LVMH presenta una oferta de 14,5 mil millones para hacerse con Tiffany

Madrid- El holding internacional de origen francés LVMH, especializado en el sector de las marcas y productos de lujo, habría realiza una oferta formal para hacerse con la célebre cadena de joyerías estadounidense Tiffany&Co. Un movimiento con el que el gigante francés capitaneado por Bernard Arnault buscaría consolidar su presencia en los Estados Unidos, al tiempo que completar su ya de por si extenso portafolio de firmas de joyería, sumando el nombre de Tiffany al de sus marcas Chaumet, Hublot, Tag Heuer o Bvlgari. Lo que le permitiría aumentar la presión contra algunos de sus competidores directos como el grupo Kering, propietario de Boucheron o Pomellato, y principalmente frente a la suiza Compagnie Financière Richemont, dueña de Van Cleef & Arpels y de Cartier. Según el estudio publicado hace apenas una semana por la consultora Luxury&Premium, la segunda firma de lujo más valiosa del mundo por detrás de Porsche.

La oferta realizada por LVMH para hacerse con Tiffany, se la habría hecho llegar a la compañía estadounidense con sede en Nueva York a principios de este mismo mes de octubre. Así lo desvelan diferentes medios económicos como el estadounidense Bloomberg. Que citando a personas cercanas a la operación, situaba el valor de la oferta en 14,5 mil millones de dólares. Cifra que superaría con creces los 7 mil millones de dólares que en 2017 el grupo desembolsó para hacerse con la participación restante de Christian Dior, y que convertiría a la operación en la mayor compra jamás realizada por LVMH. Algo que sin embargo el Financial Times adelantaba que será difícil que finalmente ocurra con esta primera oferta, que anunciaba, citando fuentes cercanas a la operación, que será rechazada considerada de “infravalorada”.

“Tiffany podría resultar una opción interesante para LVMH, que todavía no tiene mucha presencia en el sector de la joyería”, indicaba a Bloomberg la analista Deborah Aitken. Mientras que Rogerio Fujimori, analista de RBC Capital Markets, indicaba al mismo medio que “Tiffany’s se convertiría en una compañía mejor y un competidor más fuerte bajo el paraguas de LVMH”.

Apuesta por el mercado estadounidense

De finalmente llegar a buen término la operación, supondría la principal adquisición de Arnault para LVMH desde la compra de la cadena hotelera Belmond a finales de 2018. Y se produciría en un momento en el que el grupo francés se encuentra completamente volcado en afianzar su presencia en los Estados Unidos, su principal mercado. Al tiempo que lograría hacerse con una firma icónica de reconocido prestigio, sin duda en gran medida gracias a Audrey Hepburn y su interpretación de Holly Golightly en la adaptación al cine de la novela de Truman Capote “Desayuno con diamantes”.

Con esa misma finalidad, y con las intenciones de adelantarse a cualquier incipiente guerra comercial entre Estados Unidos y Europa, Arnault ponía en funcionamiento hace apenas una semana unos nuevos talleres en Texas de Louis Vuitton, firma enseña del grupo. Una polémica inauguración a la que asistió el mismísimo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en una asociación que levantó críticas no ya únicamente en las redes sociales o entre activistas “anti-trump” como Shannon Coulter, impulsora del movimiento “grabyourwallet”, sino en creativos como el propio Nicolas Ghesquière, a la postre director creativo de la propia Louis Vuitton. Quien no dudaba en expresar su malestar ante la relación entre Trump y el grupo LVMH, del que él mismo forma parte, con un breve mensaje en su cuenta oficial de Instagram: “De pie contra cualquier acción política. Soy un diseñador de moda que rechaza esta asociación”, indicaba el propio Ghesquière, junto a los hashtags “trumpisajoke” y “homophobia”.

Revalorización en bolsa

Desde el pasado 18 de octubre, momento en el que comenzaron a surgir los primeros rumores sobre la operación, Tiffany ha visto como el valor de sus títulos en la bolsa de Nueva York se disparaba hasta un 11,36 por ciento, pasando de los 88,49 dólares por acción, a los 98,55 dólares. Muy lejos sin embargo del máximo de 117,92 que lograba alcanzar a comienzos de noviembre de 2018.

Por su parte LVMH hacía públicos sus resultados financieros respecto del tercer trimestre a mediados de este mes de octubre. Periodo durante el que la compañía lograba aumentar un 16 por ciento sus ingresos respecto del año anterior, hasta los 38.400 millones de euros. Mientras tanto en bolsa, la compañía ha visto como su valor se ha disparado un 48,15 por ciento, pasando de los 261,95 euros por acción, hasta los 388,10 a los que sus títulos se encuentran cotizando en estos momentos.

Photo Credits: Tiffany&Co., Facebook

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO