comienza a percibir en el sector del retail y de la industria textil. Que el pasado mes de junio experimentaba su mayor caída de ingresos desde el año 2012, con una baja de un -11,1 por ciento en su volumen de negocio según el Índice de Cifra de Negocios Empresarial (ICNE) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Posible venta a un grupo extranjero

A pesar de solicitar el inicio del concurso de acreedores, iniciado hace algo menos de un mes por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, desde Black Toro continúan con la esperanza de llegar a encontrar una solución que garantice la supervivencia de la firma. Para lo que ya estarían en conversaciones con diferentes grupos e inversores extranjeros.

“Rescatar una empresa es una lucha continua. Se ha intentado todo, pero no tenemos el apoyo de los bancos, que no han querido refinanciar”, señalaban fuentes cercanas a BTC al medio El Confidencial. A la vez que apuntaban como la causante de la situación a la que se ha visto obligada la firma, a un cambio en la normativa bancaria que obliga a las entidades a provisionar los créditos de los sectores en crisis, entre los que ya situarían al del retail. “Han tenido que provisionar los créditos a empresas de este sector y han bloqueado refinanciaciones y nuevas líneas, lo que ha hecho que se comprometa nuestro circulante y lleguemos a este punto de crisis”.

El fondo catalán, dirigido por Ramón Betolaza, se hizo con el 100 por cien de la conocida firma madrileña en septiembre de 2017 por 15 millones de euros. Convencido de su potencial, y del valor que las más de tres décadas de historia de la firma aportarían a su crecimiento.

Tras su entrada y la refinanciación de los cerca de 8,8 millones de deuda que arrastraba la compañía, BTC inyectó más de cinco millones de euros y puso en marcha un ambicioso plan de expansión. Que pasaba por abrir cerca de 80 tiendas en 24 meses, que le servirían para ampliar su base comercial en España. Con la mirada puesta en llegar a la escena internacional y lograr duplicar las ventas, con la esperanza de devolver la empresa a un beneficio positivo en el medio plazo.

Exposición en el sector retail

Pero Amichi no es ni mucho menos la única firma del sector retail a la que ha dedicado parte de sus inversiones BTC. Que adquirió la firma de moda masculina Forecast a través de Amichi en mayo de 2018. Y que salía en rescate de Trucco la pasada primavera, haciéndose con la firma como resultado de su propio concurso de acreedores, ya en fase de liquidación.

Inversiones que se sumaban a la realizada en 2017 con la entrada de el fondo en la cadena de zapaterías Marypaz. Y que parecían ir dirigidas a la construcción de todo un auténtico “pool” de empresas vinculadas al sector de la moda mediante la adquisición de compañías en serias dificultades económicas, pero que finalmente BTC no ha logrado, o querido, materializar. Todo ello en torno a un sector, el del retail, del que más bien el fondo podría estar pensando en alejarse. Como confirmarían los últimos rumores sobre su posible salida de MaryPaz, en la que ha inyectado más de treinta millones de euros. Y tras comprobar con Amichi el poco apoyo financiero que por parte de los bancos estaría destinado a recibir el sector retail en España a lo lardo de los próximos años.

Photo Credits: Amichi, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO