Inditex no toca techo: dispara su beneficio un 12 por ciento gracias a la omnicanalidad

Madrid – La compañía española Inditex, considerada el principal grupo textil del mundo, acaba de hacer públicos sus resultados respecto del tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal. Periodo durante el que la compañía ha continuado aumentado sus ventas, acumulando hasta la fecha un crecimiento del 7,5 por ciento durante estos primeros nueve meses de su ejercicio de 2019. Un considerable aumento que sitúa el volumen de sus ventas en los 19.820 millones de euros, frente a los 18.437 millones obtenidos durante el mismo periodo de 2018.

Entre las claves que desde la compañía señalan como responsables del buen comportamiento del grupo, están la buena recepción que están recibiendo sus colecciones, la buena gestión de su inventario, la coordinación de todas sus unidades de negocio y los buenos resultados de sus estrategias en omnicanalidad. Una medida esta última que se ha convertido en una de las principales apuestas del grupo para afianzar el crecimiento de sus marcas, gracias a medidas como la puesta en marcha de experiencias de compra únicas dirigidas hacia el cliente, a través de herramientas tecnológicas que permiten una plena integración comercial. O la apuesta por optimizar su superficie comercial, apostando para ello por espacios ubicados en las principales arterias comerciales, “de la máxima calidad, más grandes y más integrados”.

En palabras de Pablo Isla, presidente de Inditex, el éxito de la compañía radica en “la solidez del crecimiento del modelo integrado de tiendas y online”. Un sistema que ha venido "sostenido en el tiempo gracias a una constante selección de la mejor calidad en emplazamientos, espacios, productos y servicios, a través de las inversiones necesarias en tecnología y sostenibilidad”.

Toda una serie de estrategias que le han permitido al grupo incrementar su margen bruto un 8 por ciento y su Ebitda un 45 por ciento, hasta los 5.702 millones de euros. Logrando con todo ello un aumento de su beneficio neto de un 12 por ciento, hasta los 2.720 millones de euros. Valores que llevan a la dirección a estimar que las ventas comparables del grupo para todo el ejercicio terminarán con un crecimiento de entre el 4 y el 6 por ciento.

Continua apuesta por la omnicanalidad

A lo largo de estos últimos 9 meses del año, la compañía española ha continuado focalizando todos sus esfuerzos sobre esos mismos pilares que están impulsando su crecimiento.

Así, entre los aspectos más destacados acaecidos durante este periodo, se señala el continuo ritmo de expansión de su plataforma de integración de tiendas y online, canal en el que todas las cadenas del grupo disponen ya de su tienda global con la que sirven a más de 200 mercados. Al mismo tiempo, se han seguido abriendo, ampliando o renovando los espacios que conforman la red de tiendas de todas sus marcas, medidas que han llevado a Inditex a cerrar este trimestre con 66 tiendas más que el anterior, alcanzado el número de las 7.486 tiendas. Destacándose entre ellas las aperturas y reinauguraciones de importantes establecimientos como las flagship store de Zara en Preciados (Madrid) o el Paseo de Gracia (Barcelona), las de Uterqüe en Kuait y México o la del Bershka de la Rue Neuve de Bruselas; y a las que se sumaban las acontecidas en destacados centros comerciales como el IFC Mall de Hong Kong, el Salaris de Moscú o el City Centre Almaza de El Cairo.

Más sostenibilidad y un mejor aprovechamiento de la energía y las materias primas

La sostenibilidad, como no podía ser de otra manera, también se ha convertido en otro de los campos sobre los que el grupo ha buscado introducir importantes avances.

Bajo este principio, todas las diferentes marcas de Inditex han continuado introduciendo la etiqueta “Join Life”. Lema que engloba a todas aquellas prendas confeccionadas a partir de materias primas y procesos de producción sostenibles, y entre las que encontramos colecciones como la lanzada hace apenas unos días por Zara; la primera de la cadena fabricada a partir de poliéster reciclado obtenido de plásticos recuperados de entornos naturales. En esa línea, la compañía espera comercializar bajo esta categoría hasta el 20 por ciento de las prendas de Zara durante este ejercicio, y elevarlo hasta el 25 por ciento durante 2020.

Una medida que, junto a la continua apuesta del grupo por la utilización de energías renovables, se sumará a todas las iniciativas en materia de sostenibilidad que está desarrollando Inditex. Con el objetivo, según señalaba el propio Isla durante su participación en el New Economy Forum de Pekín, “contribuir a un mundo más sostenible a través del uso eficiente de los recursos en toda nuestra cadena de valor, principalmente de las materias primas y de la energía”.

Photo Credits: Cortesía de Inditex.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO